Universidad

UNLP: abren la “Licenciatura en Gestión Penitenciaria”, repudio de estudiantes y organismos de DD.HH.

El Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, anunció la creación de una carrera para la represión en la Universidad de La Plata y se dispararon los repudios.

Paulina Flores

El pasado 27 de abril, a días de que se cumpla un año de la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Castro en manos de la Bonaerense de Berni, el estudiantado de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) se encontró con la noticia que el Ministro de Justicia Julio Alak y el decano de la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Miguel Oscar Berri, firmaron un convenio que habilita un ciclo de estudios destinado a oficiales del escalafón cuerpo general del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) para cursar la licenciatura en Gestión Penitenciaria.

El convenio «mete por la ventana» a las fuerzas represivas en la Universidad. Por ley, tienen prohibido el ingreso a las instalaciones universitarias: una conquista del movimiento estudiantil luego de décadas de represión policial y militar a la organización estudiantil y a la producción de ciencias y conocimientos.

Además, ponen a la Universidad al servicio de la formación de una de las alas del aparato represivo más cuestionadas por las sistemáticas violaciones a los derechos humanos en las instalaciones carcelarias.

Ante el provocador convenio, el repudio entre estudiantes de dicha Universidad no tardó en llegar. “Como estudiante de la Facultad de Derecho y de la universidad pública rechazo por completo la apertura de la carrera de gestión penitenciaria en la UNLP. Es una provocación que se dé a conocer por los medios a un año de la desaparición seguida de muerte de Facundo Castro en manos de la policía bonaerense de Berni y Kiciloff”, afirmó Agustina Collazo, militante de la agrupación estudiantil Ya Basta en dicha facultad en diálogo con Izquierda Web.

Según el ministro, el hecho de que al menos seis mil miembros de la Bonaerense ingresen a las aulas de la Universidad no solo le va a dar la oportunidad de mejorar notablemente “la calidad del servicio penitenciario” sino que además los relegitima socialmente y jerarquiza el aparato represivo del Estado.

Mirá también:  Filosofía y Letras, UBA | Para enfrentar el ajuste, necesitamos fortalecer el CEFYL

“Mientras más de 45.000 pibes se quedan afuera de la universidad, el gobierno baja presupuesto para formar y “profesionalizar” a la policía, con el argumento de que de esta manera se van a solucionar los problemas estructurales que se viven en las cárceles. La policía, y las fuerzas represivas no necesitan educación y formación individual, sino que de esta manera se les da vía libre para aumentar y legitimar el aparato represivo y carcelario del Estado”, aseguró Collazo.

La provocadora medida además atenta contra la autonomía de la Universidad, su autogobierno y administración.

“Nosotros como agrupación consideramos que es un atropello a la autonomía universitaria dado que la universidad es de los trabajadores, de los estudiantes, de las mujeres, de la juventud. Permitir que se abra esta carrera seria permitir que las fuerzas represivas ingresen en su rol de tal, actuando como tal a la universidad en su propia carrera” aseveró Germán Carrizo, también estudiante y militante del Ya Basta. “Nos preguntamos el día de mañana qué significará, si va a significar que van a poder crear su agrupación, presentarse a elecciones, escuchar nuestras asambleas donde nosotros, los estudiantes, nos organizamos por nuestros derechos. Es un peligro, es parte de una política que está llevando a cabo el Gobierno Nacional de reconciliación que nosotros no aceptamos porque defendemos los derechos de la juventud, de las mujeres y de los trabajadores”.

Ante lo anteriormente mencionado, los jóvenes estudiantes llevan adelante una campaña de repudio contra esta medida tomada a espaldas de los estudiantes por parte del decano Berri y el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak.

“Este año arrancó con el femicidio paradigmático de Úrsula, donde quedó en evidencia la complicidad y la utilización de estas instituciones podridas para encubrir femicidas y para luego reprimir la protesta. No podemos permitir que en la universidad pública ingrese las fuerzas represivas responsable del gatillo fácil, de la persecución y asesinato de jóvenes como Facundo y cómplices de las redes de trata. La universidad pública es del movimiento estudiantil, de los pibes que se organizan de manera solidaria para luchar junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud” cerró la militante del Ya Basta.

Mirá también:  Elecciones estudiantiles en la Universidad de La Plata, un balance

Asimismo, la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada, que nuclea a organizaciones políticas de la izquierda y organismos de DD.HH. independientes también publicó un comunicado ante el hecho, exigiendo “fuera las fuerzas represivas de la UNLP”.

Comunicado de la multisectorial: ¡Fuera las Fuerzas represivas de la UNLP!

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre