brasil

Los actos pro-Bolsonaro no dan vuelta la situación

Mantener la ofensiva en las calles para derrotar a Bolsonaro y a la reacción. En el día de hoy había una gran expectativa en relación a los actos pro-Bolsonaro que prometían ser una respuesta de la ultraderecha a los hechos en Defensa de la Educación ocurridos el pasado día 15, llamado 15M. Mientras escribíamos esa nota, la comparación entre las manifestaciones de la izquierda en Defensa de la Educación y las manifestaciones en defensa del gobierno de Bolsonaro del día de hoy dan un gran margen de ventaja a las protestas de la izquierda. La concurrencia y alcance de los actos de izquierda son ampliamente mayores.

Antonio Soler
Profesor. Dirigente de la Tendencia Socialismo o Barbarie del PSOL de Brasil.


Hasta el cierre de esa nota, los actos oficialistas de hoy ocurrieron en cerca de 133 ciudades, 22 estados y en el Distrito Federal. Estas manifestaciones reunieron a miles de personas en todo el país, pero tuvieron un carácter verdaderamente de masas sólo en São Paulo y en Río de Janeiro. En comparación, las manifestaciones opositoras del 15 de mayo alcanzaron más de 222 ciudades, 26 Estados y Distrito Federal y llegaron a reunir a más de un millón de personas en todo el país. [1] Es decir, hasta ahora se verifica una clara ventaja cuantitativa para las manifestaciones del 15M.

Desde el punto de vista político y social las diferencias son abismales. Los actos del día 15/05, que fueron convocados por la Confederación Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), tendían a manifestaciones más de vanguardia a los ataques reaccionarios del ministro de Educación, Abraham Weintraub, a las Universidades Públicas Federales, las de «lío». Acto seguido de la contingencia (corte provisorio que puede tornarse definitivo) de cerca del 30% de los fondos públicos para toda la educación, otra cosa que aumentó la bronca fueron los ataques de Bolsonaro a los manifestantes llamándolos de «idiotas útiles e imbéciles».

Esta combinación de elementos, sumados a la creciente bronca contra la política reaccionaria del gobierno en toda su línea política, a la contrarreforma previsional, las reducciones salariales y al empeoramiento generalizado de las condiciones de vida, fueron el combustible para una manifestación masiva de la juventud combativa seguida por profesores y trabajadores estatales. Lo que se produjo en São Paulo y otras capitales del país, fueron actos que recordaron las luchas de junio de 2013 en sus expresiones más radicales y que tuvieron como síntesis un unísono «Fuera Bolsonaro».

Comparación del alcance y la concurrencia de las manifestaciones en Brasil. Los actos de izquierda contra los recortes a la educación fueron ampliamente mayoritarios.

Las manifestaciones de hoy son las antípodas del 15M y se asemejan política y socialmente a las manifestaciones pro-impeachment de Dilma Rousseff iniciadas en marzo de 2015. Asistimos así en las calles de ese domingo una manifestación de carácter pequeñoburguesa y clase media alta, apoyada por parte del gran empresariado nacional y que tenía como directriz la defensa de la contrarreforma  previsional, del paquete «anti crimen» del Ministro Sergio Moro, del Decreto del Armamento, del impeachment de ministros del STF y de toda orientación autocrática de Bolsonaro.

Mirá también:  Brasil | Escándalo de mentiras masivas y financiamiento ilegal enchastra la campaña de Bolsonaro

 

Una correlación de fuerzas en disputa

Las manifestaciones de hoy tienen gran importancia porque además de defender las pautas reaccionarias también fueron un intento del gobierno y de su base político-social de establecer una correlación de fuerzas más favorable con el Congreso, con el Poder Judicial y, principalmente, con el movimiento social.

El cuestionamiento por derecha sobre la  política del intercambio de favores,  que convence a sectores de masas, lleva un enorme peligro a los derechos democráticos, principalmente de los trabajadores. El cuestionamiento por la derecha sobre la política del intercambio de favores en el parlamento, que convence a sectores de masas, lleva un enorme peligro a los derechos democráticos, principalmente de los trabajadores. Esto porque Bolsonaro quiere a toda costa imponer alguna forma de semibonartismo. Es decir, un régimen político basado en la imposición de Decretos Presidenciales, en la sumisión de los demás poderes y, principalmente, en la represión de la organización y de la lucha de los trabajadores, principal conquista democrática dentro del actual régimen político.

Pero hoy por hoy, las manifestaciones de ese domingo no sirvieron para que el gobierno altere la dinámica de caída de su popularidad, de fortalecimiento de la resistencia desde abajo y de cuestionamiento generalizado de su política. Es decir, podemos afirmar que vivimos una dinámica de la lucha de clases en la que la posibilidad de derrotar los brutales ataques contra los trabajadores y los oprimidos sigue abierta.

Sin embargo, a pesar de todos los cruces el Ejecutivo y los va y viene del gobierno, ataques fascistas, como el Decreto de Armamento y el paquete «anti crimen» de Moro, siguen en curso. Es necesario dejar claro que no estamos todavía en una coyuntura de cambio categórico de las relaciones de fuerzas.

Mirá también:  Brasil – Ningún apoyo al gobierno, ni a la oposición burguesa

Así, para derrotarlos, tendremos que hacer jornadas de luchas masivas hasta el final del semestre. De esa manera es fundamental dar continuidad a los actos masivos el próximo día 30 (2º Acto en Defensa de la Educación) y el día 14/06 (Huelga General) para derrotar en primer lugar la contrarreforma de previsional, punto sobre el que el conjunto de la clase dominante está unificada y que sigue tramitando en el Congreso y que para derrotarla tendremos que hacer jornadas de luchas masivas hasta el final del semestre.

Sumado a ello, en este momento de experiencia generalizada con Bolsonaro, ataques sistemáticos a los derechos de los trabajadores y contraofensiva de masa de los de abajo, necesitamos hacer adecuaciones en nuestra política para dejar claro que mientras no derrotemos a este gobierno, avanzará para atacar nuestros derechos e imponer una correlación de fuerzas estructuralmente desfavorable a los trabajadores y a los oprimidos.

En ese sentido, junto con la lucha central para derrotar la contrarreforma previsional es necesario jerarquizar el Decreto del Armamento y el Paquete «Anti crimen». Sabemos que una serie de otras cuestiones necesitan ser pautadas, tales como la política educativa, de vivienda, de ambiente, etc. Por eso, necesitamos una consigna común general para unificar la lucha.

Así, al contrario de la dirección lulista y de sectores de la izquierda que temen el avance del movimiento de masas, pensamos que a partir de esta nueva coyuntura de crecimiento de la resistencia y de necesidad de unificar el movimiento para derrotar al gobierno y todas las fuerzas reaccionarias, es necesario presentar demandas de orden político: Fuera Bolsonaro y Mourão y por Elecciones Generales realizadas de forma verdaderamente democrática.

 

 

[1] https://g1.globo.com/politica/noticia/2019/05/26/cidades-brasileiras-registram-atos-em-apoio-ao-governo-bolsonaro.ghtml

[2] https://socialismooubarbarie.org/post/repudiemos-o-decreto-de-armamento-de-bolsonaro

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo es parte de un trabajo mayor publicado en Izquierda Web el 17 de mayo de 2020. La política revolucionaria como arte estratégico   Veamos para finalizar con lo que damos en llamar el “paralelogramo de fuerzas de la política revolucionaria”. Lo concebimos como la capacidad de estar en el momento justo donde hay que estar. Se puede aprovechar hasta con organizaciones pequeñas. El paralelogramo de fuerzas es algo que inicialmente se constituye de manera objetiva, un conjunto de determinaciones que condensan objetivam...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre