Guernica y arte

    Las calles y las paredes son de los luchadores

    Una artista "progre" peronista tapó un mural en defensa de la lucha de Guernica con un mensaje macartista defensor de la represión. Las imágenes se viralizaron en redes sociales. Escribe el autor del mural en defensa de las recuperaciones de tierra.

    MUTT

    En los últimos días circuló por redes sociales un amplio repudio hacia una artista y militante peronista que tapó un mural que había realizado un compañero del Nuevo MAS en solidaridad con la lucha de Guernica. No sólo por su burdo mensaje macartista, sino también por haber sido pintado apenas horas después del brutal desalojo por parte del gobierno, generó una gran indignación que hizo que las imágenes de ambos murales se viralizaran en las redes.

    En el marco de la lucha de los vecinos de la toma de Guernica por el derecho a la vivienda, realicé un mural como artista y militante del ¡Ya Basta! en solidaridad con ellos en la esquina de la Facultad de Artes de la UNLP, entendiendo que ni las paredes de nuestra ciudad ni los estudiantes de esta universidad son ajenos a las problemáticas y peleas de los trabajadores y sectores populares.

    Lamentablemente, el domingo posterior al desalojo represivo de las tierras de Guernica llevado a cabo por el gobierno de Kiciloff, nos encontramos con que el mural había sido tapado por una artista platense y militante peronista en una clara actitud provocadora y macartista contra quienes estuvimos apoyando la lucha de los vecinos desde el primer momento. Esto resulta evidente en la frase que expresaba esa pintada con la que tapó el mural: “el peronismo escribe la historia, la izquierda la anilla”.

    Este macartismo es sintomático de parte de militantes de un gobierno que se definió en defensa de la propiedad privada del negociado inmobiliario y contra el derecho a la vivienda, y que en los últimos días ha lanzado una campaña asquerosa de ataque y desprestigio a la izquierda trotskista. Ante esta ofensiva reaccionaria de parte de militantes que se han alineado detrás del gobierno y su política represiva, salimos a responder este ataque interviniendo esa misma pared, modificando su contenido, para enfatizar que el desalojo fue efectuado contra los sectores más oprimidos de la sociedad, familias que carecen de los recursos más básicos como es una vivienda. La historia que el peronismo se jacta de escribir quedó demostrada el jueves en Guernica: un ejército de policías que con gases y topadoras pasaron por encima las cosas de personas que no tienen nada, que fueron despojadas de todo por este sistema capitalista que el peronismo en cada instancia se encarga de sostener.

    Las repercusiones de esta acción nos llevan a reflexionar sobre el rol del arte y su relación con la lucha de clases, de la cual emerge y aunque no la refleje de forma directa, nunca puede disociarse del todo. El arte que se pretende revolucionario expresa cierta forma de entender el mundo, una praxis puesta al servicio de imaginar una sociedad emancipada, una articulación de las contradicciones de las que nace y que nos impulsa a crear nuevas formas de relacionarnos con nuestro entorno y entre nosotros. El arte nunca puede estar del lado de las topadoras y de las botas policiales, a riesgo de dejar de ser arte para ser propaganda reproductora del orden social existente y la barbarie capitalista. Llamamos a los compañeros y a los artistas a apropiarnos de las paredes de nuestras ciudades, a llenarla de rayones y pintadas contra quienes prefieren usar su arte para encubrir el accionar represivo del Estado que defienden. Contra la estetización de la política que promueven los reaccionarios, nosotros nos posicionamos por la politización del arte.

    Mientras el peronismo escribe la historia a base de topadoras, mientras se preparan para firmar un nuevo acuerdo con el FMI, mientras defienden la propiedad privada de los ricos, desde la izquierda estaremos siempre del mismo lado: junto a los explotados y oprimidos, en las calles y en las paredes, que son de los que luchan.

     

    Print Friendly, PDF & Email

    Colaborá con la izquierda


    Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

    Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

    Me quiero suscribir




    Recomendadas

    Internacional

    Lectura recomendada

    La abnegación no es una palabra menor en la vida de los revolucionarios, y en esto el Che Guevara fue un ejemplo. Su impulso revolucionario lo llevó a dejar la comodidad de las oficinas del Banco Central de Cuba, del cual era presidente, para internarse en el monte nuevamente y luchar hasta su muerte. El imperialismo y la burguesía, después de matarlo, han buscado mercantilizarlo y ubicarlo como fetiche de vidriera. Por nuestra parte, creemos que debemos partir de su reivindicación como revolucionario y de una evaluación objetiva pero tambié...

    Trabajadores

    Las Rojas

    Últimas noticias

    DEJAR UN COMENTARIO

    Ingresar comentario
    Ingrese su nombre