McEstafa: los trabajadores vuelven al trabajo luego de no cobrar el mes de marzo

Los trabajadores de comida rápida serán obligados a volver a trabajar el día de hoy luego de no haber cobrado el salario del mes de marzo.

0
67

Días atrás cobró mucha repercusión el atropello por parte de las empresas de comidas rápidas más conocidas contra sus trabajadores. Estas cadenas multinacionales millonarias decidieron usar la cuarentena como excusa para hacer recortes de más del 50% del sueldo para los más de 25 mil jóvenes que trabajan en sus locales.

El pasado 6 de abril, trabajadores de Burger King, McDonald’s, Wendy’s, Mostaza, KFC y Starbucks, denunciaron a través de un comunicado y en distintos ámbitos esta verdadera estafa, logrando que el hashtag #McEstafa sea Tending Topic en Twitter.

Tal como comunicaron los trabajadores de la sucursal Villa Urquiza de Burger King, no hubo respuesta ni del sindicato, ni de la patronal, ni del Ministerio de Trabajo.

Por ello, el siguiente paso fue empezar a organizarse, llamando a elegir delegados y representantes en todas las cadenas de comidas rápidas para exigir el pago del 100% de los salarios y el presentismo correspondiente a los meses de marzo y abril, la cobertura de viáticos y sobre todo la reacción del Sindicato de Pasteleros, quien de momento sólo se limitó a declaraciones mediáticas. El gremio hace oídos sordos al reclamo de los trabajadores que representan la mitad de los afiliados del gremio, cuyas condiciones laborales son las más degradadas.

Este ejemplo de organización por abajo es clave en estos momentos de ofensiva de las patronales, que buscan evitar la pérdida de sus ganancias descargando la crisis sobre los trabajadores.

Según se informó, los locales de comida rápida retomarán la actividad a partir del lunes 13 de abril. La preocupación de los trabajadores es grande. No hay indicios de que las empresas vayan a garantizar las medidas de higiene y seguridad mínimas para cuidar la salud en el ámbito laboral. Según trascendió, el retorno será con personal reducido y sin atención al público, realizando las ventas a través de delivery.

Estos trabajos de modalidad part-time son realizados en condiciones de absoluta precarización, rotación constantes de tareas bajo enorme presión y explotación a cambio de salarios miserables en contrapartida a las ganancias millonarias que obtienen estas cadenas que se presentan como una buena opción laboral para la juventud. Son muchos los casos de trabajadores que llevan años en su puesto, y dependen de su fuente laboral para comer.

Con absoluta complicidad del gremio, en estos locales de comidas rápidas no hay delegados ni representación sindical para hacer frente a las condiciones que imponen estas empresas. “Cuando se inició la cuarentena despidieron a todos los chicos que estaban en período de prueba”, denunciaron desde el local de Villa Urquiza.

Es de suma importancia que el proceso de organización independiente y desde abajo se profundice y extienda para conquistar las demandas inmediatas, pero también para terminar con las condiciones de precarización que sufren miles de jóvenes, a partir de las cuales estas cadenas multinacionales saben extraer ganancias millonarias.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí