Solidaridad internacional: masivas movilizaciones en contra del genocidio sionista

El rechazo masivo al genocidio recorre el mundo y presiona por un alto al fuego en Gaza.

0
108

El último sábado, 300.000 manifestantes inundaron las calles de Londres reclamando un alto al fuego en Gaza y rechazando el genocidio perpetrado por el Estado sionista de Israel. Es la última y mayor de una larga de protestas que recorrieron el Reino Unido, además de otros puntos de Europa. Varios medios señalaron que se trató de una de las “mayores movilizaciones en la historia del Reino Unido”.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, demonizó las marchas calificándolas como “marchas de odio” y “pro – Hamás”. Pero las difamaciones no lograron sacar a la gente de las calles. Tampoco lo lograron las amenazas de represión. El gobierno inglés pidió medidas represivas para “evitar” la marcha, pero la propia Policía Metropolitana se negó a llevar a cabo la medida declarando que “no había amenazas de violencia” por parte de los protestantes.

El mismo sábado, varios miles de personas marcharon en París, exigiendo que el gobierno de Macron se pronuncie por un alto al fuego en Gaza.

Miles de personas se movilizaron también en Estados Unidos. En Manhattan, Nueva York, miles de protestantes bloquearon la temrinal de transportes Grand Central el último viernes. De camino a la terminal, la movilización pasó por el edificio del New York Times para rechazar la complicidad de los principales medios con el genocidio sionista. Allí tomaron protagonismo agrupaciones de periodistas y trabajadores de los medios conocidos como el “Writers Block”, que ingresaron al edificio del simbólico periódico con banderas que exigían un alto al fuego.

Horas antes, el día jueves, más de 1.500 estudiantes habían dejado las clases para protestar en las calles de Nueva York contra el genocidio sionista.

En Bélgica, unos 20.000 manifestantes marcharon por el centro de Bruselas con las mismas banderas.

En varios puntos de Estados Unidos y el Reino Unido se realizaron bloqueos a las terminales de suministro militar con destino israelí. “Detengan el genocidio” fue la consigna común a todas las medidas. Al mismo tiempo, en ambos países los protestantes señalaron la responsabilidad de sus gobiernos, que permanecen alineados al Estado sionista.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí