Más de dos millones de personas coparon las calles y las plazas del país contra el ataque de Milei a las Universidades, en la jornada histórica más importante contra el gobierno de extrema derecha en escasos 4 meses de gobierno.
Actualizamos con este informe editado los últimos desarrollos de la coyuntura política argentina.
Termina un mes con fuerte presencia en las calles, de la vanguardia amplia el 8M y de masas el 24M
El cachetazo recibido en el Senado ha colocado una sombra de crisis que acompaña al gobierno y empina la cuesta política que significan marzo y abril, dos meses que ya se anunciaban complejos en materia económica y social.
En esta carrera compiten la brutalidad del plan guerra de Milei contra los trabajadores, y la experiencia de sectores de masas acicateados cotidianamente por los ataques, entre quienes ya se ha alzado y se consolida una vanguardia de masas dispuesta responder al enemigo a la altura de las circunstancias como quedó demostrado el 8M pasado.
Estamos en una realidad marcada por contrastes feroces, por lo cual la idea de totalidad no es tan sencilla.
Al momento que escribimos esta nota comienza a subir la temperatura política de cara al viernes 1 de marzo, día en que se realizará la apertura de sesiones ordinarias del Congreso con un discurso de Milei cercano a las 20 horas que, se descarta, estará plagado de provocaciones hacia el movimiento de masas y los trabajadores, y que relanzará la agenda política con una serie de iniciativas.
Una dinámica de ajuste que preanuncia el choque social.
La coyuntura nacional está dominada por la incertidumbre.
24E: apuntes sobre una jornada histórica.