Ante la prohibición de exportaciones

Patronales agrarias anuncian lockout de carne por ocho días

Lo decidió la Mesa de Enlace luego de que el gobierno anunciara la prohibición de exportar carne durante 30 días como medida paliativa frente a los aumentos de precios. Mientras el sector tiene las mayores ganancias del país, el salario de los trabajadores cada vez alcanza menos.

Redaccion
Redacción de IzquierdaWeb.


Las cuatro entidades que se agrupan en la Mesa de Enlace se reunieron esta mañana ante la decisión del gobierno de cerrar las exportaciones de carne durante 30 días con el objetivo de aplacar los aumentos de los precios en el mercado interno.

De dicha reunión publicaron un comunicado donde anuncian que no se comercializará hacienda desde el próximo jueves 20 hasta el viernes 28 inclusive, como medida de fuerza frente a la decisión del gobierno nacional. Este mediodía realizarán una conferencia de prensa.

La medida del gobierno se da en el marco de una escalada inflacionaria que en los primeros cuatro meses del año ya acumuló 17%. Pero el rubro de la carne es el que viene registrando aumentos mucho mayores a la media al punto de estar convirtiéndose en un bien casi de lujo para los trabajadores: en algunos lugares el kilo de asado llega a los $800.

Una posibilidad es que el lockout anunciado por las patronales del campo podría generar que haya desabastecimiento, lo que aumentaría más los precios y reduciría aun más el acceso de las clases populares a un bien de consumo masivo como la carne. A pesar de producir alimentos para casi el triple de personas que la población de Argentina, las grandes patronales agrarias tienen una larga historia de acumular ganancias millonarias sin importarles la pobreza y el hambre de la clase trabajadora del país.

Por su parte, preocupado por el impacto electoral de la baja en el consumo, el gobierno de Alberto Fernández toma esta medida temporal de prohibir las exportaciones cuyos efectos reales serán muy limitados y relativos si se tiene en cuenta el contexto marcado por una aceleración inflacionaria y la creciente pulverización del salario real.

Mirá también:  Manuela Castañeira sobre la situación económica y la lucha de Minetti

El propio gobierno ha promovido aumentos en algunos precios regulados (como naftas y  tarifas, que impactan en todos los demás precios de la economía) al mismo tiempo que ha avalado, con la ayuda de la burocracia sindical, salarios mínimos de miseria que no llegan a cubrir la canasta básica de alimentos.

Aun a pesar del carácter limitado de la medida, las patronales del campo «patalean» ante la más mínima regulación que afecte apenas sus ganancias multimillonarias. Con el lockout anunciado intentan «marcarle la cancha» a un gobierno que, aun teniendo ciertas presiones hacia satisfacer el consumo de las clases populares, no tiene en su programa afectar realmente las ganancias de los capitalistas, por ejemplo administrando el comercio exterior y aplicando una importante suba en las retenciones que desacople los precios del mercado interno de los de la exportación.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Artículo: Monthly Review. Traducción por Delfina Castellú Entre los académicos angloparlantes, la valoración usual de los escritos filosóficos de Frederick Engels ha sido hasta hace poco casi totalmente negativa. Los críticos de Engels han tendido a juzgarlo como un fracaso filosófico: un aficionado cuyo diletantismo cargó a la izquierda marxista del siglo XX con una ontología reduccionista, una epistemología positivista y una política fatalista. De acuerdo con sus críticos, el problema nodal de su  pensamiento fue su aceptación del concepto...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre