Mendoza: masiva movilización de docentes y estatales inunda la ciudad

Los docentes de escuelas públicas y privadas de Mendoza están realizando en estos momentos un paro de acatamiento masivo. Según los sindicatos SUTE y SADOP, el 90% de los docentes de la provincia se plegaron a la medida.

0
349

También los trabajadores de la salud pública convocaron un paro y marcharon de forma conjunta con los docentes. También participaron trabajadores bancarios. La movilización que ocupó el centro de la ciudad fue multitudinaria y desembocó en las puertas de la Casa de Gobierno.

La enorme movilización señaló como principal responsable al gobernador radical Rodolfo Suárez. El gobierno mendocino permanece en negociaciones paritarias con los sindicatos de trabajadores estatales, pero hasta ahora todas sus propuestas han sido rechazadas.

Mientras la inflación sigue subiendo y no desaparece el peligro de un mayor corrida cambiaria, el reclamo salarial es uno de los más sentidos entre los trabajadores de todo el país.

Suárez, escondido

El gobernador mendocino prefirió no tomar la palabra públicamente. En cambio, utilizó a sus ministros como voceros. Víctor Ibáñez, ministro de Gobierno, declaró que «el paro tiene que ver con intereses políticos. Hay un descontento con el gobierno nacional, y excede a la provincia». Que la población argentina está descontenta con el gobierno fernandista no es ningún secreto, lo sabe todo el país.

Pero esto no exime a Suárez de responsabilidades por la situación provincial. Aún si el fernandismo está causando estragos a nivel nacional, Suárez no deja de tener la responsabilidad de garantizar salarios dignos a los trabajadores estatales.

Mendoza, de pie

La enorme movilización de hoy está teniendo fuertes repercusiones. El gobierno parece acorralado ante un rechazo que se extiende entre miles. Mañana se repetirá el paro docente y en la salud, y hay expectativa por la posibilidad de nuevas medidas.

Desde el Nuevo MAS Mendoza señalaron que «la provincia se pone de pie contra el ajuste del gobernador Suárez» a través de un comunicado. Además de señalar la responsabilidad del gobernador, desde el partido de izquierda que tiene a Manuela Castañeira como referente apuntaron a las centrales sindicales. «La CGT y la CTA se niegan a convocar un paro nacional activo contra el ajuste de Alberto y el FM. Hace falta imponer una jornada nacional de lucha desde abajo que una a ocupados y desocupados por $160.000 de salario mínimo indexado mensualmente, contra el ajuste de Batakis al personal estatal».

Hace pocas semanas, la nueva ministra de Economía había anticipado medidas de recorte contra la plantilla de empleados estatales del país. Desde el Nuevo MAS denunciaron esta medida y señalaron la necesidad de un plan de gobierno alternativo al ajuste. «Por retenciones al 50% para los propietarios del agro de más de 1.000 hectáreas, junto a la obligatoriedad de liquidar divisas en un plazo de 30 días bajo apercibimiento legal», terminaba el comunicado.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí