Pandemia

Segunda ola: prohíben actividades de 2 a 6 en 110 distritos bonaerenses

El gobierno de la Provincia de Buenos Aires anunció nuevas restricciones frente a la creciente escalada de contagios. También restringen las reuniones de más de diez personas.

Redaccion
Redacción de IzquierdaWeb.


Daniel Gollan y Axel Kiciloff
Daniel Gollan y Axel Kiciloff

El anuncio estuvo a cargo en Conferencia de Prensa del ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollan, y el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco. Catalogaron el crecimiento de casos de «explosivo», en un diagnóstico que parece decir que Argentina ya pisa los umbrales de la segunda ola de la pandemia.

Las nuevas restricciones siguen siendo bastante tímidas y el nuevo escenario podría ser parecido al de países como Chile (afortunadamente, estamos muy lejos de la tragedia brasilera). De hecho, las cosas se están agravando: Gollan sostuvo que “esta progresión pone en serio riesgo la capacidad de respuesta del sistema” de salud.

Los lugares afectados por las nuevas restricciones son los distritos que se encuentran en fase 4 de la cuarentena. Se trata de 110 de los 135 que componen la provincia. 

Aclararon, sin embargo, que las actividades definidas como «esenciales» estarán exentas de cumplir con el cese de tareas: “Obviamente quedan exceptuadas de esta medida las actividades productivas, manufactureras, agropecuarias y todo tipo de actividad y servicio esencial”. Sin diferenciar entre industrias con o sin stock, si realmente producen para la satisfacción de necesidades apremiantes, etc., exceptuar toda la producción de las restricciones no es más que un gesto de defensa de las ganancias capitalistas. Implica también poner en riesgo de contagio a muchos más trabajadores de lo necesario.

Los lugares afectados por las nuevas restricciones son los distritos que se encuentran en fase 4 de la cuarentena. Se trata de 110 de los 135 que componen la provincia.

Bianco, por su parte, dijo que el «teletrabajo» será la modalidad de funcionamiento de “todas las dependencias y despachos de la provincia de Buenos Aires, obviamente con todas las excepciones que defina cada una de las jurisdicciones y ministerios”.

El eje de sus anuncios siguió, sin embargo, poniendo eje en las «responsabilidades individuales» de quienes tienen que correr riesgos yendo a lugares de trabajo con hacinamientos y sin suficiente ventilación. Pidió «redoblar los esfuerzos» frente a la eventualidad tangible de una segunda ola.

Mirá también:  Nuevas restricciones: sin recreación ni circulación de 20 a 6

Según un informe oficial, la ocupación total de camas críticas en la Provincia alcanzó ya el 59% y en camas de adultos con Covid-19 el 21%. En el Conurbano, la ocupación es de 637 camas frente a 570 una semana antes. Respecto a la semana pasada, la suba de casos escala al 32%.

El plan de seguimiento de las medidas a tomar será después del próximo fin de semana largo de «Semana Santa», tras la cual evaluarán nuevas medidas según la evolución de los casos de contagios nuevos de Coronavirus. Una de las posibles medidas a tomar es poner a la mayoría de los distritos bonaerenses en fase 4 de asilamiento.

“Hubiese sido preferible que la segunda ola ocurriera en un mes y medio o dos meses, porque íbamos a tener vacunado a un altísimo porcentaje de las poblaciones de riesgo” dijo el Jefe de Gabinete. “Imagínense esta situación con médicos enfermándose a cada rato. Hay que revalorizar fuertemente, porque también fuimos criticados por vacunar al personal de salud joven”. Sin embargo, la realidad es que el plan de vacunación venía mucho más lento de lo esperado, con porcentajes muy bajos de trabajadores de la salud y adultos mayores con la primera o segunda dosis.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La abnegación no es una palabra menor en la vida de los revolucionarios, y en esto el Che Guevara fue un ejemplo. Su impulso revolucionario lo llevó a dejar la comodidad de las oficinas del Banco Central de Cuba, del cual era presidente, para internarse en el monte nuevamente y luchar hasta su muerte. El imperialismo y la burguesía, después de matarlo, han buscado mercantilizarlo y ubicarlo como fetiche de vidriera. Por nuestra parte, creemos que debemos partir de su reivindicación como revolucionario y de una evaluación objetiva pero tambié...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre