once años de su muerte

Nestor Kirchner: La película completa

Hoy se cumplen once años de la muerte de Néstor Kirchner. El oficialismo decide mostrar algunas fotos, no quieren ni pueden enfrentarse a la película completa. Ponete cómodo y prepará los pochoclos, porque acá la vamos a proyectar entera.



Una película no es otra cosa que un conjunto de fotos que el ojo ve como una continuidad. Si viéramos solo algún plano del film sería muy difícil que podamos entenderlo, para poder terminar de apreciarla en su totalidad, tenemos que verla entera, tenemos que ver esas miles de fotos continuas que narran una historia.

El kirchnerismo quiere ver la foto de Néstor bajando el cuadro de Videla, quiere ver la foto de Néstor diciendo que nos trae “un sueño de un país unido”, incluso lagrimean con la foto de Cristina vestida de luto. Nosotros vamos a proyectar la película, no logramos empatizar tanto con las imágenes del oficialismo. Así que ponete cómodo y preparate los pochoclos.

¿Un Néstor Menemista?

Kirchner no nació políticamente en el 2003, resulta obvio decirlo, pero conviene recordarlo a fin de evitar olvidos voluntarios. Néstor como Gobernador de Santa Cruz, fue un férreo defensor del gobierno de Menem a quien llamó “el mejor presidente después de Perón”. Fuerte.

Corrían los tiempos de las privatizaciones, que defendían el conjunto del empresariado local. Esperaban hacer grandes negocios en su asociación minoritaria con los capitales internacionales y si hay algo que los gobiernos hacen, es garantizar los grandes negocios de los empresarios. En esos tiempos, Néstor al frente de una provincia petrolera fue un actor clave en la privatización de YPF, acción por la que cobró una comisión de 1200 millones de dólares, dinero que fue al exterior sin destino conocido.

Apoyó el cambio de constitución que permitió la reelección de Menem en el ´95 cinco años después de que éste indultara a los genocidas de la última dictadura militar. Se ve que en aquella época no se sentía un “hijo de las madres” como se autotituló en la ONU años más tarde.

Néstor apoyó decididamente las privatización de las jubilaciones bajo el régimen de las AFJP, lo que trajo pobreza y resistencia de los abuelos en los 90. Por esa razón fue blanco de elogiosos comentarios del entonces Ministro De Economía, Domingo Cavallo.

Mirá también:  “El que no cambia todo, no cambia nada”

Comenzó en el ´98, su alejamiento del menemismo, cuando este demostraba estar quedándose sin nafta, con el país con enormes cifras de miseria, puebladas y escándalos de corrupción.

Contra los mineros, Néstor se puso Turbio

En el 94, Los mineros del Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT) venían de recuperar su gremio con una lista de izquierda y se disponían a enfrentar el intento de privatización dirigido por Menem y Kirchner. Además, el gobierno había designado un interventor, Sergio Tasselli, quien tenía la misión de eliminar el convenio colectivo de los trabajadores. En asamblea los trabajadores decidieron tomar la mina, entrar a los socavones con 300 mineros, que se atrincheraron en defensa de la Mina y de sus condiciones de trabajo.

Sergio Berni infiltrado en la lucha minera en Río Turbio por órden de Néstor Kirchner.

Fue entonces que Néstor se puso turbio, muy turbio. Le pidió a Segio Berni que se infiltre entre los trabajadores, haciéndose pasar por un médico que quería ayudarlos, cuidar su salud para que pudieran seguir adelante con su lucha. Algunos trabajadores declaran que les daba pastillas que les hacían “dar sueño” y les decía que eran para que “estén tranquilos”. Un grupo de trabajadores lo escucharon afuera de la mina, mientras el resto dormía, hablando por teléfono, pasando la data de lo que habían resuelto los trabajadores. Al día siguiente los mineros decidieron echarlo de la toma. Meses después se enteraron que era el médico personal de Tasselli. Casualidades de la vida…

¿Nacional y popular?

“Que boludo, que boludo, el estado de sitio se lo meten en el culo” coreaban cientos de miles de personas que marchaban desde todos los barrios y en todas las plazas del país. Luego vino “La Batalla De Plaza De Mayo” en la que los piqueteros, junto a miles de personas de a pie, oficinistas, motoqueros, estudiantes y los partidos de izquierda, resistieron la represión policial que dejó un saldo de 5 compañeros caídos en las inmediaciones de la plaza de mayo y 32 en todo el país.

Mirá también:  Una cortina de humo para tapar el ajuste que viene: ¡#PASOaManuelaCastañeira!

Horas más tarde De La Rúa salía volando en helicóptero. La alegría popular invadió la Plaza, las veredas, los balcones y los hogares.

La rebelión popular, en conjunto con el boom exportador de los precios de las materias primas, generó las condiciones de un gobierno que de algunas concesiones a las masas.  Fue en ese contexto que Néstor comenzó su transformación política: Defensa del intervencionismo estatal, enjuiciamiento de cientos de genocidas, estatización parcial de YPF y total de las jubilaciones, políticas sociales, etc.

Por otro lado, la burguesía nacional reclamaba un dólar alto para poder competir con los productos importados y una pesificación de sus deudas. Néstor, fue manejando hábilmente una caja engrosada por las divisas provenientes de la soja, construyéndose una base social a base de ayudas sociales para los sectores populares y financiando una nueva burguesía oficialista dependiente de los subsidios del estado y la “patria contratista”: Lázaro Baez, Cristobal Lopez, Eskenazi, etc.

Fue un aliado privilegiado de la burocracia sindical pejotista con quienes peleó por estatizar al movimiento obrero, tratando de evitar cualquier desarrollo independiente del mismo. Enfrentó con represión a los trabajadores del Casino de Puerto Madero, los trabajadores de la fábrica de neumáticos Fate y los de la salud del Hospital Francés.

Néstor tuvo la versatilidad necesaria para acomodarse en los diferentes momentos políticos. Tuvo la astucia para captar lo que su clase, los empresarios nacionales, querían y necesitaban, y lo que la correlación de fuerzas, que se desprende de la lucha de clases, le permitía.

Fue menemista hasta que se terminó el menemismo, fue nacional y popular cuando hubo que hacerlo, pero siempre fue un hábil político de la burguesía. Eso es lo que se observa en las diferentes fotos que a lo largo de los años construyen su película.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre