Rusia cae en default por primera vez en cien años

Según Rusia, el país cuenta tanto con los fondos necesarios como con "voluntad de pagar" pero las sanciones los "obligaron" a no hacerlo.

0
213

El pasado domingo se agotó el tiempo en el que Rusia debía pagar un vencimiento de 100 millones de dólares de deuda externa. El vencimiento, correspondiente al 27 de mayo, otorgaba 30 días de gracia para evitar caer en una situación de impago.

Así, Rusia cae oficialmente en default desde que el gobierno revolucionario bolchevique repudiara la deuda externa zarista.

El país que preside Vladimir Putin debía afrontar pago de intereses por unos U$S 100 millones, en bonos nominados tanto en dólares como en euros. Las sanciones económicas impuestas por occidente luego de la invasión de Rusia a Ucrania tienen prácticamente paralizado al sistema financiero ruso.

Esto es lo que argumenta el gobierno ruso, que asegura que el impago se debió a razones de «fuerza mayor», y no a falta de voluntad. Incluso en época de guerra, el gobierno de Putin asegura querer honrar las deudas con los países que lo sancionan. El gobierno ruso es mucho menos «rupturista» con el orden político capitalista de lo que sus enemigos lo pintan.

El Kremlin sostiene que es debido a las sanciones y restricciones que Rusia sufre en el sistema financiero internacional que no pudo realizar el desembolso pautado.

Sin embargo, esta versión contradice lo que sostienen los tenedores de bonos y el propio gobierno yanqui. Según informan distintos medios, el Tesoro de EE.UU. dejó correr hasta ahora una exención en las sanciones a Rusia que le permitía al país euroasiático cumplir con sus compromisos de deuda. Esto lo hacía para no perjudicar a los acreedores estadounidenses de deuda rusa, muchos de ellos grandes fondos de inversión.

Sin embargo, con el fin del período de gracia de este domingo, el gobierno estadounidense dio por terminada dicha exención. Sobre esto se apoya el Kremlin para rechazar la calificación de default en sus bonos. Según Rusia, el país cuenta tanto con los fondos necesarios como con «voluntad de pagar», pero que las sanciones los «obligaron» a no hacerlo.

La última vez que Rusia había dejado de pagar su deuda externa fue en la época de la Revolución socialista encabezada por los bolcheviques. Más precisamente en 1918, cuando el gobierno revolucionario desconoció la enorme bola de deuda externa tomada por el régimen zarista.

Luego de la restauración capitalista, ni siquiera tras la enorme crisis económica que afrontó Boris Yeltsin en 1998 Rusia dejó de pagar sus compromisos externos, aunque hubo una reestructuración. Evidentemente, este es un nuevo episodio de la guerra financiera entre Rusia y los países de la OTAN desatada tras la invasión a Ucrania.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí