Esteban Echeverría

La reserva Laguna de Rocha, a merced de los negocios empresarios

Vecinos autoconvocados denuncian que el gobierno y los empresarios quieren avanzar con la explotación de la reserva ecológica protegida Laguna de Rocha, en la zona sur del Gran Buenos Aires.

Lucas Sur

La reserva Laguna Rocha, ubicada en el partido de Esteban Echeverría,  desde diciembre del 2012 y a partir de la  ley provincial Nº14.488, fue declarada como una reserva ecológica integral y mixta 1. Es uno de los pulmones verdes más importantes de la Cuenca Matanza-Riachuelo y se compone de un conjunto de espejos de agua, pastizales y bosques en un territorio que abarca más de 1400 hectáreas de las cuales solo 640 se encuentran protegidas por la ley. El conflicto nace a partir de la modificación del proyecto original, gracias a la promulgación de Ley Nº14.516  la cual cede parte de los terrenos a los clubes Boca Juniors y Racing Club, para que construyan centros de alto rendimiento deportivo que afectarían directamente al territorio. Mientras que el primero desistió, el club de Avellaneda tiene intenciones de continuar adelante con el proyecto. Dicha iniciativa se encuentra suspendida debido a una cautelar dictada por la justicia gracias a la movilización y presión de los vecinos.

Además, el espacio está cotidianamente amenazado por el interés que suscita para desarrollos inmobiliarios (countries) y plantaciones de soja (con la consecuente fumigación por medio de agroquímicos). También se detectó un basurero municipal clandestino en el territorio, la tala ilegal e indiscriminada de árboles, el relleno de las zonas acuíferas y de humedales, el ingreso de máquinas y mano de obra siguen ocurriendo a la vista de todos.

El gobierno es responsable

En tanto, el gobierno nacional de Alberto Fernández, por medio de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, amplió la superficie cedida a Racing Club con el silencio cómplice del gobernador Kicillof y los “oídos sordos” del intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

Mirá también:  Contra el cierre: Los obreros de Kimberly Clark se movilizan a la Secretaría de Trabajo

Los intereses conjuntos del Estado y los empresarios son inocultables. Hay una feroz disputa por la tierra y su uso: si la misma es para los desarrollos inmobiliarios y el agronegocio, o para vivienda y/o disfrute de los espacios naturales por parte de los trabajadores y vecinos. Guernica fue la expresión más concentrada de esta contradicción, donde el gobierno demostró su carácter de clase desalojando represivamente familias enteras que solo aspiraban a tener un futuro sobre una parcela de terreno donde ahora se van a construir canchas de rugby.

La situación de la reserva y sus alrededores es una clara representación de la Argentina capitalista. Cerca del predio se ubican dos barrios bien distintos, con situaciones bien distintas, donde las consecuencias golpean de diferente manera. De un lado, el Barrio 9 de Abril (Esteban Echeverría), de trabajadores y popular; del otro, el Barrio Uno (Ezeiza), de mayor poder adquisitivo. Los efectos adversos se notan con mayor fuerza en el primero, donde la planificación y urbanización es menor -siendo un problema considerable el de la vivienda-,  donde el trastrocamiento del hábitat natural y su “circuito” genera inundaciones calamitosas y los vecinos desguarnecidos pierden todo.

El ataque a la biodiversidad se combina de esta manera con la desinversión en los servicios más elementales para los barrios populares, mientras el gobierno pacta un nuevo acuerdo de sometimiento con el Fondo Monetario Internacional. Hay que parar inmediatamente el avance sobre la naturaleza antes de que se generen consecuencias irreversibles, a la vez que se exige un plan de urbanización y obras públicas que resuelva las carencias de los barrios más necesitados.

Mirá también:  Trabajadores de Gotan denuncian ataques contra la cooperativa

Impulsemos la defensa de la reserva

En este marco, vecinos autoconvocados en defensa de Laguna de Rocha vienen llevando adelante un proceso de debate y organización para impulsar, de manera independiente, la lucha en defensa de la reserva. Desde Acción Ecológica Anticapitalista y el ¡Ya Basta!, celebramos la organización desde abajo y participamos de las mismas, planteando la necesidad de que la lucha llegue e involucre a la mayor cantidad de trabajadores y vecinos, que busque la unidad con todas las expresiones de lucha ambiental (como las movilizaciones contra el acuerdo porcino, contra la megaminería, o otras reservas en peligro), confiando en nuestras fuerzas para derrotar el avance destructivo. Así mismo, planteamos que el problema ambiental se encuentra intrínsecamente ligado a la lógica de este sistema capitalista depredador, el cual no ofrece ninguna alternativa más allá de la barbarie y el genocidio ambiental.

 

1“Integral”, hace referencia a que está protegida de todo tipo de explotación de recursos o actividad de investigación. Y “mixta” porque da la posibilidad de la participación de privados, bajo la forma de Organizaciones de la Sociedad Civil. En términos prácticos conllevan inevitablemente a una contradicción de intereses.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La abnegación no es una palabra menor en la vida de los revolucionarios, y en esto el Che Guevara fue un ejemplo. Su impulso revolucionario lo llevó a dejar la comodidad de las oficinas del Banco Central de Cuba, del cual era presidente, para internarse en el monte nuevamente y luchar hasta su muerte. El imperialismo y la burguesía, después de matarlo, han buscado mercantilizarlo y ubicarlo como fetiche de vidriera. Por nuestra parte, creemos que debemos partir de su reivindicación como revolucionario y de una evaluación objetiva pero tambié...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre