Luego de Guernica, el presupuesto 2021 y las negociaciones con el FMI

La calma que anticipa al ajuste

El gobierno de Alberto Fernández ha logrado instalar una sensación de cierto control político en la última semana. Esto se debe fundamentalmente a que el inicio de negociaciones con el FMI estuvo acompañado de un presupuesto de ajuste votado para el 2021 en el parlamento, presupuesto que llevó calma tanto al organismo de crédito como a los capitalistas financieros denominados “el mercado”.



El gobierno de Alberto Fernández ha logrado instalar una sensación de cierto control político en la última semana. Esto se debe fundamentalmente a que el inicio de negociaciones con el FMI estuvo acompañado de un presupuesto de ajuste votado para el 2021 en el parlamento, presupuesto que llevó calma tanto al organismo de crédito como a los capitalistas financieros denominados “el mercado”. Desde luego que la crisis económica que se expresa en la escasez de divisas está lejos de haberse superado, pero aun así, el proyecto de ajuste 2021 sumado al anuncio de descongelamiento de tarifas y el nuevo cálculo jubilatorio ha sido la señal de buenos modales que esperaba el establishment capitalista, motivo suficiente para contribuir por su parte a calmar las aguas.

Digamos al pasar que el “aporte extraordinario” no ha pasado de ser una cortina de humo del ala kirchnerista para congraciarse con un sector social afín al gobierno harto de comer sapos y atacar la izquierda roja por no sumarse a ese teatro. La “travesura” k no ha merecido más que un reto por parte de la burguesía y la promesa de judicializar el proyecto. Por lo demás, la calma que precede a la escena muestra una renovada confianza de la burguesía en Fernández, confianza que no había perdido pero que necesitaba de ser alimentada con acciones más claras.

Claro que la crisis social continúa desarrollándose, pero con el desalojo de Guernica han logrado sacar de escena el caso que le daba visibilidad a ese proceso de degradación social que sufren amplias masas del país y que se expresa en la falta de vivienda. Así las cosas, tanto las topadoras y el fuego a las casillas como las negociaciones con el FMI,le han permitido al gobierno retomar el control de la agenda política.

Con el reflujo momentáneo de la situación de política del país retorna un elemento que estructura la situación mundial y nacional: la pandemia. El nivel de crisis económica producido por la interrupción del intercambio comercial, los confinamientos masivos y el parate en la producción es una de las grandes preocupaciones de los gobiernos del mundo mientras el covid-19 vuelve a golpear con fuerza a Europa y suma cerca de 200 mil casos diarios y más de 250 mil muertosen EEUU.  Hoy todas las expectativas, habida cuenta de la continuidad de la pandemia, están puestas en la producción y puesta a prueba de las vacunas. El plan económico del gobierno nacional parte de presuponer un 2021 sin contagios por la vacunación masiva que permita recobrar el ritmo de una economía que ya venía en recesión tras el gobierno de Macri.

Todas las fichas puestas en la vacuna

Al momento hay al menos 3 vacunas a nivel mundial que se encuentran en la tercera fase de prueba. La Sputnik V que se desarrolla en Rusia, la británica desarrollada por Oxford y Aztrazeneca, y “Moderna” llevada a cabo en Estados unidos por las empresas Pfizer y BioNTech. Los responsables de las respectivas producciones han anunciado eficacias del 90% al 95%, lo cual quiere decir que tras la aplicación de las mismas el contagio ante la exposición al virus se ha reducido en ese nivel. Pero como advierten varios infectólogos, una cosa es la eficacia de una vacuna (que refiere al efecto durante las pruebas y por lo tanto sobre una población reducida) y otra es la efectividad de las mismas, lo cual refiere a la capacidad que pueda tener la vacuna de evitar el contagio una vez que se aplique de manera masiva. Dicho esto, los anuncios respecto de la eficacia aún no han sido contrastados mediante las publicaciones de las investigaciones científicas. Es decir no son, al menos de momento, más que anuncios en los medios de comunicación.

Mirá también:  Inmensa movilización de los trabajadores de Astilleros coparon las calles

El gobierno nacional ha anunciado un plan de vacunación masiva para enero, fecha en la que se espera comenzar a inocular a  12 millones de personas. En principio el gobierno tiene acuerdo con  Oxford, pero esperan lograr acuerdo por la vacuna Sputnik V y con la suministrada por Pfizer.

Algunos problemas subyacentes están ligados a la logística de la vacuna. Algunas de estas requieren ser conservadas para su conservación a un rango de entre 70 y 80 grados bajo cero a lo largo de todo el transporte (a excepción de la Sputink V cuyos productores aseguran que tiene la capacidad de realizar versiones deshidratadas que bajarían la conservación  un rango de 2 a 8 grados), lo cual requeriría una logística millonaria y que involucraría la participación de los laboratorios. Y por último, la aplicación de esos 12 millones de vacunas requerirían la participación de entre 60 mil y 100 mil enfermeros o capacitados para llevar el plan adelante en todo el país.

Con todo esto de momento la realidad de la vacuna y todas las mediaciones para su obtención y aplicación y finalmente su efectividad,hacen de todo el plan un tema incierto. Pero es bajo este supuesto incierto que el gobierno ha montado toda su proyección económicapara el 2021 que suma a otro supuesto general: que la caída de la economía mundial tendería a revertirse a lo largo del próximo año, una suerte de vuelta a la normalidad gracias a los efectos de las vacunas.

La economía nacional viene de una caída de 6,9% en septiembre y la actividad sigue aún por debajo de los niveles previos a la pandemia, aunque hay algunos índices de recuperación. La pregunta es si la economía se recuperará de manera tal que todo el plan de ajuste que ha definido el gobierno se llevará adelante sobre la base de una economía en crecimiento, o sobre la base de una economía que continúe en recesión. Una incógnita que no se puede resolver de momento pero que permite ver el peligro que encierra la apuesta del gobierno. Aun así, estaríamos hablando de grados de ajuste. El plan del FMI implica invariablemente que, aún con una economía más activa, todo lo que se recaude vaya a parar al pago de la deuda poniendo a los trabajadores y los sectores populares ante dos escenarios posibles: ajuste o súper ajuste.

Mirá también:  Costa Rica | Gran huelga contra el "Combo Fiscal"

Disputar la realidad por izquierda

Persiste en el horizonte un elemento que podría alterar la calma relativa: el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, tema que parte aguas en Argentina y que podría motivar polarización social, marchas y contra marchas. El proyecto oficialista, que retacea los alcances del que fue conquistado por el movimiento de mujeres en 2018 introduciendo la objeción de conciencia, pone en riesgo la posibilidad de ejercer el derecho al IVE por la vía de los hechos.

El proyecto se empezará a discutir en las comisiones de la Cámara de Diputados la semana próxima y podría durar 15 días. Con esto no queda claro que el gobierno tenga intenciones de poner el debate antes del cierre del año. Podría eventualmente discutir fuera del período de sesiones ordinarias que finalizan el 30 de noviembre. En ese caso (a menos que hubiera una prórroga de las sesiones ordinarias) el proyecto debería introducirse en sesiones extraordinarias en las cuales el Poder Ejecutivo es el que tiene la potestad de poner el temario de discusión. Esto le da al gobierno la posibilidad de administrar la agenda a su gusto, e incluso poner el debate en periodo vacacional para evitar la movilización, única garante no sólo de que el proyecto prospere y sea votado, sino también de que se garantice un proyecto sin objeción de conciencia.

El próximo fin de semana la iglesia convoca a movilizarse contra el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, una acción que puede generar la reacción del movimiento de mujeres y que podría alentar una dinámica de polarización que no está para nada descartada.

Desde nuestras páginas llamamos a las mujeres, los trabajadores y la juventud a mantener la guardia en alto y ser partícipe de los eventos que permitan introducir una cuña por izquierda a la realidad. Las movilizaciones y actividades contra las quemas de los humedales y una actividad creciente alrededor de temas relacionados con la destrucción de los ecosistemas por los negocios capitalistas, las campañas contra el tratado porcino con China, las marchas recientes contra la megaminería en Chubut, entre otras, muestran que la dinámica de luchas ecologistas pueden ser un ámbito de intervención privilegiado para nuestra organización Acción Ecológica Anticapitalista (AEA) en las próximas semanas.

Por último, desde luego, seguiremos alentando la agitación y la movilización por un proyecto de ley de IVE sin objeción de conciencia, para que el aborto sea realmente libre legal seguro y gratuito.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

video
https://www.youtube.com/watch?v=UZJt5aMUXjg&t=1970s Izquierda Web:- Venimos de varios años de debates teóricos donde muchos intelectuales cuestionan la actualidad del marxismo en el siglo XXI. A partir de la caída del Muro de Berlín esto se profundizó, sin embargo, con la destrucción de la naturaleza, el crecimiento de la desigualdad y la actual pandemia crece también un cuestionamiento al capitalismo. ¿Qué perspectivas crees que tiene el capitalismo de cara al futuro? Roberto Sáenz:- Por un lado tiene determinadas tendencias al desar...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre