Comunicado de la Moyano, Yasky y Palazzo

La pandemia y la pobreza de los trabajadores no se arregla con polenta

La corrientes Federal liderada por el jefe del gremio bancario Palazzo, Pablo Moyano de camioneros y Huho Yasky de la CTA, acompañados por un conjunto de gremios, firmaron un comunicado dirigido al gobierno, en el que le recomiendan cerrar algunos lugares de trabajo y repartir comida.



Los trabajadores sufren la pandemia más que nadie, porque se ven obligados a trabajar en las fábricas y exponerse al contagios en los trenes atestados de gente. Todo para conservar un laburo con sueldos que los tienen por debajo de la línea de pobreza. Esta situación explosiva ya tuvo sus manifestaciones en la enorme pelea que dan los trabajadores de la salud en todo el país en general y en Neuquén en particular. 

Diarios de derecha como La Nación ya comenzaron a alertar sobre la eventual oleada de reclamos salariales que motivará la lucha de la primera línea neuquina. 

Frente a esta situación, Moyano, Palazzo, Yasky y compañía tienen su receta: Cierre de algunos lugares de trabajo y repartir comida entre quienes no puedan trabajar. Ni una palabra de aumentar los sueldos para que los trabajadores puedan llegar a fin de mes. Ellos quieren arreglarnos con un paquete de polenta, porque fueron quienes nos dejaron solos mientras nuestros sueldos caían en la miseria salarial.

«La situación sanitaria en el Área Metropolitana, así como en las de un número creciente de provincias y regiones de nuestro país, ha comenzado a colapsar. Ya no se trata de anticiparse a una posible saturación de unidades de terapia intensiva, esto va a ocurrir» Comienza el comunicado de las entidades sindicales.

Quienes vienen haciendo silencio sobre la apertura indiscriminada en los lugares de trabajo, los contagios masivos en las fábricas, quienes permitieron que los docentes vuelvan a las clases sin que estén las condiciones dadas y en algunos lugares sin que siquiera estén vacunados, ahora se dignaron a emitir sonido…No para defender el derecho a la protesta o para que los trabajadores no estén por debajo de la línea de pobreza, pero vamos a ver que dicen:

«Hay que aplicar una estricta suspensión de actividades, con aislamiento preventivo y obligatorio, en las zonas de mayor riesgo epidemiológico. Para que sea efectiva, el Gobierno y las provincias tienen que garantizar la ayuda estatal para quienes no puedan trabajar en ese período. Los alimentos deben llegar a los sectores sociales más afectados y hay que destinar fondos para ello, porque el virus no se enfrentará con hambre» plantea el comunicado firmado por los gremios. 

El documento no dice palabra alguna sobre las restricciones que el gobierno quiere implementar sobre el derecho a la protesta y tampoco desmiente esta fantochada dicha por el Alberto de que en las fábricas no habría contagio. Parece reflejar la presión que la burocracia sindical empieza a sentir por los trabajadores que no quieren contagiarse ni contagiar a su familia y la eventualidad que se desborden de reclamos sus propias obras sociales.

Es interesante observar como quienes no movieron ni mueven un dedo por la pelea que la primera línea está dando, ahora se preocupan por el desborde físico y mental del personal de salud: “A eso debe sumarse el desgaste físico y psíquico de trabajadores y trabajadoras cuyo conocimiento no puede reemplazarse como un respirador”.

“Es preciso que los alimentos lleguen a los sectores sociales más afectados y que se destinen fondos presupuestarios para ello, desde todas las jurisdicciones, porque tampoco se puede enfrentar la pandemia con hambre», añaden.

En síntesis la receta de la burocracia contra la conflictividad social creciente y el desborde sanitario es: cerrar algunos lugares de trabajo y darle comida a la gente. Algo que al gobierno y los empresarios les saldría relativamente barato y les serviría para intentar frenar la catarata de reclamos salariales que pueden venirse en las paritarias luego del triunfo de Los Elefantes en Neuquén. Esta es la razón de su silencio con respecto al intento de regulación de la protesta por parte del gobierno.

Que en este país, en el que casi la mitad es pobre, el gobierno reparta paquetes de polenta no es ninguna solución. Tienen que haber ingresos iguales a la canasta familiar, tienen que cerrarse todos los lugares de trabajo donde haya contagios y para esto debe romperse las negociaciones con el FMI y aplicar impuesto a los grandes empresarios, que sean ellos, los que por una vez en la vida, coman polenta.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Versión de epsys I. Introducción La alienación puede situarse entre las teorías más relevantes y discutidas del siglo XX, y la concepción de la misma elaborada por Marx asume un rol determinante en el ámbito de las discusiones desarrolladas sobre el tema. Sin embargo, a diferencia de lo que se podría imaginar, el curso de su afirmación no fue en absoluto lineal, y la publicación de algunos textos inéditos de Marx conteniendo reflexiones sobre la alienación, han representado hitos significativos en la transformación y propagación de esta ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre