Movimiento obrero

La Plata: plenario de trabajadores de la Corriente sindical 18 de Diciembre

Trabajadoras y trabajadores de la salud pública, salud privada, refinería YPF, reparto, metalmecánicos, plásticos, docentes, estatales, ferroviarios, telefónicos, comercio, construcción, Astillero Río Santiago, gastronómicos e informáticos fueron parte del plenario.

Corriente Sindical 18 de Diciembre La Plata

El pasado sábado 5 de junio realizamos en La Plata el tercer plenario regional de la Corriente Sindical 18 de Diciembre. Unos 70 compañeros y compañeras representativos de las más importantes ramas laborales de la región intercambiamos diversas experiencias y perspectivas con intervenciones de calidad y mostrando los avances en organización.

Ajuste en toda la línea

El diagnóstico es unánime: en cualquier rama laboral la clase trabajadora viene siendo la variable del ajuste, desde la salud a la educación, desde los grandes gremios industriales hasta los repartidores que no se los reconoce como trabajadores. Ya veníamos golpeados por el gobierno de Macri, y ahora un año y medio de pandemia han acelerado esta realidad en el mundo del trabajo: capitalistas cada vez más ricos y trabajadores cada vez más pobres, con mayor carga laboral y con las direcciones sindicales tradicionales rompiendo records de entregadas. Las palabras bonitas y medidas tibias del gobierno que se rasga las vestiduras por los precios siderales de alimentos no surten ningún efecto en la realidad: los patrones hacen y deshacen a su antojo, los trabajadores ponemos el cuerpo, el bolsillo y la salud.

Es la primera línea que enfrenta la pandemia la que más sufre esta situación: la pandemia puso sobre la mesa la extendida precarización en todo el sistema de salud, la miseria salarial, la superexplotación donde para arañar la canasta básica hay que tener dos trabajos, etc. Con la pandemia además el gobierno viene repitiendo como un mantra que en los lugares de trabajo no hay contagios. ¡Lo que no hay son protocolos que se cumplan! Y ni hablar de vacunar a quienes durante toda la pandemia nos mandaron a laburar igual.

La precarización y flexibilización caminan de la mano. Precarización porque se extiende cada vez más el empleo vía contratos temporales que de un día para el otro te pueden dejar en la calle, donde la inestabilidad laboral te presiona para trabajar más que el personal de planta permanente, que te tenés que callar la boca y no podés decir que no a nada, y encima tenés que caerle bien a los delegados porque si no también quedás al final de la lista para efectivización, etc. Y flexibilización porque el personal de planta permanente cada vez tiene que hacer más trabajos por el mismo salario que vale cada vez menos, porque para mantener el nivel de vida hay que matarse haciendo horas extras y dejar la salud en el puesto de trabajo,

Mirá también:  Delivery de plataformas en tiempos de coronavirus

De la bronca a la organización

Pero toda esta situación viene despertando a un sector de trabajadores que ve la necesidad de organizarse mientras el gobierno deja correr la brutalidad patronal y las direcciones sindicales en el mejor de los casos miran para otro lado cuando no son parte de la persecusión a los que quieren levantar la voz contra esta situación. Es así que ya en las cotidianas volanteadas y agitaciones de la 18 de Diciembre en la puerta de las principales estructuras de la región se notaba el interes y la apertura al diálogo de nuevas camadas, ¡hay que darse nuevas herramientas de lucha y organización! Y ahí está la 18 de Diciembre.

Y no solo desde la puerta de las estructuras: en cada intervención escuchamos experiencias de organización independiente en los propios lugares de trabajo. No es casual que sean trabajadores y trabajadoras de salud quienes más se destacaron en este aspecto, estando presentes en el plenario compañeros y compañeras del Hospital San Martín, San Roque de Gonnet, San Juan de Dios y Hospital Cestino de Ensenada. En salud privada, escuchamos el espacio para la organización por abajo para poner en pie de manera activa el paro dictado por la burocracia de Daer. La experiencia de los ferroviarios que luego de 10 años vuelven a pelear los tercerizados por el pase a planta permanente, tercerización que es utilizada para dividir a los trabajadores y donde levantamos la consignas pase a planta de todos los tercerizados, igual trabajo igual salario, unidad de trabajadores de planta y tercerizados. En las autopartistas escuchamos cómo trabajadores empiezan a organizarse con acciones de lucha a espaldas del sindicato para hacer oir sus reclamos. Cómo en la refinería las variantes de la burocracia sindical llevan al mismo camino de atarle las manos al laburante pero que el desborde a estas direcciones sigue estando latente. En los trabajadores de comercio se hace sentir la bronca y las denuncias frente a las muertes de trabajadores por covid. Los trabajadores de reparto que no son reconocidos siquiera como trabajadores sino como colaboradores monotributistas, víctimas de los nuevos ajustes en el cobro retroactivo del monotributo lo cual vuelve a extender la bronca en amplios sectores, al mismo tiempo vienen protagonizando las más diversas experiencias de coordinación como paros internacionales, caravanas, asambleas, y donde todo eso puede dar un salto frente a la novedad de haber presentado un nuevo sindicato de repartidores por aplicación, una herramienta importante para conquistar el reconocimiento de la relación laboral y el derecho a la sindicalización.

Mirá también:  Hospital Evita: una postal de la salud en tiempos de coronavirus y FMI

Sumate a la 18 de Diciembre

Todas estas experiencias si bien son incipientes, muestra que en cada lugar de trabajo hay espacio para construir nuestra corriente sindical, que hay muchos trabajadores y trabajadoras que están “esperando” que la corriente llegue ¡y hay que ir a buscarlos! Por eso, a propuesta de la mesa del plenario discutimos salir con una campaña de volanteos y afichadas en los lugares de trabajo, así como también la realización de un plenario de salud y el apoyo a las luchas en curso como las de EMA y los tercerizados del ferrocarril Roca.

Por 70 mil de salario mínimo y paritarias con piso del 50%.

Basta de precarización, pase a planta permanente de tercerizados, contratados y monotributistas.

Reconocimiento de la relación laboral para trabajadores de reparto.

Vacunación ya para todos los trabajadores.

Liberación de las patentes para que se puedan producir y vacunar masivamente.

Unificación de todo el sistema de salud y duplicación del presupuesto.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Llegamos al final de esta hermenéutica del Prefacio de la Fenomenología del Espíritu, al que, recordamos, Marcuse había calificado como una de las más grandes realizaciones filosóficas de todos los tiempos. Como veníamos haciendo respetamos el propio ordenamiento del texto El recorrido (“la odisea”) fue ardua y por momentos escabrosa. No olvidemos que el “fin” propuesto: elevar a la filosofía como ciencia, implicaba ir desmenuzando e incorporando otros intentos para ese objetivo y requería de “medios” en donde el  esfuerzo para penetrar en e...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre