Causa Klotzman

Rosario: Un paso adelante, condena a perpetua a cuatro genocidas

Ex miembros de la Policía Federal, condenados por crímenes de lesa humanidad contra 29 víctimas en agosto de 1976 y la apropiación de la nieta recuperada María Pía Josefina Kertz.

Ana Vázquez
Redacción Semanario Socialismo o Barbarie.


Como lo expresamos en notas anteriores, el desarrollo del juicio Klotzman, en Rosario, era uno de los más emblemáticos del accionar represivo de la última dictadura militar en esa región del país. El “democrático” general Leopoldo Fortunato Galtieri (asumió el 22/12/81, con la dictadura ya en picada), junto con el conjunto de las fuerzas represivas de todo color, llevó adelante secuestros, desapariciones, apropiaciones de niños/as y muertes a centenares o miles de luchadores/as.

En este caso, se juzgaba la desaparición y tortura a 29 de ellos/as, la apropiación de una recién nacida, que fue posteriormente la nieta recuperada María Pía Josefina Kertz, hija de Cecilia Beatriz Barral (quien dio a luz en cautiverio) y de Ricardo Horacio Klotzman, hechos cometidos en la tristemente conocida Quinta de Fisherton, que fue uno de los centros clandestinos descubiertos posteriormente.

Por el esfuerzo de familiares, amigos y sobrevivientes quedó blanco sobre negro y en forma cristalina, las infamias cometidas por los acusados (y muchos más) en este juicio. En este caso, fueron decisivos los testimonios de dos sobrevivientes, los únicos que pudieron llegar hasta acá y tuvieron la fortaleza de enfrentarse cara a cara con sus torturadores.

El veredicto final fue la condena a cadena perpetua (actualmente gozan de prisión domiciliaria), con la carátula de haber cometido delitos de lesa humanidad, a cuatro represores.

Jorge Fariña, ex integrante del Destacamento de Inteligencia N°121 del Ejército, fue condenado por los tormentos y crímenes cometidos y por la sustracción de la hija de Barral y Klotzman. Los otros fueron los tres ex policías federales Federico Almeder, Juan Enrique Langlois y Enrique Andrés López. Algunos de ellos con el cargo de partícipe necesario y en otros como coautores, pero recibieron la misma pena. Ellos formaban parte de una oficina llamada “técnica” por la Policía Federal, cuyo nombre real era “brigada antisubversiva” y ese era el rol de estos señores en la ciudad de Rosario.

Mirá también:  24 de marzo: hoy se marcha en todo el país

¡Ni un paso atrás!

Las puertas del Tribunal fue un festejo el día de ayer. Todos/as los/as que estuvieron en primera línea en la denuncia, los/as que acompañaron, los/as que no se atemorizaron con amenazas y aprietes, se abrazaron emocionados por el paso adelante que se logró con la ejemplar condena alcanzada.

Con la misma emoción, firmeza y convencimiento, lo hacemos desde estas páginas. Acompañamos y lo seguiremos haciendo en esta pelea titánica. A pesar de los golpes y apoyándonos en los logros de jornadas históricas como fue la de ayer en Rosario, seguiremos bregando por Memoria, Verdad y Justicia.

Por los crímenes de la última dictadura militar y por los crímenes, atropellos y aprietes a los/as trabajadores/as y los jóvenes de hoy. El capitalismo y sus defensores atacan a la juventud para intentar arrebatarles que construyan su futuro, un futuro por el que pelean que sea distinto al presente de explotación, precarización laboral y discriminación que viven hoy.

Por ese futuro: Juicio y Castigo a todos los asesinos y encubridores de los crímenes de ayer y de hoy. Esa es la pelea que damos y seguiremos dando junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo es parte de un trabajo mayor publicado en Izquierda Web el 17 de mayo de 2020. La política revolucionaria como arte estratégico   Veamos para finalizar con lo que damos en llamar el “paralelogramo de fuerzas de la política revolucionaria”. Lo concebimos como la capacidad de estar en el momento justo donde hay que estar. Se puede aprovechar hasta con organizaciones pequeñas. El paralelogramo de fuerzas es algo que inicialmente se constituye de manera objetiva, un conjunto de determinaciones que condensan objetivam...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre