UOM: Furlán cerró la paritaria por debajo de la inflación

Se le sumarán 20 puntos en dos tramos (10% en octubre, 10% en noviembre) al acuerdo firmado originalmente por Antonio Caló, que establecía un aumento del 45% para el 2022. 

0
83

Tras varias semanas de conflicto, el Secretario General de la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM) acordó hoy el monto de la paritaria para el resto del año con la cámara empresaria del sector. Se le sumarán 20 puntos en dos tramos (10% en octubre, 10% en noviembre) al acuerdo firmado originalmente por Antonio Caló, que establecía un aumento del 45% para el 2022.

Así finalizó la primera negociación paritaria con Furlán al frente del sindicato metalúrgico. Hace sólo 4 meses que el dirigente cercano al kirchnerismo desplazó de la dirección al histórico Antonio Caló. En esa ocasión, la salida del viejo dirigente se dio en el marco de un descontento generalizado en el gremio por la caída del poder adquisitivo de los salarios metalúrgicos.

Ahora, sin embargo, Furlán repite los viejos métodos de la burocracia sindical, los mismos que utilizara durante tantos años el propio Caló. Tras varias semanas de negociaciones, la directiva de la UOM firmó un acuerdo de miseria salarial. Las previsiones más prudentes estiman una inflación de al menos el 80% para el 2022, y aún pesa sobre la economía el peligro de una mayor corrida cambiaria.

Furlán claudica ante las patronales

Nos garantiza transitar los próximos meses con nuestro salario por encima de la inflación, que era lo que nos demandaban nuestros compañeros”, dijo Furlán en relación al acuerdo firmado.

Sin embargo, la inflación interanual ya alcanzó el 64% en rubros esencial como la alimentación. De conjunto, se espera que los aumentos de precios alcancen la cifra del 80% en lo que resta del año, motorizados por la devaluación y la suba internacional en materia energética.

No hace falta más que ver los números para darse cuenta de que Furlán miente. Con el acuerdo firmado, los trabajadores metalúrgicos no le ganarán a la inflación. Es la realidad que viven millones de trabajadores en el país.

El gremio metalúrgico supo ser uno de los de mayor «peso» político en la Argentina. Aún hoy, tras largos años de depreciación de los salarios del gremio, la UOM continúa teniendo un enorme poder de movilización. Pero Furlán decidió no hacer olas. Las movilizaciones convocadas por la UOM en el Ministerio de Trabajo fueron casi una formalidad, sólo lo suficiente para conseguir más del 55% ofrecido originalmente por las patronales.

 

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí