La Primera línea se pone de pie

La lucha de los trabajadores de la salud crece en distintos puntos del país

Mientras los gobiernos desfinancian el sistema de salud público y los empresarios cierran clínicas privadas especulando con la salud de la población, la heroica primera línea contra la Pandemia se pone de pie en defensa de sus condiciones laborales y del derecho a la salud.

Redaccion
Redacción de IzquierdaWeb.


La segunda ola del Coronavirus en Argentina y el riesgo cada vez mayor de una saturación de la capacidad hospitalaria está dejando al desnudo lo insustancial del discurso oficial repetido a lo largo de toda la Pandemia de que se estaba reforzando el sistema de salud.

Y nadie mejor que los propios trabajadores de la salud para dar testimonio con sus reclamos de la realidad que se vive en las clínicas y hospitales: desfinanciamiento, precarización laboral, despidos, salarios por debajo de la línea de pobreza y ataques a los derechos laborales.

Luego de un año de estrés y resistencia en la primera línea contra la Pandemia, médicos, enfermeros y trabajadores de la salud en general están protagonizando luchas en distintas provincias del país.

Desde Izquierda Web venimos haciendo un seguimiento de las distintas peleas que están protagonizando los trabajadores, configurando así un verdadero «mapa» de la rebelión de la salud.

El mapa de las luchas

Sin duda nuestro recorrido comienza en Neuquén: es que allí trabajadores autoconvocados de la salud están protagonizando una verdadera rebelión hace más de un mes contra la política de ajuste del MPN, obligando a todo el arco político de la provincia a posicionarse e incluso llegando a tener repercusión nacional. Hasta sectores del propio MPN tuvieron que posicionarse a favor de la lucha de los trabajadores.

Con paros y movilizaciones, pero sobre todo a partir del corte de ruta en Arroyito del jueves pasado, la lucha de la primera línea alcanzó un alto impacto político y, sobre todo, un gran sentimiento de apoyo del resto de la sociedad.

Todo esto a pesar de que el gobierno provincial aplicó represalias a los trabajadores que luchan, descontando los días de paro y en los casos más extremos, abriendo sumarios administrativos.

El conflicto llegó incluso hasta al burócrata del Sindicato de Petroleros de la Provincia, Guilermo Pereyra, que llegó a denunciar en la justicia a los trabajadores autoconvocados. Sin embargo, el apoyo social continúa del lado de los empleados de la salud, que siguen manteniendo cortes de ruta de manera permanente a pesar de las ordenes de desalojopor parte de la justicia aliada al gobierno y las patronales.

Mirá también:  Tren Sarmiento: trabajadores contagiados y servicio suspendido

La enorme lucha neuquina también llegó a la vecina provincia de Río Negro, donde en la localidad de General Roca los trabajadores se sumaron a los reclamos de sus compañeros neuquinos, por salario, condiciones laborales y contra el desfinanciamiento del sistema de salud en el medio de la Pandemia. Allí organizaron un corte y una «sentada» en el centrro de esa ciudad.

Otro gran epicentro de la lucha del personal de salud es Mar del Plata, donde son los enfermeros quienes tomaron la posta de la lucha contra la precarización, por mejores condiciones laborales y por la recategorización. Decidido en asamblea, desde el lunes están realizando un paro con guardias mínimas y un acampe por tiempo indeterminado en las puertas del Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata.

Pero con la lucha de los enfermeros el reclamo se fue extendiendo al resto de los trabajadores, consiguiendo la solidaridad y apoyo de camilleros, auxiliares, y hasta pacientes. El pasado miércoles realizaron una nueva movilización y acto en las puertas del hospital que convocó a más de mil personas, no sólo personal de salud sino también organizaciones políticas y una parte de la sociedad marplatense que salió en apoyo.

Todo esto a pesar de la absoluta ausencia de la burocracia sindical que desconoce por completo el proceso de lucha, incluso llegando a hostigar a los compañeros/as que estan al frente de la pela queriendo meter miedo y boicoteando todas las acciones. Sin embargo, la lucha continúa.

Mientras tanto, en todo el país pero principalmente en la Capital Federal el descontento entre los trabajadores de la salud privada es tan grande que obligó a la burocracia de Héctor Daer a realizar un paro a fines de marzo.

El paro tuvo un enorme acatamiento llegando incluso a realizarse asambleas a expensas de la burocracia, que buscaba vaciarlas o reducirlas a instancias meramente «informativas». En el caso de la salud privada, hay un gran atraso salarial y las patronales agrupadas en la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) se victimizan alegando aumento de costos y pocas ganancias producto de que la pandemia no les resulta “rentable”. Los empresarios están incumpliendo lo pactado en la paritaria 2020, lo que generó la bronca de los trabajadores y la convocatoria al paro.

Mirá también:  Récord de muertes por covid-19 en Argentina: 537 en un día

La lucha también se extiende al conurbano bonaerense. Allí, en algunos casos los empresarios de la salud privada están directamente cerrando sus clínicas un hecho criminal en el medio de la segunda ola de la Pandemia. Pero los trabajadores no se quedan de brazos cruzados. Es el caso, por ejemplo, del personal de la Clínica San Andrés, en Tres de Febrero.

Los trabajadores están luchando contra el cierre de la clínica, exigiendo su estatización y la recuperación de todos los puestos de trabajo. Se trata de 144 familias que quedaron en la calle. Desde esta semana, los trabajadores están realizando un acampe frente al PAMI. Exigen al intendente Valenzuela y al Gobernador Kicillof que el Estado se haga cargo de la clínica, que atiende a 18.000 pacientes del PAMI y cuenta con 90 camas que son extremadamente necesarias en este contexto de agravamiento de contagios e internaciones.

En Córdoba, cientos de trabajadores de los principales hospitales de Córdoba Capital fueron al paro esta semana, no sólo en reclamo de mejores condiciones salariales, sino también en rechazo a la política negacionista de Schiaretti que se niega a tomar cualquier medida frente a la segunda ola de la Pandemia.

Además, los trabajadores reclaman mayor presupuesto para la salud pública y rechazan el escandaloso despido de 70 trabajadores, una política criminal en el medio de la Pandemia, cuando en realidad se debería estar aumentando la planta del personal de Salud.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre