«Dólar agro»: Massa le regala al campo un nuevo dólar diferencial

Massa anunció que se implementará un dólar diferencial de $300 para las exportaciones del complejo sojero y otros empresarios exportadores.

0
263
dólar diferencial para sojeros

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció que se implementará un dólar diferencial de $300 para las exportaciones del complejo sojero y las «economías regionales», los patrones del interior. Además, se establecerá la automaticidad de los beneficios de la «Emergencia» para todos los “productores argentinos” y se suspenderán ejecuciones fiscales, bancarias y las percepciones de adelanto o anticipo de impuestos que cobra el Estado mientras dure la Emergencia.

En esencia, se está subsidiando con fondos del Estado lo perdido por la sequía para que no disminuyan las exportaciones. Y, como en el caso del «dólar soja», se financiará con emisión, dándole un nuevo empuje a la inflación. Todo esto sabiendo que más que «pérdidas» con la sequía hay menos ganancia.

El Programa de Incremento Exportador (PIE) para el complejo soja comenzará el 10 de abril y terminará el 31 de mayo, mientras que para las «economías regionales» funcionará desde el 10 de abril hasta el 30 de agosto. En el caso de las empresas que no han cumplido con la liquidación de los dólares que exportaron se activará un mecanismo de suspensión del CUIT, vencidos los plazos establecidos en el decreto. Es probable que esta suspensión de CUIT no tenga grandes efectos, ya que los empresarios son expertos en crear empresas paralelas para evadir estas medidas.

Además, se anunciaron beneficios fiscales para los patrones afectados por la sequía, incluyendo la suspensión de ejecuciones fiscales y bancarias y las percepciones de adelanto o anticipo de impuestos que cobra el Estado.

El dólar diferencial: los privilegios de unos pocos a costa del resto

La versión oficial es que el objetivo es incentivar las exportaciones argentinas y fortalecer las reservas. Dicho de otra forma, el objetivo de Massa es aumentar las reservas de dólares dándole nuevos beneficios a los empresarios del agro, nada nuevo. Pero es poco realista: dar más pesos por cada dólar solamente puede seguir agotando las arcas oficiales.

En el caso de los beneficios para los empresarios dueños de negocios agropecuarios regionales, serán aplicables en la medida que «participen del programa de precios, mantengan los empleos y garanticen volumen y abastecimiento de los productos que se comprometen en el programa de precios».

Esta nueva agachada puede aumentar las reservas de dólares en el corto plazo pero requerirá emisión monetaria. Esto sumado a un crecimiento industrial agónico implica inflación en el corto plazo. Más pesos, igual cantidad de producción, productividad y empleo es sinónimo de inflación.

Ya está el ejemplo de las ediciones anteriores del dólar soja, que en todos los casos requirió de emisión monetaria. En el cortísimo plazo el gobierno reúne reservas. En el corto plazo el problema de la falta de divisas se mantiene igual o peor.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí