Piden llevar a juicio oral a 14 policías porteños acusados por el asesinato de Lucas González

El fiscal Leonel Gómez Barbella, tras varios meses de investigación, elevó un pedido formal a la jueza de la causa para que sean llevados a juicio oral 14 policías de la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de los responsables del asesinato del Lucas González y el posterior - descarado- intento de encubrimiento del mismo.

0
169

Luego de un extenuante camino de lucha por Lucas González por parte de su familia, junto a organizaciones de DD HH y de izquierda, la causa llega a una instancia clave.

La Fiscalía Criminal y Correccional 32, a cargo de Leonel Gómez Barbella, hizo un pedido formal para llevar a juicio oral a los 14 policías involucrados en la causa por el crimen del joven y el posterior intento de encubrimiento. El futbolista de solo 17 años del club Barracas Central fue asesinado tras sufrir el impacto de los disparos policiales en noviembre de 2021 cuando viajaba en un auto junto a sus amigos.

Desde principios de marzo la causa está en manos de la jueza Paula Verónica González y, se aguarda su decisión para que sean juzgados los autores del hecho. El juez anterior, Martín del Viso, actúo con profunda inclinación a defender a toda costa la «inocencia» de los policías involucrados. Los asesinos que le dispararon a Lucas son el inspector Gabriel Isassi, el oficial José Nieva y el oficial mayor Fabián López, todos miembros de la Policía de la Cuidad al mando de Horacio Rodríguez Larreta.

Para la fiscalía son coautores de los delitos de homicidio agravado por alevosía, siendo impulsado «por placer, por odio racial», con el concurso premeditado de dos o más personas, y por haber sido cometido «abusando de sus funciones«. También el fiscal les imputa la tentativa de homicidio y la privación ilegal de la libertad de los amigos de Lucas. Así como por «falsedad ideológica» por haber impulsado la versión que justificaba sus actos de un «enfrentamiento armado con delincuentes«. Con esas carátulas, los asesinos de uniforme podrían encontrar la pena de prisión perpetua. 

La trama que buscó encubrir los crímenes de los tres uniformados, en este caso de la ciudad de Buenos Aires, mostró su lado más aberrante y desnudó las diferentes instancias del aparato represivo estatal que actúan en los casos de gatillo fácil y otras violaciones a los derechos humanos. Se espera que las investigaciones sigan avanzando en la búsqueda de justicia para ir hasta el final y señalar a todos los responsables tras la cadena de encubrimiento.

En ese sentido, tal como señala la información difundida por Página 12 hay otros 11 agentes que «están procesados por «encubrimiento agravado» y la detención ilegal de los amigos de Lucas. En su escrito, Gómez Barbella señaló que tras el crimen hubo un despliegue de «un gran número de integrantes de la Policía, muchos de ellos de alta jerarquía«. En dicho despliegue, el accionar de cada uno ‘presentó un designio común: obtener sin ambages la impunidad para el integrante de la fuerza que desde los albores del suceso aparecía al menos sospechado de un actuar ilegítimo’.»

Tras el crimen de Lucas, fueron alrededor de tres meses en los que se llevó a cabo la instrucción que cerró a principios del mes de este mes. En el proceso se realizaron indagatorias, se tomaron declaraciones testimoniales y se obtuvieron pruebas extensas, a partir de las cuales la Fiscalía estaría en condiciones de probar la trama de encubrimiento. Esa que tuvo como uno de los elementos más burdos y descabellados – aunque tan normales en estos casos – la réplica de arma de fuego que fue plantada luego de haber disparado contra los pibes aquella mañana de noviembre para encubrir el crimen policial.

El gatillo fácil, entre otras prácticas nefastas arraigadas en las fuerzas represivas, son moneda corriente a lo largo y ancho del país. Una condena ejemplar que alcance a todos y cada uno de los responsables es un paso importante para hacer frente a la impunidad que el Estado y los gobiernos -estén del lado de la grieta en que estén – garantizan a los asesinos de uniforme tras sus crímenes.

 

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí