Polémica con La Nación

La “Tribuna de doctrina” se queja del adoctrinamiento…

El video que circula de la docente kirchnerista está siendo utilizado por la derecha en una cruzada en defensa de su propia doctrina.



”La confusión entre docencia y militancia se ha acentuado mucho en las últimas dos décadas. El discurso panfletario se ha metido no solo en las escuelas secundarias, sino también en las primarias; no solo en los colegios públicos, sino también en los privados” asegura Luciano Romano, periodista del siempre derechista ahora macrista, diario La Nación. Este escriba a sueldo de los grupos de poder de este país, continua su cruzada contra el “adoctrinamiento” cuando describe el estado actual de las escuelas en materia pedagógica: “Han convertido el aula en un espacio de disputa. La escuela ha dejado de ser una institución que valora la pluralidad, la exigencia y el estudio para transformarse en un territorio dominado por la anomia, donde en lugar de debatir ideas se revolean consignas, manipulaciones y prejuicios.” ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Hay algún pasado, antes de estos supuestos veinte años de adoctrinamiento, en el que se fomentara el pensamiento libre y critico como dice Romano?

Recuerdo que, en mis primeros actos del 12 de octubre en la primaria, actué de “indiecito” y saludaba con afecto a los españoles que llegaban a nuestras costas. “Dos mundos se completamente distintos se encuentran” decía la maestra, cuando narraba con un micrófono la amistosa relación que comenzaba a forjarse entre indígenas y europeos. Nadie habló de adoctrinamiento, ni de “ideología” porque todos los padres, docentes y directivos habían sido formados por la historia mitrista, la historia oficial. A todos ellos se les había dicho que Roca había liberado el desierto, que la independencia de Argentina había sido gracias a la hazaña de grandes próceres y no de procesos sociales. A nadie se le había hablado del genocidio indígena que se había llevado adelante para instalar los cimientos de este país.

Mirá también:  Cambiemos quiere desguazar las escuelas técnicas

“La Nación será una tribuna de doctrina” dijo Mite y tuvo razón, tanta, que convirtió a todas las escuelas del país en replicadoras de su historia.  A fines de los 90′ y a principios del siglo XXI cuando el modelo neoliberal se estaba desmoronando y cientos de miles de docentes y estudiantes luchaban contra las reformas educativas impulsadas por el FMI, se comenzaron a dar otras discusiones en las aulas y el activismo cuestionó varias de las verdades mitristas. Una parte fue el resurgimiento del «revisionismo» peronistas, que quería una historia igualmente mitrista -de gestas, próceres y relato oficial- pero con otros protagonistas, empezando por Rosas.

Con la masividad del movimiento feminista se movieron aún más los cimientos de una escuela que carecía (y aún carece) de educación sexual integral en un país oficialmente católico. De esos “últimos 20 años” habla Romano, cuando los de abajo comenzamos a relativizar las “doctrinas” con las que habíamos sido adoctrinados por la ”tribuna de doctrinas”. Sus dogmas no son «ideología» ni «doctrina» sino «libertad de pensamiento». Otro pensamiento, diferente al del idílico pasado, es censura.

En Brasil, el gobierno de Bolsonaro impulsa un proyecto de ley llamado “escuela sin partidos” para avanzar por el mismo sendero que propone La Nación. Hay quienes dicen que buscan despolitizar la escuela y creo que esto es por lo menos inexacto. Buscan librar a las aulas de discursos de izquierda, que defiendan los derechos de los de abajo. Su problema no es con la política, es con la política que no sea de derecha. Por eso ese proyecto habla de eliminar la influencia del “Marxismo Cultural” y de la “Ideología de Genero”, dos conceptos inventados por la derecha para decir que están en contra de la lucha contra la desigualdad entre las clases y entre los géneros. La derecha bolsonarista en Brasil y la Macrista (y ahora libertaria) en Argentina, no quieren sacar los discursos políticos, quieren sacar solo los que ayudan a los de abajo a pelear por lo propio. En el camino, posan de víctimas de una inexistente censura.

Mirá también:  San Miguel | Los docentes y estudiantes de Filosofía se organizan contra el ataque de Macri y Vidal en las escuelas técnicas.

No creo que sean las formas, ni estoy de acuerdo con la docente del video. No es mi intención defenderla en esta nota. Solo creo que, quienes tenemos en mente otra sociedad que la que defiende el ahora diario macrista tenemos que poder debatirlo en las aulas, sea en calidad de docentes o de estudiantes. No nos comamos el cuento de la supuesta neutralidad, detrás de ella se esconde el sentido común forjado por la clase dominante, sus diarios, sus partidos y sus políticos.

Que la monolítica imposición de las ideas del diario La Nación haya sido cuestionada es presentado por ellos como cercenamiento de la «libertad de pensamiento». Porque la única libertad de conciben sus cerebros es la de su derecho a ser dueños de todo, incluidas las cabezas de los estudiantes.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre