En defensa de los ricos

«Juntos por el Cambio» pide represión a las recuperaciones de tierras

El interbloque macrista del PRO, la UCR y CC emitió un comunicado exigiendo la intervención violenta de las fuerzas represivas en defensa de los ricos.

Redaccion
Redacción de IzquierdaWeb.


El comunicado tiene el título de «Basta de usurpar» y declara que el PRO y sus juguetes desean expresar su “más energético repudio” a los vecinos de Guernica y otros barrios del país que intentan sobrevivir o tener un techo. Exigieron también «con carácter de urgencia, la intervención del Gobierno nacional, a los efectos de preservar el derecho a la propiedad privada”.

Sostienen que «las únicas víctimas son los ciudadanos usurpados y los victimarios son los usurpadores. Nunca nada estuvo tan claro a la vista de todos como para dejarlo en manos de la prepotencia de una minoría trasnochada que lesiona la democracia y la paz de los argentinos». Dicen también que «Cuando un Gobierno duda en hacer cumplir la ley y en auxiliar a la Justicia para hacer valer los derechos constitucionales, ingresamos en un terreno conflictivo de resolución azarosa»

Ahora bien: ¿Quiénes serían las víctimas «usurpadas», por ejemplo, en Guernica? Allí nadie pudo demostrar ser dueño «legítimo» de los terrenos recuperados por la organización de los vecinos. No se trata ahí de defender la «propiedad privada» de nadie en particular, sino el derecho a los ricos a poseer y el de los pobres a no tener propiedad privada de ningún tipo. Si los dueños de los country de los alrededores hubieran extendido sus propiedades con anticipación, difícilmente hubieran obligado a los diputados del PRO a levantarse de sus asientos con semejante indignación.

Hablemos de «minorías trasnochadas que lesionan la democracia y la paz». Curiosamente, los altos mandos del PRO están repletos de distinguidos apellidos que saben mucho sobre ser una minoría trasnochada que lesiona la democracia y la paz usurpando tierras: Rodríguez Larreta, Bullrich, Peña (Braun Menéndez), Pinedo. Son todos apellidos de la vieja oligarquía terrateniente, miembros distinguidos de la Sociedad Rural, los primeros en ocupar enormes extensiones de tierra para convertirse en literales dueños del país. Rastreando árboles genealógicos, podemos encontrar a todos esos nombres siendo regalados en tierras tomadas por la fuerza por el Estado argentino antes, durante y después de la presidencia de Roca.

Mirá también:  ¿Qué hay detrás de la negociación para postergar las PASO?

Los Bullrich participaron de manera directa del autoregalo de tierras de los terratenientes bajo el gobierno de Roca. Fundaron incluso una agencia para los remates de las tierras de la «Conquista del Desierto» en lo que hoy es el «Patio Bullrich». Uno de los jefes de familia fue nombrado por Roca como intendente de la Ciudad de Buenos Aires en recompensa por años de colaboración.

Los Braun Menéndez (la familia de Marcos Peña) son dueños históricos del sur del país. Uno de sus distinguidos miembros fue el presidente de la Sociedad Rural de Santa Cruz cuando comandó políticamente la masacre de peones rurales en huelga de 1920. Los hechos fueron magistralmente registrados por Osvaldo Bayer en «La Patagonia Rebelde».

Los Pinedo tienen un nombre propio en la historia política del país: «Plan Pinedo» fue nombrado el acuerdo de entrega del país a Gran Bretaña durante la Década Infame. El abuelo del ex senador macrista Federico Pinedo (que ostentaba ese mismo nombre) fue el Ministro de Hacienda del gobierno de Agustín P. Justo cuando gestaron ese «plan».

La defensa del PRO de la «propiedad privada» de la tierra es, como vemos, cualquier cosa menos una desinteresada defensa de un principio moral.

Porque hay algo que es obvio: la propiedad sobre porciones del planeta no brota de la naturaleza misma e implica necesariamente el pecado original de una primera usurpación. Esa primera ocupación es sancionada por el poder del estado que la ampara y la convierte en ley. A eso llaman en su comunicado la «ley», la «justicia» y el «estado de derecho».

Mirá también:  Cálculos y especulaciones electorales sobre un escenario incierto

Como dijo de modo brillante Karl Marx:

«En el curso de la historia, los conquistadores han estimado conveniente dar a su derecho inicial, que se desprendía de la fuerza bruta, cierta estabilidad social mediante leyes impuestas por ellos mismos.

Luego viene el filósofo y muestra que estas leyes implican y expresan el consentimiento universal de la humanidad. Si, en efecto, la propiedad privada sobre la tierra se basa en semejante consentimiento universal, debe, indudablemente, desaparecer en el momento en que la mayoría de la sociedad no quiera más reconocerla.»

En defensa de la lucha de Guernica podemos decir, con Marx: «Si la conquista ha creado el derecho natural para una minoría, a la mayoría no le queda más que reunir suficientes fuerzas para tener el derecho natural de reconquistar lo que se le ha quitado.»

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre