Luego del escándalo

Renunció Ginés

Con un comunicado público lanzado en redes sociales, el ministro de salud del gobierno de Aberto Fernández presentó finalmente su renuncia.

Redaccion
Redacción de IzquierdaWeb.


Con dudas, el comunicado de la renuncia comienza con una pobre excusa. Dice sobre «los trascendidos» (que difícil decir «los hechos públicos de que hice vacunar a mis amigos») que no estuvieron tan mal porque los vacunados VIP eran parte de la población de riesgo y que su secretaria se confundió involuntariamente en la citación para vacunarse en el ministerio mismo, que él no lo sabía porque estaba en Entre Ríos. Si la cosa no fue tan grave porque eran parte de la población de riesgo: ¿Por qué aclarar que él estaba en Entre Ríos y que el error fue de su secretaria privada?

Además, esa pobre, muy pobre excusa tiene un problema: según lo dicho por Verbitsky hoy su citación para vacunarse se concretó luego de acordarlo con Ginés mismo. Más aún: el periodista no fue el único en recibir la vacuna en el Ministerio, había enfermeros emplazados allí mismo para cumplir esa función. ¿Ese también fue un error involuntario de su secretaria personal mientras él se encontraba en Entre Ríos? Quien hubiera dicho que una secretaria privada podía disponer de tanto poder.

El resto de la carta es simplemente una impostura, una reivindicación de su gestión frente a la pandemia. Es ampliamente sabido que los trabajadores de la salud de todo el país tuvieron que enfrentar la pandemia en la más absoluta de las precariedades, poniendo en riesgo su salud y sus vidas, casi sin insumos ni apoyo del gobierno. El presupuesto de la salud pública apenas se movió de los números críticos de años anteriores. La administración más o menos «exitosa» de la crisis del Coronavirus fue más por la larga cuarentena (medida necesaria pero en sí misma insuficiente) que por la política de salud pública, que debía ser reforzada mientras se ganaba tiempo cuando la mayoría de la gente estaba en sus casas.

Mirá también:  Una reforma mezquina

Finalmente, intenta apropiarse de la conquista del derecho al aborto como producto de su gestión al frente de la cartera ministerial. Es imposible no retorcerse del asco frente a semejante hipocresía: ¿qué hizo por el derecho al aborto mientras cumplía estas mismas funciones bajo el gobierno de CFK? El aborto legal es una conquista del movimiento de mujeres y de la calle, de nadie más.

El comunicado completo:

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Artículo: Monthly Review. Traducción por Delfina Castellú Entre los académicos angloparlantes, la valoración usual de los escritos filosóficos de Frederick Engels ha sido hasta hace poco casi totalmente negativa. Los críticos de Engels han tendido a juzgarlo como un fracaso filosófico: un aficionado cuyo diletantismo cargó a la izquierda marxista del siglo XX con una ontología reduccionista, una epistemología positivista y una política fatalista. De acuerdo con sus críticos, el problema nodal de su  pensamiento fue su aceptación del concepto...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre