Nueva presencialidad

Vuelta a clases en La Pampa con ajuste y precarización

El pasado lunes 8 de febrero se dio la vuelta a clases a fin de terminar con el ciclo lectivo 2020 y se empezó a dislumbrar la tónica de la nueva normalidad en las escuelas: ajuste en educación y precarización del trabajo docente.



Trotta educación

Hay que partir de que la necesidad de la vuelta a clases es real. Dada la disparidad de situaciones sociales, económicas, etc., la presencialidad surge como un elemento imprescindible para poder garantizar el derecho a la educación de millones de chicos. De esto depende que el sistema educativo sea capaz de garantizar los procesos de enseñanza aprendizaje necesarios y el papel como herramienta de socialización que juega la escuela en la infancia y adolescencia.

Asimismo, la escuela suple la necesidad de los padres de tener un lugar donde dejar a sus hijos para asistir a sus lugares de trabajo. Pero esta necesidad choca con las paupérrimas condiciones del sistema educativo, tanto en materia de infraestructura como en lo respectivo al salario docente y las condiciones de trabajo.

En ese marco, el gobierno de Sergio Ziliotto, alineado con el Frente de Todos, se juega a dar comienzo a las clases sin cambiar absolutamente nada en las escuelas y las condiciones de los trabajadores.

El año que paso dejo una crisis en social y educativa sin paragones, que tuvo como consecuencia números récord de  deserción así como un significativo aumento de la brecha educativa entre quienes tienen más recursos y quiénes no.  Situación que fue propiciada por el gobierno, que no garantizo los medios de conectividad a los alumnos y docentes que así lo requerían, dejando a su suerte el desarrollo del año escolar.

A esto debemos sumarle por un lado, el deterioro salarial, que en la provincia quedo un 12% por detrás de la inflación, y por otro, la precarización que supuso la virtualidad. El año que comenzamos a transitar lejos está de ser diferente, al contrario.

Mirá también:  El gobierno y  la CGT unidos contra los trabajadores

En primer lugar, en vez de volcar recursos a educación, el 2021 comenzó con más ajuste. La primera decisión que emano del ministro de educación Pablo Maccione fue el cierre de escuelas hogar en el interior de la provincia, como es el caso de la Escuela Hogar Nº 23 de Colonia San José, lo cual fue acompañado con el cierre de cursos en la ciudad de Santa Rosa.

Esta situación no hace más que abonar al hacinamiento en las escuelas y una situación de mayor propagación del virus entre trabajadores y alumnos.

Por otro lado está la situación de los trabajadores de la educación. El gobernador ya anuncio que es imposible recuperar el 12% perdido del año pasado y apelo al esfuerzo de los docentes. A su vez, ya se anunció que este año se van a titularizar solo cargos de nivel secundario y nada más (titularización que no pudo llevarse adelante porque colapsó el sistema), abonando a la precarización de una buena parte de los docentes. UTELPa (Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa) ante esto no hizo más que brillar por su ausencia, solo atino a pedir dialogo.

Por último, cabe señalar que no solo no se avanzó absolutamente nada en facilitar la conectividad de docentes y alumnos, sino que ya se tiene ideado un año lectivo bimodal donde los cursos serian divididos para turnarse la presencialidad.

El problema surge porque el 28 de Febrero caen todas las suplencias que surgieron por la pandemia (grupos de riesgo, familiar a cargo, etc.),con lo cual el doble trabajo de preparar las clases de forma virtual y presencial recaería sobre la misma planta docente, duplicando las tareas por el mismo sueldo que no va a recuperar el 12% perdido.

Mirá también:  Con la ocupación del Conicet conquistamos el aumento

Frente a esta situación, UTELPa, siguiendo la línea nacional de CTERA, se juega a que los docentes no se organicen, las asambleas en las escuelas son inexistentes, y escapan de cualquier cosa parecida a una movilización. Alineados con el gobierno, se oponían a la vuelta de clases cuando este así lo dictaba y se juegan a la vuela, sin ningún cuestionamiento de las condiciones, ahora que así lo quiere Ziliotto.

Siendo los voceros del gobierno entre los trabajadores, solo hacen charlas por Zoom, Videoconferencias con el Ministro de Salud, pero lejos están de ser representantes de la voluntad de los docentes.

La solución no va a venir de la mano de Sergio Ziliotto y Alberto Fernandez, más preocupados por rendir cuentas con el FMI, amigarse con la patronal del campo y descargar la crisis en los trabajadores. Es necesaria la organización independiente, por abajo, de los docentes. Debemos arrancar asambleas presenciales con distanciamiento social en todas las escuelas, para garantizar una vuelta a clases segura, con las condiciones de seguridad e higiene adecuadas y poder pelear por salarios, más planta docente, mejores condiciones de trabajo y obras de infraestructura necesarias.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

video
https://youtu.be/UZJt5aMUXjg   Izquierda Web:- Venimos de varios años de debates teóricos donde muchos intelectuales cuestionan la actualidad del marxismo en el siglo XXI. A partir de la caída del Muro de Berlín esto se profundizó, sin embargo, con la destrucción de la naturaleza, el crecimiento de la desigualdad y la actual pandemia crece también un cuestionamiento al capitalismo. ¿Qué perspectivas crees que tiene el capitalismo de cara al futuro?   Roberto Sáenz:- Por un lado tiene determinadas tendencias al desarrollo d...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre