No a la quinta hora en las escuelas

Por la implementación de la doble jornada en las escuelas con Plenos derechos estatutarios

Desde antes del receso invernal, el gobierno ha dicho que está dispuesto a implementar una reforma en las escuelas primarias, que conociste en la incorporación de una hora más de clases llevando la semana a 25hs. Esta reforma se plantea como una solución a los problemas pedagógicos arrastrados desde antes de la cuarentena y agudizados por el cierre de las escuelas durante ella.

Denunciamos que esta reforma es una gran trampa, con lindas palabras, mucha cháchara y nada concreto. Por un lado, el sumar una hora más de clases por día supone no avanzar en la implementación de la jornada completa, es apenas un parche pedagógico que no responde a las necesidades de miles de niños y niñas. Por otro lado, oculta que los problemas de aprendizaje no son por falta de horas de clases, sino por las condiciones de las escuelas y de la sociedad en general. ¿De qué sirve una hora más de clases si nuestros alumnos no comen o sus padres no están, no tienen empleo?

Además, supone un atropello a los derechos de los docentes. La reforma impulsada por el gobierno nacional y el gobierno provincial violenta el Estatuto Docente creando  cargos  por fuera del Estatuto.

Los docentes no debemos aceptar esto, no sólo porque no soluciona  los problemas de los chicos y chicas, sino porque esta reforma se hace una vez más con la explotación de los docentes. Jornadas más largas a cambio de “aumentos” que luego se come la inflación, significa más explotación en las mismas condiciones edilicias. Se seguirán perdiendo días de clases por falta de agua, gas, luz, techos que se caen, etc. Junto a esto, nosotros pondremos el cuerpo una hora más (o dos si tenemos doble cargo que es lo normal) en cursos sobrepoblados y con las mismas problemáticas.

Con esta reforma no sólo perdemos los docentes derechos, sino que busca dividir a los docentes. Su implementación poco a poco y donde se pueda, busca fragmentar al colectivo docente enfrentando a docentes contra docentes dentro de cada escuela y a las escuelas entre sí en cada distrito, aprovechando la necesidad económica de cada compañero, agigantada por la crisis económica y los bajos salarios.

Desde la Agrupación Carlos Fuentealba planteamos que es necesaria una reforma distinta, una que realmente ponga fin a los problemas educativos en general. Es necesario que se deje de jugar con las necesidades de los alumnos y los docentes y se ponga como prioridad la educación pública. Necesitamos aumento de presupuesto para educación, no más plata para el FMI.

Planteamos que hace falta un plan de infraestructura que ponga en condiciones a las escuelas para poder implementar una verdadera doble jornada en todas las escuelas, con salarios dignos y creación de cargos con derechos plenos. No más cargos flexibilizados sin derechos estatutarios, por un cargo con un salario de 160 mil pesos.

Organicemos las escuelas contra este atropello a nuestros derechos y en defensa de la educación pública.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

2 COMENTARIOS

  1. Cómo padres estamos en desacuerdo con la quinta hora. Tenemos problemas en el trabajo por el cambio de horario. Quien lo puede llevar o ir a buscar. Hermanos y gente q labura con otros horarios, y no se puede cumplir. La inseguridad de salir más temprano y el pánico solo perjudica a nuestros hijos. El frío del invierno. Van redormidos y mientras los avances hablan de quedeberian empezar la escuela más tarde para rendir más, hay escuelas que lo ponen a la 7. El pibe que te sale a la 18 ya no puede ir a fútbol , te quita posibilidad de realizar actividades que antes podías. No le da el horario a nadie.
    Nos imponen un horario sin consultar. Hay escuelas donde la mayoría viaja. Se levantan dos horas antes o mas. Llegan dormidos. No mejora la educación. Es más de lo mismo o solo ir a dormir.
    Hay que hacer edificios para tener escuelas con otros horarios. El padre tiene que elegir a qué escuela lo manda si de 4, 5,6 o8 horas. Y no imponerlo. Los docentes tienen que capacitarse y cobrar sueldos dignos.
    En mí caso mis hijos van abandonar la primaria. El año que viene no los mando 5horas.
    Entre cambiarlos de escuela si es que consiguiera una con un horario acordé o que no vayan más prefiero que no vayan más. no puedo garantizarles lo basico con el horario terrible que nos impuso la escuela.
    Nadie los puede llevar.
    Yo no los mando más.

    Den trabajo. Hagan más escuelas y a esas nuevas pongales nuevos horarios.
    Yo este mes ya le dije a la escuela que van al horario normal aunque le pongan faltas todos los dias. Pero el año que viene ni los mando.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí