Capitalismo y patriarcado

La brecha salarial y laboral entre hombres y mujeres

Tanto la participación en el mercado laboral como las condiciones de trabajo de las mujeres retrocedieron 10 años con la llegada del coronavirus.



Mujeres trabajadoras

Pasó otro 8 de Marzo en que se llenaron las calles de todo el planeta por los derechos de las mujeres y diversidades. Con él se actualizaron las estadísticas -los datos duros- de las distintas desigualdades que sufrimos en esta sociedad patriarcal,. Entre ellas está la brecha salarial y la falta de trabajo genuino.

La pandemia que paralizó el mundo no hizo más que profundizar lel abismo social de clase y de género, y esto se vio reflejado en que tanto la participación en el mercado laboral como las condiciones de trabajo de las mujeres retrocedieron 10 años con la llegada del coronavirus. Según un informe publicado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento “la participación laboral femenina declinó al 45% y en dos tercios de los hogares que incrementan su carga de trabajo doméstico las mujeres fueron sus responsables principales o exclusivas”.

El último informe sobre brecha salarial en Argentina publicado en Febrero de 2020 indica una diferencia salarial del 20% entre varones y mujeres, según el departamento de Estudios Estadísticos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT). Otro documento, elaborado por los Ministerios de Trabajo junto al de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, indica que la tasa de actividad de la mujer es 30% menor que la de los varones; y que además el 46% de las mujeres cuando son madres pasan de estar ocupadas a inactivas.

La brecha también se refleja en el salario pretendido de las mujeres al momento de postularse. La plataforma Bumeran hizo un informe al respecto que dice que, en promedio, las mujeres pedían $10 mil menos que los varones. Esto se debería a los estereotipos de género en que son socializadas: las mujeres están educadas para las tareas de cuidado y no a las de negociación, liderazgo y producción. Además, las empresas suelen ‘sancionar’ a aquellas que sí piden lo que valen y ni hablar que, de tener la suerte de tener un trabajo en blanco, suele pagarles menos porque las licencias por maternidad posteriormente conlleva más gastos.

Mirá también:  El XXXIII Encuentro Nacional de Mujeres | Mirá el video

Un relevamiento de la consultora Mercer indicó que el 81% de las empresas en Argentina no han identificado la existencia de la brecha, es decir, que lo tienen más que naturalizado porque obviamente es menos gasto en salario.

Sumado a toda esta situación laboral, el informe de Ecofeminita arroja datos duros sobre lo que ya es de conocimiento popular. Las personas ‘que limpian’ en casas particulares, son en un 97% mujeres y además cuentan con los salarios más bajos de la economía. Y todo esto obviamente empeora si empezamos a hablar del colectivo LGBT…

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo es parte de un trabajo mayor publicado en Izquierda Web el 17 de mayo de 2020. La política revolucionaria como arte estratégico   Veamos para finalizar con lo que damos en llamar el “paralelogramo de fuerzas de la política revolucionaria”. Lo concebimos como la capacidad de estar en el momento justo donde hay que estar. Se puede aprovechar hasta con organizaciones pequeñas. El paralelogramo de fuerzas es algo que inicialmente se constituye de manera objetiva, un conjunto de determinaciones que condensan objetivam...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre