COVID-19

Los trabajadores aeronáuticos y la pandemia

Los trabajadores aeronáuticos nos vemos expuestos todos los días a la posibilidad de contagio. Sin condiciones de higiene y salubridad necesarias, en los aeropuertos se trabaja en un clima de tensión y preocupación.

Trabajador aeronáutico


Junto con los trabajadores de la salud, los trabajadores aeronáuticos somos de los más expuestos a la pandemia. Esto se debe a que los aeropuertos son la puerta de entrada del coronavirus al país.

Entre los compañeros se refleja la preocupación y el estado de alerta. No es para menos, los puestos sanitarios en estos lugares de alto riesgo son deficientes, mínimos y con falta de personal.

El pedido a la ANAC, a las empresas y a los gobiernos se escucha a diario: necesitamos que se habiliten nuevos y mejores puestos de sanidad con capacidad de responder en el acto la enorme cantidad de casos posibles de COVID-19, tanto de pasajeros como de los trabajadores que estamos expuestos.

Junto a esta preocupación que vivimos a diario, se suma la de la inexistencia, en muchos aeropuertos del país, de medidas de detección temprana del virus para quienes allí trabajan. Medidas que son esenciales, sobre todo si se tiene en cuenta tercerizadas como las de limpieza que están en constante contacto con los pañuelos descartables que desechan los pasajeros, o las mantas que estos usan arriba del avión. O los empleados de seguridad que tienen que pedir los bording pass y hablar cara a cara con los pasajeros.

Si bien la mayoría de las líneas aéreas han provisto de alcohol en gel a sus empleados, nos han llegado comentarios de empleados tercerizados que no les han brindado absolutamente nada. Tal es el caso de los trabajadores de SAN (Servicios aeroportuarios neuquinos) que han tenido que hacer una “vaquita” para comprar alcohol en gel, barbijos y guantes.
Estas situaciones generan preocupación porque para que el virus no se propague todo debemos tener los elementos de higiene necesarios: alcohol en gel, sanitizantes para los mostradores, barbijos adecuados, guantes, protecciones visuales y si es necesario mamelucos. Estos elementos deben ser provisto a todos los trabajadores de manera urgente.

Mirá también:  Nuevo libro: El mundo que viene

Frente a estos faltantes hemos presenciado enormes gestos de solidaridad, como en los casos de empleados que les brindan alcohol en gel y le pasan barbijos a quien no tenga contrastando con las patronales que se empeña en amedrentar diciendo cosas como: “hagamos durar los elementos porque se van a quedar ustedes sin nada”.

Esta situación es la que viven los aeronáuticos a diario, pero no termina acá, una vez que se va el avión el trabajo sigue, y la preocupación también. Ese momento en el que el avión hace el push back todos vuelven a la oficina a guardar las herramientas de trabajo, a charlar de la operación y a llenar los papeles que tengan que llenar. Una vez que van a la oficina las condiciones de higiene son mínimas. Oficinas que funcionan de guardarropa, de lugar para almorzar, de depósito, etc. Lugares de espacios muy reducidos donde no entra una caja y tienen que hacer “malabares” decena de personas. Oficinas que no tienen baño para los empleados, medida que le urge a gran parte de los trabajadores, sobre todo en estos momentos donde la higiene es una pilar central en la lucha contra el virus.

Las condiciones son preocupantes y mantiene en vilo a los aeronáuticos que vuelven a casa y ponen en riesgo a sus seres queridos. Motivo que los ha llevado a un estado de alerta que en las ultimas horas se ha profundizado. En Neuquén, los empleados que trabajan para la empresa Swissport, que se encarga de la operación en tierra de la low cost Norwegian, y en donde la corriente sindical 18 de diciembre tiene presencia, se enteraron por medio de un correo electrónico, después de terminada la jornada laboral y horas antes del anuncio oficial de la cuarentena obligatoria, que los «licenciaban». Que se tenían que tomar días de vacaciones sin el pago de viáticos ni comida (ítems que representa gran parte de su sueldo).

Mirá también:  Ya son ocho las muertes por coronavirus en el país

Estos no son momentos para bajar los brazos y esperar que el virus desaparezca por arte de magia, son momentos para que nos organicemos más que nunca y logremos discutir una salida colectiva en todos los aeropuertos del país y en todos los lugares de trabajo. Que las decenas de sindicatos aeronáuticos convoquen a asambleas conjuntas y que todos los trabajadores discutamos desde abajo como superar esta crisis sin que sean siempre los mismos los que pagan los platos rotos.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre