Repudio

Liberan a uno de los asesinos de Mariano Ferreyra

Se trata de Pablo Díaz, el representante de la burocracia de la Unión Ferroviaria que comandó la patota que asesinó a Mariano Ferreyra e hirió de gravedad a Elsa Rodríguez.



La justicia dejó libre al asesino de Mariano Ferreyra, Pablo Díaz. Todavía le quedaban 8 de los 18 años de prisión que se le habían dado. Díaz fue uno de los implicados que atacaron en patota, bajo las órdenes de José Pedraza, a los trabajadores precarizados del Ferrocarril Roca el 20 de octubre del año 2010. 

Los autores materiales de los disparos fueron Cristian Favale y Gabriel Sánchez, ambos barrabravas, junto a Pablo Díaz, el delegado designado jefe de la patota por Pedraza. Los tres recibieron una pena de 18 años.

El ataque final fue cuando las banderas estaban siendo replegadas y las organizaciones en retirada. En ese momento, Díaz dio la orden de correr con los ‘fierros’ hacia la manifestación, donde dispararon a matar y terminaron hiriendo gravemente a Elsa Rodríguez, y asesinando al joven militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra.

Durante la investigación judicial se comprobó la relación entre Díaz y la cúpula de la Unión Ferroviaria, los responsables intelectuales. Pedraza y el “Gallego” Fernández, quienes conducían la UF, fueron condenados a 15 años de prisión el 19 de abril de 2013. 

Nada de esto se hubiera conseguido si no fuera por la insistencia de la militancia de izquierda de permanecer en la calle desde el comienzo, acompañando a los trabajadores precarizados, como exigiendo Justicia por Mariano Ferreyra y cárcel a los asesinos, denunciando la complicidad sindical-patronal, junto con la policía y el Estado.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Llegamos al final de esta hermenéutica del Prefacio de la Fenomenología del Espíritu, al que, recordamos, Marcuse había calificado como una de las más grandes realizaciones filosóficas de todos los tiempos. Como veníamos haciendo respetamos el propio ordenamiento del texto El recorrido (“la odisea”) fue ardua y por momentos escabrosa. No olvidemos que el “fin” propuesto: elevar a la filosofía como ciencia, implicaba ir desmenuzando e incorporando otros intentos para ese objetivo y requería de “medios” en donde el  esfuerzo para penetrar en e...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre