Se empieza a difundir el conflicto y la patota de Olmos ataca de nuevo



    Mientras se suceden las audiencias en el Ministerio de Trabajo en las que por ahora no parece encontrarse una salida, los trabajadores de Crónica y BAE, apoyados por delegados y compañeros de otros diarios, empezaron a lograr que el conflicto se dé a conocer a través de algunos medios.

    Los compañeros estuvieron en programas de radio y televisión, explicando la maniobra del Grupo Olmos, administrador de las obras sociales de la UOM y dueño de ambos diarios, además de Ámbito Financiero, Crónica TV, parte de la productora Underground de Canal 11, y otros medios del interior.

    Recordamos a los lectores que esta patronal creó una nueva empresa llamada Aconcagua S.A., sita en Combate de los Pozos 639 de Capital, a la cual trasladó a la mitad de los trabajadores de ambas redacciones. La otra mitad, a saber, 78 trabajadores de Crónica y unos 30 de BAE, fueron aislados en las viejas redacciones, junto con la totalidad de los cuerpos de delegados de ambas empresas. La patronal prohíbe la entrada de los delegados a la nueva redacción.

    Esto se debe a que los Olmos quieren cambiar las condiciones de trabajo imponiendo la flexibilidad laboral y la multitarea, todo bajo el elegante nombre de “convergencia”, lo que ya había sido rechazado por los delegados y asambleas de ambas redacciones. La patronal pretende sacarse a los delegados y al activismo de encima, para que las nuevas condiciones de trabajo, enteramente perjudiciales para los trabajadores, se impongan sin lucha en la nueva redacción. Con esta imposición “de facto”, también pretende eludir la discusión paritaria, que es el ámbito donde debería discutirse cualquier cambio en el convenio colectivo de prensa por el que se rige el sector, que prohíbe expresamente este tipo de multitarea que los Olmos quieren imponer.

    La campaña de denuncia que están realizando los trabajadores está logrando que la gravedad de la situación se empiece a hacer más clara: no se trata sólo de una discusión de condiciones de trabajo, sino que, si los Olmos se salen con la suya, quedaría sentado el gravísimo precedente de que una patronal puede deshacerse de dos comisiones internas por el simple expediente de un trámite administrativo.

    A medida que la situación se empieza a comentar al aire en algunos medios, que cubrieron la última marcha convocada al Ministerio de Trabajo, los Olmos salen a “apretar”: una patota reclutada por Olmos golpeó y persiguió a delegados del Plenario Autoconvocado mientras estaban pegando afiches en apoyo a los compañeros de Crónica y BAE. Cabe señalar que esta actividad se estaba realizando muy lejos de la zona de estas redacciones, lo que evidencia que la patronal está espiando incluso a trabajadores de otros medios. Además, grupos de estos patovicas siguieron durante días a delegados de Crónica por la calle.

    Mirá también:  Córdoba: importante paro y acciones para llevar adelante la jornada contra el ajuste del gobierno de Cristina

    Esta es la manera en que esta patronal suele “resolver” los conflictos gremiales: en 2005, cuando recién se habían adueñado de Crónica y pretendían despedir a 70 trabajadores, la patota de los Olmos irrumpió en una asamblea armando una batalla campal en la que terminaron hospitalizados varios compañeros. Lo mismo se repitió en 2009, durante un conflicto debido a otra tanda de despidos masivos.

     

    Los estudiantes se solidarizan con los trabajadores

     

    La semana que pasó, la campaña de denuncia se extendió a las facultades, donde los trabajadores fueron a difundir el conflicto y hacer fondo de lucha.

    La actividad en Ciencias Sociales, donde se cursa la carrera de Comunicación, fue especialmente buena. Los trabajadores pasamos por las cursadas, y fuimos escuchados con preocupación por los estudiantes, muchos de los cuales ya trabajan de periodistas. Con varios de ellos ya hay compromiso de comunicarnos para entrevistarnos en los medios donde trabajan.

    Los compañeros del Centro de Estudiantes y militantes de ¡Ya Basta! que nos acompañaron a pasar por los cursos, nos explicaban: “Nos vino muy bien que hayan venido a explicar este conflicto en la facultad, porque en Comunicación estamos dando una discusión sobre los contenidos que está adoptando la carrera. Desde la gestión se apunta cada vez más a lo técnico, y se tiende a asimilar periodismo con publicidad. De hecho, los seminarios que se abren son, justamente, de Informática y Publicidad. Además, muchos de los profesores que entran no son periodistas sino dueños de productoras, por ejemplo. Todo esto hace que la carrera haya perdido mucho del contenido crítico que siempre la había caracterizado. Después de que ustedes estuvieron hablando con los estudiantes, muchos se acercaron a la mesa de ¡Ya Basta! para saber algo más sobre el conflicto, y en esas charlas saltaba ese tema crucial: ¿de quiénes son los medios?, que es la primera pregunta que tienen que hacerse los pibes que quieren ser periodistas, pero que en la orientación que se le está dando a la carrera queda oculto”.

    Mirá también:  La cámara de diarios K, punta de lanza para destruir la organización gremial y legalizar la flexibilidad laboral

    Esto que dicen los estudiantes ilumina otro aspecto del plan de la patronal de Crónica. La nueva empresa que fundaron los Olmos, Aconcagua S.A., no es una editora de un medio de comunicación sino una “productora de contenidos para medios”. La idea es que, por ejemplo, los redactores trabajen para diario Crónica y para BAE que son diarios impresos, y también para la web, y que salgan a hacer notas a la calle con una cámara, y que busquen fotos para sus notas. Y además, que su trabajo pueda ser publicado en todos los medios del grupo, en cualquier soporte. Esto no sólo afecta económicamente a los trabajadores, que según el convenio de prensa deben cobrar cada vez que sus notas son publicadas en un medio; no sólo achica los puestos de trabajo, eliminando gran parte del trabajo de los fotógrafos y noteros: también afecta la calidad del trabajo del periodista, que tiene que “aplanar” su trabajo para que “encaje” en cualquier soporte. Este empobrecimiento de la labor del periodista lleva a que se pierda la vocación, pero encaja perfecto con la orientación técnica y “market friendly” que la gestión K le está dando a la carrera de Comunicación de la UBA.

    Está pendiente entonces organizar una charla debate en la facultad, entre los estudiantes y los trabajadores de Crónica, para tratar también este otro aspecto de la “Operación Olmos”.

     

    Todos a la movilización el miércoles 17

     

    Además de la difusión y la solidaridad, en estos días los trabajadores saldremos a invitar a todo el mundo a movilizarse con nosotros el día de la nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo. Para esto seguiremos visitando facultades, medios, gremios y lugares de trabajo. Llamamos a las organizaciones gremiales y políticas y a los organismos de derechos humanos a que nos acompañen repudiando la política patoteril de los Olmos y exigiendo la entrada de todos los trabajadores de Crónica y BAE a la nueva redacción, junto con sus delegados.

    Print Friendly, PDF & Email

    Colaborá con la izquierda


    Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

    Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

    Me quiero suscribir




    Recomendadas

    Internacional

    Lectura recomendada

    Este artículo es parte de un trabajo mayor publicado en Izquierda Web el 17 de mayo de 2020. La política revolucionaria como arte estratégico   Veamos para finalizar con lo que damos en llamar el “paralelogramo de fuerzas de la política revolucionaria”. Lo concebimos como la capacidad de estar en el momento justo donde hay que estar. Se puede aprovechar hasta con organizaciones pequeñas. El paralelogramo de fuerzas es algo que inicialmente se constituye de manera objetiva, un conjunto de determinaciones que condensan objetivam...

    Trabajadores

    Las Rojas

    Últimas noticias