Boom de granos

Precio récord de la soja: un muy frágil alivio económico

El boom de los precios de internacionales de granos le da un breve respiro a las complicadas cuentas nacionales.

Federico Dertaube
Editor del Suplemento semanal de Izquierda Web.


Los altos precios de granos (la principal fuente de dólares frescos de la economía argentina) vienen dándose de manera sostenida hace ya varios meses. En la bolsa de Chicago alcanzaron hoy un nuevo récord: 610,13 dólares la tonelada, el mayor valor internacional desde el 2012. 

El motivo de la tendencia alcista es la situación de bajos stocks de granos en Estados Unidos. De hecho, la fuerte subida de hoy se debió a la publicación del informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Allí se establece que la producción total de soja para la campaña 2021-2022 será de 119,88 toneladas. Y si bien esta cosecha estará por encima de la campaña anterior (que arrojó un total de 112,5 millones de toneladas), la tendencia alcista internacional se debe a los stocks.

Los stocks son los remanentes que quedan entre una campaña y otra. Tienen influencia sobre la cotización de los granos hoy por las posibles fallas de las cosechas de los próximos años. La producción agraria está muy atada aún a las inclemencias climáticas: una sequía o una fuerte tormenta de nieve puede reducir drásticamente las cosechas. Los stocks, entonces, son lo no vendido en una campaña que puede cubrir las pérdidas de la siguiente.

Así, mientras la cosecha en Estados Unidos (ahora está en época de siembra) será más alta que en la campaña anterior, la demanda se mantiene abundante y el stock sería insuficiente: se calcula que será de alrededor de 3,81 millones de toneladas finalizada la campaña 2022 según el informe del USDA de hoy.

Los contratos de mayo de venta internacional de soja subieron un 1,4% (8,45 dólares la tonelada) y los de julio un 1,7% (10,20 dólares). Entonces, el precio de la soja en uno y otro es de 610,13 y 603,52 dólares la tonelada respectivamente.

Los productos del complejo agroindustrial derivados del grano vieron alzas similares: 2,4% (38,27 dólares) el aceite, 1513,67 dólares la tonelada. La harina subió un 0,3% (1,54 dólares); arrojando unos 497 dólares la tonelada.

Mirá también:  Editorial | Arranca la campaña electoral

Otros granos evolucionaron ligeramente a la baja: cayó un 0,3% el precio del maíz y un 0,7% el trigo. Sin embargo, el impacto para la exportación argentino de estas muy ligeras bajas sería mínimo.

Así, la exportación total de granos argentinos en esta campaña superaría los 38 mil millones de dólares según algunos analistas. Son más de 10 mil millones más que la anterior y supera el récord de la campaña 2011/2012, que dejó un ingreso de divisas de 33 mil millones de dólares. De ese total, solo por el complejo sojero ingresarían 24 mil millones (contando el grano, harina, aceite y biodiesel).

Por supuesto que, a pesar del récord del precio de la soja y otros granos, nadie espera que sirva de base para un crecimiento sostenido para Argentina como fue en décadas pasadas. Los altos precios de las commodities le dieron amplio margen económico a los gobiernos progresistas de la época (como los K) entre otras cosas porque se trató de un ciclo de altos precios sostenido en el tiempo. Hasta el momento, se trata simplemente de una muy coyuntural alza debido a la relación stock-demanda de una campaña y nada más que una campaña. 

Sin embargo, es una buena noticia para el gobierno argentino: los ingresos extraordinarios de dólares por la exportación de granos alivian las presiones sobre el tipo de cambio e implican por vía retenciones un ingreso de unos 9 mil millones de dólares para el tesoro. Esta situación extraordinaria, junto a que por el momento se ha frenado buena parte del drenaje de dólares por pagos de intereses a acreedores privados (por el plazo de gracia acordado con Guzmán), es lo que explica la estabilización de la cotización del dólar en los últimos meses.

Pero la sumatoria de buenas y malas noticias es igual a la suma y resta que se haga con ingresos y egresos: «Las cuentas gordas son las del Club de París (2.400 millones de dólares que vencen a fines de mayo, con tiempo hasta junio para pagar o renegociar) y las del propio FMI (vencimientos en septiembre y diciembre por 3.600 millones), con el que hay negociaciones a ritmo lento para no andar dando malas noticias cerca de las elecciones. La gira de Guzmán por Europa y Rusia apuntó a conseguir la buena voluntad de los principales socios del Club de París (y del Fondo) para postergar los pagos y reducir las tasas de interés de una deuda que, en el caso del Club, está en default» (La pandemia y la eterna manta corta, por Marcelo Yunes).

Mirá también:  ¿Quién gana y quién pierde con el nuevo “cepo”?

Así, los ingresos extraordinarios por retenciones quedan automáticamente anulados solo con los pagos al Club de París y el FMI de este año. La buena noticia de los 9 mil millones de dólares por exportaciones es compensada por la mala noticia de los pagos de deuda de 9 mil millones de dólares. Y todavía quedan por sumar los gastos extraordinarios por la pandemia, la asegurada caída de la actividad económica, el hecho de que todavía no hay acuerdo con el FMI, la inflación descontrolada…

En los hechos, los grandes ganadores son nadie más que los empresarios de la soja. En un artículo de hoy, su vocero más fiel (que ronda entre ser uno oficial y uno de vocación); el diario La Nación, se queja de que llega a los «productores» (entiéndase los dueños de tierras y no los que efectivamente trabajan y producen) llegan a ver apenas el 36% del precio internacional de los granos. La culpa sería de los altos y diabólicos impuestos a los desarrapados millonarios. Pero si ingresan 38 mil millones de dólares y el estado se queda con 9 mil millones (según datos de esa misma nota); entonces más del 77% del ingreso de dólares va a los bolsillos de dueños de tierras, contratistas y acopiadores solo porque un pedazo de papel dice que son los dueños. No es necesario ni siquiera haber visto uno solo de los granos exportados para que hagan reventar una billetera con billetes verdes.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Artículo: Monthly Review. Traducción por Delfina Castellú Entre los académicos angloparlantes, la valoración usual de los escritos filosóficos de Frederick Engels ha sido hasta hace poco casi totalmente negativa. Los críticos de Engels han tendido a juzgarlo como un fracaso filosófico: un aficionado cuyo diletantismo cargó a la izquierda marxista del siglo XX con una ontología reduccionista, una epistemología positivista y una política fatalista. De acuerdo con sus críticos, el problema nodal de su  pensamiento fue su aceptación del concepto...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre