Profundicemos la solidaridad activa con el Barrio José Luis Cabezas

Luego dela primera semana de poner en pie una colecta solidaria en el sindicato, el jueves se hizo entrega de las donaciones al barrio.

0
18

Con la Agrupación Carlos Fuentealba fuimos parte de la delegación que acercó alimentos, artículos de limpieza, ropa de abrigo, libros de cuento y juegos de mesa que fueron donados por docentes, vecinos y negocios de la ciudad en pocos días, mostrando una enorme solidaridad por abajo entre vecinos y trabajadores.

En el barrio fuimos recibidos por familias, muchas madres y padres de estudiantes de la escuela pública, quienes manifestaban que la pandemia y la falta de asistencia alimentaria siguen generando hambre, la falta de obras continua haciendo muy difícil mantener mínimos cuidados de higiene y limpieza, y la creciente desocupación o subocupación no permiten realizar la cuarentena necesaria para no exponerse todos los días al contagio (dentro y fuera del barrio). Es que la pandemia agravó condiciones que ya mantenían a los vecinos del barrio en una situación muy difícil, y si bien se levantó el aislamiento de un sector del barrio, la realidad es que las necesidades siguen allí y en muchos casos son más acuciantes que ayer.

Pero desde el gobierno provincial y municipal, la forma de abordar el crecimiento de contagios fue desde el ángulo represivo del ministro de seguridad Sergio Berni, quien a cargo en un primer momento, aisló un sector del barrio con decenas de policías. Pero por el contrario, las vecinas y vecinos del barrio siguen exigiendo trabajo, obras públicas, agua potable en todas las casas, y medidas concretas para poder cumplir con el aislamiento social, como contar con un salario universal para las familias que lo necesiten.

Así lo manifestaba una vecina que, una vez que le acercamos las donaciones, se iba rápidamente a trabajar en una changa fuera del barrio para poder llevar comida ese día a su casa. Sin estas medidas, que pueden y tienen que pagarla los grandes empresarios con un impuesto a sus millonarias ganancias, los vecinos no tendrían que seguir eligiendo entre arriesgarse al contagio o comer. Sin que el gobierno deje de tirar miles de millones a los especuladores internacionales con el pago de la dueda, sobrarían recursos para estas medidas cada vez más necesarias conforme crecen y crecen los contagios.

Desde la Agrupación Carlos Fuentealba estamos convencidos de que este es el camino que debemos profundizar como sindicato: ponernos al servicio de seguir organizando la solidaridad desde abajo, con los barrios y familias de nuestros alumnos, pero también acercar esta campaña a otros sectores, como los trabajadores y trabajadoras de la salud. La pandemia empieza a poner en crisis los centros de salud, se multiplican los contagios en las fábricas y lugares de trabajo, y siguen surgiendo nuevos “barrios Cabezas” en toda la región con la disparada de contagios.

Manteniendo los cuidados que venimos implementando, tenemos un rol fundamental como sindicato combativo ante la inacción de los sindicatos dirigidos por la burocracia de la CGT  Y las CTAs, y un gobierno que no deja de ceder y ceder  a los empresarios anti-cuarentena.

¡Que esta campaña solidaria sea sólo un punto de partida!

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí