Se realizaron las elecciones en la Universidad Nacional de La Matanza

En una elección irregular marcada por el ausentismo y por irregularidades, la Liga Federal se impuso nuevamente. El ¡Ya Basta! puso en pie una lista junto a activistas independientes y realizó una gran campaña contra los aranceles en la universidad y por mayor cantidad de comisiones que permitan cursar sin atrasarse en la carrera, logrando un muy buen resultado en la elección.

El 6, 7 y 8 de abril fueron las elecciones estudiantiles de la UNLaM. Como ha sucedido en todas las elecciones previas, sobraron las irregularidades y las trampas puestas por el rector Martínez y su agrupación estudiantil, la Liga Federal, para que no se pueda expresar el descontento de les estudiantes. A pesar de esto, el ¡Ya Basta! puso en pie una lista junto a activistas independientes. Junto a elles, realizó una gran campaña contra los aranceles en la universidad y por mayor cantidad de comisiones que permitan cursar sin atrasarse en la carrera, logrando un muy buen resultado en la elección.

Una elección irregular, marcada por el ausentismo

Las elecciones en la UNLaM suelen ser noticia por los manejos que hacen el rector Martínez y la Liga Federal. Las mismas suceden la primera semana de clases, de manera que les estudiantes no tengan tiempo de familiarizarse con el accionar de las agrupaciones durante el año. En esta ocasión, la situación era aún más grave ya que les estudiantes en su mayoría pisaban por primera vez la universidad al venir de dos años de cursada virtual. Fue clave en este sentido el balance de la actividad de cada agrupación durante la pandemia, especialmente del ¡Ya Basta!, que fue la única agrupación en activar en pandemia y que logró junto a estudiantes independientes que se suspenda la regularidad durante el 2020 para que les estudiantes que no podían cursar de manera virtual no tuviesen que abonar el reingreso.

Desde que la universidad se fundó hace 32 años la Liga Federal proscribe todas las listas opositoras en claustros, y esta elección no fue excepción. Tampoco fueron novedad los impedimentos burocráticos para que las listas opositoras puedan fiscalizar la elección de centro de estudiantes, y no fue sorpresa para nadie que en muchos momentos faltasen todas las boletas menos las de la Liga Federal. Esto sin tener en cuenta la cantidad exorbitante de avales y exigencias burocráticas para poder presentar la lista en primer lugar. En La Matanza, literalmente, es más fácil presentarse para ser intendente que presidente del centro de estudiantes.

A pesar de todas estas trabas, el ¡Ya Basta! pudo derribar uno por uno todos los obstáculos y poner en pie una lista con estudiantes y activistas de varias carreras. Un logro no menor, considerando que otras agrupaciones de izquierda con decenas de años en la universidad, como La Comuna del Partido Obrero, estuvieron sin poder presentarse durante varias elecciones.

La campaña

Como todas las elecciones, la Liga Federal intentó tapar los problemas que sufren les estudiantes de la UNLaM de la manera más burda…regalando cosas. Como si una botellita de agua o una libreta fuese a compensar el hecho de que en la universidad no hay cupos para que todes podamos cursar las materias que necesitamos, o que sea una universidad pública pero paga donde se cobran desde el ingreso hasta el certificado de alumno regular y donde existen carreras aranceladas.

Lamentablemente las demás listas no atendieron a estas problemáticas en sus campañas y fueron a buscar sus votos a nivel nacional con pobres resultados. La lista kirchnerista “Universidad de todos” no pasó de consignas lavadas sobre una universidad inclusiva vendiendo kits con cuadernos y lapiceras y llenando sus carteles con la cara de Cristina Fernández, sin decir nada sobre cómo se plantean conquistar una universidad para todes mientras cae sobre nosotres el ajuste del FMI. La lista del FIT, por su lado, centró toda su campaña alrededor de sus candidates nacionales, y de la imposibilidad para las listas opositoras de fiscalizar correctamente.

El ¡Ya Basta! fue la única agrupación que hizo una campaña alrededor de las reivindicaciones específicas de la UNLaM, no sólo con reclamos, sino también acercándole a les estudiantes la experiencia que hicimos junto al activismo peleando en pandemia para que nadie se quede afuera de la cursada. Así, tuvo una gran recepción la lucha para que no corra la regularidad en 2020 así como la pelea para que les estudiantes puedan anotarse en las materias cuando no pudieron hacerlo vía la página. Esta recepción de una agrupación que luchó incluso en virtualidad por los derechos de les estudiantes, y que es parte de la lucha más general por cambiar las cosas, resultó en una gran elección para la agrupación que es de las más nuevas de la universidad.

Los resultados

Como primera cuestión hay que decir que el accionar antidemocrático de la Liga, que no sólo dificultó la presentación de listas sino también la votación, tuvo un efecto no buscado: votó mucha menos gente de lo habitual. Si bien las elecciones de la UnLaM siempre arrojan un nivel de participación minoritario, tienen por lo general un caudal de votos de unos 10/11 mil estudiantes. En esta ocasión, las maniobras sumadas a una elección que encontraba a muches estudiantes poniendo por primera vez un pie en la facultad llevo a que el ausentismo sea mayor al habitual con una elección de 7.000 votantes, en una universidad donde de por si vota un porcentaje minoritario de estudiantes (siendo la matrícula de más de 60.000). A esto se le suma, el conjunto de denuncias que todas las listas opositoras llevaron adelante contra las maniobras antidemocráticas ya mencionadas. En este cuadro, la pérdida de más de 1500 votos con respecto a las últimas elecciones de La Liga, muestran un deterioro en su legitimidad, aunque aún no capitalizado por otras fuerzas. Los más de 5000 votos sacados por la Liga le dan sin embargo un 75% de los votos emitidos lo que, aunque de manera distorsionada por la baja cantidad de votantes (7% del padrón), le dan una clara hegemonía.

El kirchnerismo sufrió un un desastroso retroceso. En la última elección, las dos listas de este espacio, “Estudiantes autoconvocados” y lo que hoy se llama “Universidad de Todos”, sacaron más de 2200 votos juntos. Luego de que Estudiantes Autconvocados implosionara por discusiones internas acerca de sumarse de manera orgánica al “Frente de Todos” a nivel nacional, “Universidad de Todos” no solo no pudo capitalizar los 1500 votos de Autoconvocados sino que ni siquiera pudo retener los 900 que habían sacado ellos solos. Sacaron 599 votos siendo la única lista kirchnerista, frente a la Liga que representa al PJ y el espinozismo. El FITU también hizo una mala elección. En la última elección, este frente estuvo compuesto por dos agrupaciones (En Clave Roja-PTS e Izquierda socialista) y sacaron 647 votos. Con la incorporación este año del MST y La Comuna-PO, terminaron perdiendo más de 150 votos en lugar de crecer en números. Un fuerte retroceso producto de su falta de política durante la pandemia y por su apuesta a captar su propio voto, únicamente.

El Ya Basta, por su parte, tuvo una importante elección en este contexto. En relación a la anterior elección en los que nos habíamos presentado en un frente con los compañeros del MST, se había obtenido un resultado de 190 votos. En esta elección sacamos xxx votos Esto demuestra que el esfuerzo por enfrentar la gestión de Espinoza también en pandemia fue reconocida por un sector del estudiantado

. Por otro lado, en relación a la otra lista de izquierda obtuvimos una correlación de 3.17 a 1: 438 votos el FITU, 138 votos el Ya Basta. Teniendo en cuenta que son cuatro las agrupaciones en el frente , esta elección ubica al Ya Basta como una de las agrupaciones de izquierda más importantes de la Universidad, así como el balance de la actividad en pandemia nos ubica como una de las más activas de la universidad. Si bien esta elección nos llena de orgullo, queda presente el desafío de seguir creciendo para poder impulsar las peleas en la defensa de la educación publica que se vienen en estos tiempos de ajuste del FMI y el gobierno de Fernández.

Esperamos que los compañeros del FITU que se negaron a la unidad con el Ya Basta, por mantener su “referencia nacional” reflejado en el nombre de su lista, revean su posición e impulsemos juntos una referencia de izquierda y de lucha no sólo en las siguientes elecciones sino también en las luchas que se vienen que tienen como primera parada la puesta en pie de un primero de mayo unitario contra el FMI.

Gracias a todes les estudiantes que nos dieron su apoyo y les invitamos a sumarse al Ya Basta. En esta agrupación, hay un espacio de lucha para todes les estudiantes que quieren activar en defensa de los derechos de los estudiantes, contra la destrucción de la naturaleza, por los trabajadores, las mujeres y la comunidad LGBTI.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí