Primer semestre: cifras récord de pobreza e indigencia en todo el país

Así lo dicen los números publicados por el INDEC. La pobreza llegó al 40,1% y la indigencia al 9,3%. Los índices más altos están en el Conurbano bonaerense (47%). La inflación continúa y la economía se estanca.

0
172
cifras récord de pobreza e indigencia

El Índice de Pobreza aumentó 1,9 puntos porcentuales con respecto al mismo período del 2022. La tasa de indigencia (las personas que no pueden siquiera sustentar la alimentación necesaria para subsitir) subió 1,2%.

Estos porcentajes significan que 18,4 millones de argentinos se encuentran por debajo de la línea de pobreza, de los cuales 4,2 millones ni siquiera superan la línea de indigencia.

Los números de la crisis

En el mismo período (julio 2022 – julio 2023) el Índice de Precios al Consumidor del INDEC arroja un aumento del 115% interanual. Una cifra que no sorprende a nadie tras interminables meses de aumentos y del fantasma de una hiper flotando sobre la escena argentina.

Y la actividad económica cayó en el mismo tramo un 1,8%. Una innegable retracción en la actividad que le suma el estancamiento al cuadro ya conocido de inflación y bajos salarios.

Por regiones 

La región que registra el mayor índice de pobreza es el Conurbano Bonaerense, con una tasa del 47% y un aumento interanual del 1,9%. El número es particularmente significativo porque esa región concentra aproximadamente a un cuarto de la población nacional (10 millones de personas). Y por el contraste con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dónde el índice de pobreza fue mucho menor en el mismo período (17%).

Una demostración de la concentración de la pobreza en los distritos populares del centro del país.

En el ranking de las regiones con mayores índices de pobreza siguen el NEA (42%), el NOA (41%), Cuyo (40,7%), el Área Pampeana (36%) y la Patagonia (33%).

En el NEA, el NOA y la Patagonia el Índice muestra ínfimas mejoras respecto al año anterior (de entre el 1% y el 2%) pero en todas las regiones del país creció la indigencia.

Al margen de las estadísticas: el efecto PASO

Las estadísticas relevadas por el INDEC reflejan la difícil realidad que viven millones de trabajadores en todo el país. Sobre todo porque (además del elevado número de personas bajo la línea de pobreza) la tendencia es al alza. La continuidad de la tendencia inflacionaria y la retracción en la actividad económica muestran además que el ritmo de empobrecimiento tenderá a acelerarse, no retraerse.

Y hay que tener en cuenta que los números relevados son de hace 3 meses atrás, antes de que Massa convalidara una fuerte devaluación post – PASO, con un durísimo traspaso a los precios. Los efectos de ese golpe no fue todavía pasado a estadísticas.

Mientras el oficialismo continúa anunciando tibias medidas paliativas, la dinámica de la crisis económica sigue creciendo.

 

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí