Vergonzoso: Gobierno y sindicatos acuerdan salario mínimo bajo la línea de pobreza

Ayer se reunió el Consejo del Salario que reúne al gobierno, cámaras empresarias y sindicatos. En una nueva entregada de la burocracia sindical, acordaron un salario mínimo de miseria que llegará a 29 mil pesos recién en febrero de 2022.

0
47

En una jornada acompañada de cortes y movilizaciones, ayer sesionó el Consejo del salario en el Ministerio de Trabajo de la Nación. El resultado fue un acuerdo de miseria sobre el nuevo salario mínimo.

La reunión contó con la presencia de diversas cámaras empresariales, los principales dirigentes de la CGT y de la CTA, entre otros. Fue presidida por el Ministro de Trabajo Claudio Moroni y por el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

El acuerdo consiste en una suba total del 35% que elevará el salario mínimo, vital y móvil de los actuales $21.600 a $29.160. Pero esta última cifra se alcanzará recién en febrero de 2022, ya que el aumento será escalonado en siete cuotas.

Según los últimos datos relevados por el INDEC, la Canasta Básica Total (CBT) para una familia de cuatro integrantes es de $60.874. Recordemos que la Canasta Básica es el criterio que se utiliza para medir la pobreza, por lo que estamos ante un acuerdo que convalida salarios de pobreza para los trabajadores.

Además, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), con la que se mide la indigencia, alcanza los $25.685, por lo que el nuevo salario mínimo acordado apenas la superará, y recién en unos meses.

Expectativas inflacionarias

A estos montos ya de por sí absolutamente insuficientes hay que agregarle el factor inflación, que en los últimos meses se ha acelerado gravemente. La última medición de marzo dio un 4,8% por lo que en apenas los primeros tres meses del año ya llegó al 13%.

Si anualizamos esta tendencia la inflación para 2021 estaría arriba del 63%, que es más que cualquier paritaria que se haya cerrado hasta ahora, y casi el doble del miserable 35% que firmaron ayer.

Pero aun si la inflación logra desacelerar el ritmo al que viene, ya nadie cree en la expectativa del 29% de inflación con el que Guzmán redactó el presupuesto para este año, ya que sólo en el primer trimestre ya estamos casi en la mitad de ese valor.

Además, tanto la CBT como la CBA aumentaron 45% y 48% respectivamente a nivel interanual, por lo que el aumento acordado del 35% en cuotas está muy por detrás de la inflación.

A esto sumemos que en una economía inflacionaria como la nuestra, los aumentos en cuotas son una trampa, porque la suma de pequeños aumentos mientras la inflación es alta hace que en ningún momento el poder adquisitivo de los trabajadores aumente realmente.

El acuerdo constituye una burla para la clase obrera que todos los meses tienen que hacer malabares con su salario para poder llegar a fin de mes. Se trata de un nuevo ataque del gobierno y los empresarios contra los trabajadores, en el marco en que aplican un programa de ajuste para cumplir con las exigencias del FMI.

En las afueras del Ministerio, la izquierda se movilizó y exigió un salario mínimo de $60.000 acorde a la canasta familiar e indexado por inflación. Hay que apoyar todas las luchas para poner en pie un programa alternativo que defienda los intereses de los trabajadores. Todo lo contrario a la podrida burocracia sindical que traiciona a los trabajadores convalidando salarios de miseria.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí