Elecciones 2021

La lista del Frente de Todos: «sensibilidad social» para enmascarar el ajuste

Con la conformación de listas del Frente de Todos, con Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán como principales figuras, el gobierno buscará reducir daños y contener a su base electoral en un contexto de bronca y descontento por el ajuste, la pobreza y el impacto de la pandemia.

Renzo Fabb
Redacción de Izquierda Web.


frente de todos

Ya está en curso el proceso de oficialización de listas para las próximas elecciones legislativas. Como es tradicional, las negociaciones y roscas por los lugares en las listas fueron hasta última hora.

Sin embargo en la Provincia de Buenos aires, el distrito más importante del país, los principales nombres fueron definidos hace algunos días. Para todos los partidos, pero especialmente para el oficialismo, se trata de la madre de todas las batallas. Para el Frente de Todos, ganar cómodamente en provincia significaría una revalidación política del triunfo que los llevó al gobierno en octubre de 2019.

Pero el contexto de aquella elección fue muy distinto al de hoy. No sólo por la pandemia y el debate acerca de su gestión, sino también por la continuidad de las políticas de ajuste y el aumento de la pobreza. Estos últimos fueron dos ejes con los que el FdT se hizo fuerte contra Macri, pero que ahora los encuentra «del otro lado del mostrador», teniendo que defender una gestión bajo la que se profundizó el ajuste y la crisis económica y social.

En este marco, los dos principales nombres que se encargaran de defender la gestión oficial serán Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán. Veamos quienes son y qué representarán políticamente frente a la batalla electoral que se avecina.

«Sensibilidad social» para enmascarar el ajuste

Lo más probable es que la nómina de candidatos a diputados nacionales esté encabezada por Victoria Tolosa Paz. Se trata de una política de carrera, perteneciente al riñón «albertista», y no tanto al kirchnerismo.

Aunque no sea una cara extremadamente conocida, logró trascendencia y aparición mediática a partir de la llegada del gobierno de Alberto Fernández. Como una de las principales figuras de la así llamada «mesa contra el hambre» (iniciativa multisectorial que quedó trunca rápidamente al inicio del mandato de Fernández), fue designada por el gobierno en el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

Además, desde 2017 es Concejal de la Ciudad de La Plata y en 2019 fue precandidata a intendente de esa ciudad. Perdió la interna peronista contra la candidata del kirchnerismo duro, Florencia Saintout.

Presente de manera casi ininterrumpida en distintos cargos públicos desde los años ’90, siempre estuvo ligada al área de políticas sociales del Estado. Comenzó como funcionaria del menemismo y luego también del Ministerio de Desarrollo Social durante la presidencia de Duhalde.

También ocupó cargos en organismos nacionales durante la presidencia de Néstor Kirchner, y desde 2012 lo hizo en el entonces gobierno bonaerense de Daniel Scioli. Durante la última etapa del gobierno de Cristina Kirchner, fue funcionaria del ANSES.

Aunque el gobierno busca aprovechar su relativo desconocimiento para presentar una «cara nueva» frente al creciente descontento hacia los políticos tradicionales, lo cierto es que se trata precisamente de alguien que representa lo contrario, una «carrerista» de larga data en la función pública. Aunque siempre ligada al peronismo, fue parte de sus distintas expresiones de los últimos años, desde el neoliberalismo menemista-duhaldista hasta el «progresismo» kirchnerista.

Mirá también:  Alberto Fernández y la recaudación

Sin duda, un factor decisivo para haber sido seleccionada se debe a su experiencia en la órbita de las políticas sociales. Esto remite a una razón política profunda: mientras el Frente de Todos fue votado principalmente como forma de repudio hacia el ajuste y neoliberalismo de Cambiemos, el gobierno se encuentra en la encrucijada de tener que retener su base electoral siendo ellos mismos quienes han aplicado un duro ajuste en estos primeros dos años. Con el agravante de haber tenido la «insensibilidad» de hacerlo en plena pandemia.

Es un contexto de ajuste a las cuentas del Estado diagramado por Martín Guzmán, sumado a la inflación galopante que arrasó con el poder adquisitivo de los salarios y su consecuente aumento de la pobreza. Todo esto potenciado por la pandemia y las medidas restrictivas que afectaron la economía. El gran desafío del gobierno será intentar reconquistar a todo un sector de desencantados y afectados por estas políticas de ajuste.

Así, la candidatura de Tolosa Paz buscará expresar esa «sensibilidad social», por cierto hipócrita, porque significa que buscará enmascarar el plan de ajuste económico detrás de un discurso «social» carente de todo contenido real.

En ese sentido, la candidatura de Tolosa Paz es una puesta en escena, en la medida en que la política del gobierno continuará atada a la necesidad de cerrar un acuerdo con el FMI, y por lo tanto, a profundizar el ajuste y los ataques contra los trabajadores.

Un pequeño dato de color ilustra esta «doble cara» de la candidata del oficialismo, que mientras hablará de enfrentar la pobreza, representará la política gubernamental de ajuste: a pesar de su perfil «social», su residencia platense es el Country Grand Bell, el barrio privado más exclusivo de la ciudad de La Plata. Allí, es probable que todas las mañana se cruce a su vecino Julio Garro, el intendente macrista de la ciudad.

Reforzamiento del ala «sanitarista»

El otro gran eje de debate electoral será la gestión de la pandemia. Aquí, el nombre de peso que aparece es el de Daniel Gollán, el actual Ministro de Salud bonaerense. La mayoría de los trascendidos afirman que será el otro nombre importante que acompañe a Tolosa Paz en la boleta del FdT.

Gollán fue el Ministro más importante del gobierno de Kicillof, por obvias razones. Fue la cara visible de la política sanitaria en la Provincia de Buenos Aires. Frente a la política cuasi-negacionista de JxC, Gollán fue el funcionario encargado de expresar la política «sanitarista» del gobierno.

Mirá también:  El Nuevo MAS desembarcó en Tierra del Fuego y presentó sus candidatos

Durante el último año se lo ha escuchado defender una posición más dura en lo concerniente a las medidas restrictivas para contener el virus. Con él como candidato, el oficialismo intentará defender su gestión de la pandemia reforzando la idea de que «el Estado te cuida».

Con Gollán como candidato, el Frente de Todos se apoyará fundamentalmente en los avances de la campaña de vacunación. Además, buscará polarizar con el desastroso papel de la oposición de derecha durante la pandemia.

Sin embargo, entre el discurso «sanitarista» y la realidad se ha abierto hace tiempo un largo trecho. Si los primeros meses de la pandemia el país entró en una cuarentena estricta, rápidamente comenzaron las medidas de flexibilización de las actividades económicas que reclamaban los empresarios.

Pero todo atisbo de sanitarismo se terminó durante la segunda ola, donde en un rebrote de contagios y muertes mucho más grave que en la primera, el gobierno decidió no tomar ninguna medida de fondo y apostó a dejar correr los contagios tratando de «administrarlos» lo mejor posible con medidas extremadamente parciales. Así, el sistema de salud estuvo durante varias semanas en una situación límite mientras los muertos se contaban de a varios cientos por día.

Es verdad que el gobierno evitó que en Argentina se produzcan imágenes de catástrofe y desborde como en otros países. Pero el balance está lejos de ser positivo: Argentina superó los 100.000 muertos por Covid-19 y el ritmo de vacunación fue, durante varios meses, a cuentagotas.

Además, en plena pandemia la lucha de los trabajadores de la salud dejó al descubierto las condiciones en las que trabajan. Con salarios de miseria, precarización laboral y falta de insumos. Una verdadera oleada de luchas y conflictos expresaron este descontento, que mostró la verdadera cara del discurso sanitarista.

Tanto en el frente socioeconómico como en el sanitario, los candidatos del Frente de Todos buscarán apaciguar la bronca de amplios sectores con el gobierno. Se trata de sectores desilusionados de haber votado al actual oficialismo con la promesa incumplida de estar mejor.

Ante la imposibilidad de mostrar los logros de su gestión, estas candidaturas buscan reducir los daños y tratar de contener lo más posible a su masa de votantes. Esto incluso en el marco de una oposición de derecha que continúa debilitada por el desastre de su anterior gestión. Señales que indican que nuevas posibilidades se abren en la política argentina, que la izquierda deberá intentar capitalizar a través de una renovación de sus figuras. La candidatura de Manuela Castañeira apuesta a esta renovación, con el objetivo de que el descontento con el gobierno se canalice por la izquierda.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

el capital

El Capital de Marx

El presente artículo es una de las reseñas de Engels del I tomo de «El Capital» con el fin de divulgar las tesis esenciales del libro. Fue originalmente publicado en  «Demokratisches Wochenblatt» («Hebdomadario democrático») , un periódico obrero alemán que se publicó de enero de 1868 a septiembre de 1869, bajo la dirección de Wilhelm Liebknecht. Desempeñó un papel considerable en la creación del Partido Socialdemócrata Obrero de Alemania. Publicamos aquí la primera parte.   Desde que hay en el mundo capitalistas y obreros, no se ha ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre