No es una “falla”, es capitalismo

El sábado 11 de diciembre ocurrió el mayor derrame de petróleo visto en los últimos 10 años en la provincia de Rio Negro. Los vídeos que se viralizaron, grabados por habitantes de la zona, muestran cómo escurre el crudo formando un “Río de Petróleo”. Esta escena transcurre por más de 24hs hasta que logró contenerse con la operación de 20 camiones.

0
56

La catástrofe ambiental, se produjo sobre un tramo de la tubería de conducción de la empresa Oleoducto del Valle S.A. (Oldelval), que se encuentra entre las estaciones de bombeo Crucero Catriel y Medanito de la localidad de Catriel. Se trata de una red nacional de conducción de petróleo que va desde la cuenca neuquina, principal productora del país, hasta Puerto Rosales al sur de la provincia de Buenos Aires.

Mientras el gobierno y todos los medios de comunicación hablan de récords de producción de hidrocarburos desde los últimos 6 años, alcanzando los 251 mil barriles diarios, (convencional y no convencional) y el método de fractura hidráulica (fracking) aumentó un 61% con respecto al año pasado, surgieron críticas hacia la empresa Oldelval  debido a que el  incremento en la producción de Vaca Muerta puso al máximo su capacidad de transporte. Medanito es la principal zona productiva de Río Negro, pero además, en un sector en donde el sistema ya cuenta con el petróleo que se inyecta desde los yacimientos neuquinos, incluyendo los de Vaca Muerta.

Por otro lado, según informan varios medios de comunicación, a principio de este mes se hablaba de un “cuello de botella” en la red de oleoductos, para lo que la empresa había prometido una inversión millonaria que aún no comienza a ponerse en práctica. Los hechos indicarían que una vez reconocido el problema y a la “espera de inversiones y reformas” no se tomaron medidas preventivas con respecto al caudal inyectado sobre el oleoducto.

Mientras esta empresa y el gobierno habla de “fallas” y “accidentes”, la falta de inversión, y el aumento de la explotación de hidrocarburos indiscriminado sin medir consecuencia alguna indican que el problema real es el criterio capitalista de poner las ganancias por encima de todo. Un accidente es algo que sorprende, no algo que está precedido por varias alarmas. Hoy estamos ante la negligencia y la desidia de los que deciden hacerse millonarios a costa de nuestro ambiente y nuestro futuro.

Por su parte, la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de Río Negro desplegó un drone para determinar el volumen esparcido y la superficie afectada quedando en investigación la magnitud ambiental que generara. Mientras que, como se trata de una red nacional de conducción de petróleo, Nación declaró que enviará una brigada ambiental y que pedirá un pago de garantía ambiental hacia la empresa. Nada más hipócrita tratándose del oleoducto que transporta el 95% de la extracción no convencional de Vaca Muerta, actividad altamente cuestionada por sus graves impactos ambientales  como la contaminación del agua, los crecientes basurales petroleros a cielo abierto y los consecuentes sismos provocados por dicho método.

Pero sobre todo, el gobierno oculta que el principal accionista de Oldelval es YPF, y por lo tanto el Estado no puede pretender haber desconocido la situación ni negar haber tenido la posibilidad de intervenir para evitar que esta tragedia climática ocurriera.

Los daños todavía están por calcularse, pero si hay algo que sabemos del petróleo es que los derrames tienen consecuencias enormes que pueden verse a lo largo de los años. Tal es el caso del desastre petrolero en el  Golfo de México, ocurrido el 20 de abril de 2010,  el cual generó un catastrófico deterioro en el  ambiente, la vida silvestre y la salud humana, y que, hasta la actualidad está lejos de recuperarse. Así, mientras las empresas multinacionales cosechan ganancias a mansalva por la extracción de petróleo, poblaciones enteras se ven afectadas mientras se contamina el agua y la tierra por esa sed de ganancia. No es una falla, es el capitalismo.


*Ximena Meza Arroyo es parte de Acción Ecológica Anticapitalista (AEA).

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí