Tras las provocaciones golpistas

Una multitudinaria movilización recorrió Brasil por el «Fuera Bolsonaro»

El pasado 2 de octubre, cientos de miles se movilizaron en Brasil con la consigna "Fuera Bolsonaro". La jornada fue una respuesta a la movilización golpista instigada por Bolsonaro el pasado 7 de septiembre, y se da en un contexto de aumento de la pobreza y caída de la imagen positiva del mandatario brasileño.

Redacción de IzquierdaWeb.


Se estima que más de 600.000 personas participaron de las movilizaciones del pasado 2 de octubre. Muy por encima de las 125.000 que Bolsonaro convocó en el Día de la Independencia. En esa oportunidad, el presidente brasileño había anticipado que movilizaría a un millón de brasileños.

La movilización del 7S se sumó a una serie de provocaciones golpistas, entre ellas el desfile de tanques en las puertas del Parlamento brasileño. Pero la pobre convocatoria callejera dejó mal parado a Bolsonaro. En ese contexto, la marcha del 2 de octubre dejó sentado el enorme descontento popular contra Bolsonaro, así como la disposición de un importante sector a enfrentar cualquier intento de golpismo.

Un freno al avance bolsonarista

Las movilizaciones contra Bolsonaro no sólo fueron multitudinarias sino que se ganaron una amplia legitimidad pública. Entre los convocantes estuvieron los principales partidos y organizaciones sociales y sindicales de la oposición. El PT, el PSoL, el MTST y la CUT fueron algunos de ellos.

Bolsonaro se encuentra en una encrucijada. En exactamente un año (el 2 de octubre de 2022) habrá elecciones en Brasil. Y las encuestas lo ubican por lo menos 10 puntos por debajo de Lula. Al mismo tiempo, no ha logrado (por el momento) movilizar a una masa suficiente de su base social reaccionaria para encarar seriamente un proyecto golpista. Mientras su popularidad entre el electorado cae abruptamente, su poder de convocatoria se demostró insuficiente para sustentar sus intenciones golpistas. El proyecto golpista de Bolsonaro queda en clara minoría social.

Esto no quita que Bolsonaro siga siendo un peligro para las libertades democráticas (no sólo en Brasil, sino en toda Latinoamérica) y para las condiciones de vida del pueblo trabajador brasileño. En primer lugar, porque sigue detentando el poder del Estado y, a través de él, sigue manteniendo importantes conexiones con el aparato represivo, especialmente con el Ejército. En segundo lugar, porque sus intenciones golpistas se hacen carne en un sector real de la sociedad brasileña. Y aunque sea minoritario, dicho sector existe.

Mirá también:  Bolsonaro prepara movilización golpista y llamó a "comprar fusiles"

La movilización contra los intentos golpistas de Bolsonaro se hace necesaria para no darle aire a un gobierno fascistoide que aparece golpeado y debilitado, pero que sigue siendo peligroso.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre