Redaccion
Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.

El tablero parece disponerse como lo estaba en 2003: ya se pusieron en movimiento las masas de El Alto, los campesinos y ahora entran en escena las organizaciones obreras. Son los mismos actores que enfrentaron la represión, derrotaron a las tropas y echaron al gobierno de Sánchez de Lozada. Como si los años de estabilidad del gobierno del MAS y su mediación reformista no hubieran existido, la lucha de clases se pone en movimiento de nuevo con los mismos enemigos enfrentados.


En su llamado público de hoy, la COB llamó a una huelga general por tiempo indefinido y a movilizarse a La Paz. No es poco: cada vez que los mineros de la COB entraron en escena – en general, abriéndose paso a dinamitazos- definieron la lucha de clases a favor de las masas. La actitud titubeante de su dirección, no obstante, es evidente. Esperaron días a que se estabilizara la situación para luego lanzar el ultimátum. Más aún, ya tienen un largo historial de traiciones y es probable que lo vuelvan a hacer.

Como ha quedado claramente expresado, es cada vez más apremiante rechazar la renuncia y exilio de Evo Morales. Esa es por el momento la única manera de echar a los golpistas de los puestos de mando del Estado. El desborde de los propios límites del MAS podría estar en marcha pero hay sólo una manera de que se desarrolle: hay que derrotar el golpe.

Mirá también:  Bolivia: Las masas de El Alto se insurreccionan contra el golpe

A pesar de las derrotas y las traiciones de su dirección, los mineros tienen una larga tradición revolucionaria. En 1952 derrotaron al ejército de la dictadura militar y obligaron a las tropas a desfilar en ropa interior frente a las masas triunfantes de la ciudad.

Su principal obstáculo es la traicionera dirección de la COB, que los ha entregado una y otra vez a sus enemigos.

Los obreros y campesinos bolivianos ya aplastaron en la calle dictaduras militares y humillaron a sus tropas. Pueden vencer de nuevo. ¡Abajo los golpistas!

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre