Genio y figura

Los 70 de Charly: esos raros, y siempre vigentes, peinados nuevos

Ayer fue el cumple de Charly, también el de Federico Moura, otro gran exponente del rock nacional.

Columnista de Izquierda web.


Y yo canto para usted

el que atrasa los relojes

el que ya, jamás podrá cambiar

y no se dio cuenta nunca que su casa se derrumba

Si se puede (cosa que realmente es así) hablar de rock argentino, como una vertiente original y genuina del género nacido en los Estados Unidos y perfeccionado en Gran Bretaña; Charly Garcia (como Spinetta, Miguel Abuelo, Pappo y un largo etcétera) debe ser considerado como uno de sus mejores cultores. Creemos observar a lo largo de su carrera una evolución y un in crescendo musical que pareciera (su último álbum Random es de 2017) no tener techo.

Músico de conservatorio y amante fiel de The Beatles en primer lugar y del rock denominado progresivo que lo acompañaba durante su adolescencia, supo conjugar aquello con una fina sensibilidad para la composición letrística y la creación armónica. Como señaló Billy Bond “Canción para mi muerte es un tango… hecho rock”. Será Sui Generis su primera banda (dúo coral primero y casi un sexteto en su despedida en el Luna Park) en donde en la comparación con Pescado Rabioso, Aquelarre o Pappos Blues salía perdidoso. La llegada de la dictadura conmocionó y censuró al ya de por sí cuestionado rock argentino. Charly crea primero La máquina de hacer pájaros en 1976 y luego de una breve estada en Brasil arma el que será uno de los mejores grupos de América Latina: Serú Girán. Malvinas sacude a la dictadura, el rock convoca a la juventud y los shows expresan también el grito de Abajo el “Proceso asesino”. Charly ya devenido solista, reúne multitudes en Ferro mientras todxs rugimos No bombardeen Buenos Aires e Inconciente colectivo.

De ahí en más ya es un prócer. Enumerar sus decenas de éxitos sería ocioso. Como Pappo, nunca se destacó por su voz ni por una modulación perfecta, pero a su virtuosismo instrumental lo acompañó siempre una increíble capacidad para enhebrar melodías en temas de tres minutos (Lennon y Mc Cartney están allí). Y last but not least… sus composiciones acompañaron los avatares de este país: desde las premonitorias Juan Represión y José Mercado, como las críticas veladas y no veladas a la dictadura en Hipercandombe o Qué se puede hacer salvo ver películas y ya en “democracia”: Demoliendo hoteles o Cerca de la revolución, siendo mezquinos en la enumeración.

Charly cumple 70 años pero su música está fresca y vigente como cuando comenzó con sus zapadas de secundaria a fines de los sesenta. La mediocridad para algunos es normal, la locura es poder ver más allá escribió en 1975 y sus composiciones siempre supieron estar a la vanguardia (sin desconocer que crisis personales afectaron algunas de sus producciones) y muchas de ellas devinieron himnos. Como supo cantar Gieco, y no sólo él: “somos los Salieris de Charly”. Seamos muy poco originales: “Feliz Cumple Maestro”.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre