Coronavirus

India: la segunda ola es una catástrofe

Por 5 días consecutivos India ha registrado un nuevo récord mundial de contagios, con más de 350.000 casos diarios, concentrado más del 40% de los contagios mundiales. El lunes se notificaron 352.991 nuevos casos diarios.

Marcelo Buitrago
Equipo de redacción de Izquierda Web


La situación en India es “más que desgarradora”, declaró Tedros Ghebreyesus Director General de la OMS.

Oficialmente, más de 2.000 personas mueren cada día, pero estas cifras son probablemente muchas veces más altas, como lo demuestran el uso de los  crematorios «donde los incendios nunca se detienen».

No hay duda de que en este momento se está desarrollando una emergencia humanitaria en la India. Las historias de un sistema de salud colapsado son numerosas, con informes de falta de oxígeno para pacientes hospitalizados y cuerpos ardiendo en piras en las calles.

Twitter se ha convertido en el medio con el que las personas buscan desesperadamente una cama de hospital para sus parientes y oxígeno, lo que ha provocado un floreciente mercado negro a precios exorbitantes, Incluso acuden a la red las autoridades: el máximo responsable de Delhi, la capital de la India tuiteó que la ciudad enfrentaba “una aguda escasez de oxígeno”.

Una idea de las carencia la da el anuncio del  Ministerio de Ferrocarriles, según el Hindustan Times, que manifestó la puesta a disposición de los vagones dormitorios de sus trenes en nueve estaciones de los estados más afectados, ante la grave escasez de camas del sistema sanitarios, esperando inyectar unas 64.000 camas adicionales.

El camino al infierno

El primer ministro Modi decreto un cierre brutal de un día para otro a medidos del 2019, que afecto en gran medida a los más pobre y vulnerables, que tuvieron que regresar a sus hogares como pudieran.

El segundo país más poblado del mundo transito entonces la pandemia sin muchos sobresaltos la primavera pasada, sufrió una primera ola en el verano que alcanzó su pico en setiembre (100.000 casos) y llego a su mínimo en febrero (10.000 casos). Así,  el ministro de Salud, Harsh Vardhan, dijo a principios de marzo que India estaba en “el final de la pandemia”.

La actual explosión, que no dibuja una curva, sino una vertical,  preocupa a científicos y autoridades de todo el mundo, sin un consenso de los motivos de la actual situación

Asi Tom Frieden responsable de la FDA con Obama declaró: “si miras a la India, es muy desconcertante. Tuvieron un bloque que no salió tan bien, pero aplastaron la curva. Hubo pocos casos en relación a su población, y luego volvió rugiendo. ¿Porque desapareció? ¿Porque volvió? A veces estos eventos son estocásticos: ocurren (por azar).

Mientras tanto los científicos  locales hacen mención a los eventos de “super difusión”: enormes festivales religiosos, competiciones deportivas llenas de gente (incluso con eventos internacionales de cricket) y actos electorales masivos del partido de gobierno sin el más mínimo distanciamiento ni el uso de máscaras (y por otro lado el uso de leyes draconianas de la época colonial para restringir las libertades), ya que hubo  elecciones en varios estados.

Mirá también:  Problemas en el plan de vacunación

La aparición de una nueva cepa llamada variante B.1.617, “doble mutante”  podría estar impulsando el aumento de casos. Pero todavía son suposiciones: ya que “aún queda mucho por aprender sobre esta variante” y que “es una teoría plausible, pero aún desconocida”.

Si Eduardo Galeano definió a Brasil como “Belindia”  porque los ricos viven como en Bélgica, y los pobres como en India”, la imagen palidece ante los agudísimos contrates que muestra India: mientras vemos imágenes de cadáveres en las calles, o llevados en carros a mano a improvisados crematorios, los nuevos ricos  huyen en jets privados “no son solo los ultra ricos” dice en director ejecutivo de la empresa Club One Air “quien pueda permitirse el lujo de tomar un jet privado lo está haciendo”. Según el Hindustan Times, antes que se generalicen las restricciones como la que han establecido Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Canadá y el Reino Unido, Maldivas permitirá solo el acceso a un pulado de centros turísticos, lo que ha provocado una avalancha de salidas de último minutos. Para los “menos ricos” una viaje en clase económica a Dubáicuesta ahora 1.300 dolares, más de 10 veces el precio normal. “Esto muestra cuan desesperadamente la gente está tratando de escapar”.

Las contradicciones mortales del capitalismo

Tras una victoria de su partido en las elecciones en el  estado de Bihar en noviembre, Modi reclamó que: “Los resultados han avalado la forma en que hemos abordado la situación de crisis del coronavirus en el país”.

Pero donde más queda expuesto Modi y asoma la tragedia  es en el manejo de su plan de vacunación. Si bien casi el 10% de la población de la India ha recibido la primera dosis , en las últimas semanas muchos centros de distribución de vacunas se han quedado sin suministros .

Esto se debe en parte a que el gobierno de Modi priorizó sus iniciativas de diplomacia de vacunas en lugar de vacunar a su propia gente. Según el Indian Express, la India había exportado más vacunas (60 millones de dosis a 76 países) a finales de marzo de las que había administrado a sus propios ciudadanos (52 millones de dosis).

Mirá también:  La vacuna no puede ser una mercancía

La globalización y la liberalización económica de la India en los 90 transformaron a India, por sus bajos costos, en la “farmacia del mundo”: produce el 60% de las vacunas de todo el mundo, y dada la precariedad de su sistema de salud, propondría haber aprovechado esta situación para vacunar a su población. Para eso debería haber pasado por sobre los negocios, el “no se puede” y dejar su triunfalismo para los discursos.

Ahora acorralado por el fuego de la pandemia, probablemente Modi prohíba o limite las exportaciones: pero de hacerlo, esto se transformara en una catástrofe para los países pobres: 92 países dependen de la India, sede del Serum Institute, el mayor fabricante de vacunas del mundo, para proteger a sus propias poblaciones.

Es que el Serum Institute fabrica la vacuna AstraZeneca y es un fundamental aportante a la iniciativa COVAX (la caridad de vacunas de los países ricos a los países de ingresos bajos y medianos).

Y encima el Serum Institute le debió pedir hace semanas  a Estados Unidos que levante los controles de exportación de las materias primas que se utilizan para producir vacunas, para poder maximizar su producción.

Un problema mundial

Estados Unidos, la Unión Europea y China se anotan ahora para colaborar con equipamiento médico, personal, medicamentos y oxígeno. ¿Por fin una muestra desinteresada de coordinación internacional, mas allá de sus propias situaciones internas? nada de eso.

Para poner las cosas en perspectiva, el mundo está en camino de registrar pronto más muertes que en 2019 y hubo tantos casos en el mundo la semana pasada como los primeros cinco meses de pandemia. Y los brotes no controlados en cualquier lugar (y en un país superpoblado como India peor) representan una amenaza en todas partes, incluidos para los países ricos con vacunas. A mayor transmisibilidad, mayor capacidad de mutar y de superar la inmunidad de las vacunas.

Si algo demuestra India, a pesar de la “estocástica” de Frieden, es que sin vacunación masiva no hay salida a la pandemia. Y no es por “azar” que Estados Unidos haya vacunado el quíntuple de su población en relación a India, a pesar de ser esta la “farmacia del mundo”.

El  crimen más monstruoso del capitalismo hoy es la negativa a liberar las patentes de las vacunas, para garantizar el aumento de la producción mundial. Mientras tanto, las “colaboraciones desinteresadas” solo tratan de disimular, malamente, el cinismo de los que sacrifican las vidas en el altar de las ganancia.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

el capital

El Capital de Marx

El presente artículo es una de las reseñas de Engels del I tomo de «El Capital» con el fin de divulgar las tesis esenciales del libro. Fue originalmente publicado en  «Demokratisches Wochenblatt» («Hebdomadario democrático») , un periódico obrero alemán que se publicó de enero de 1868 a septiembre de 1869, bajo la dirección de Wilhelm Liebknecht. Desempeñó un papel considerable en la creación del Partido Socialdemócrata Obrero de Alemania. Publicamos aquí la primera parte.   Desde que hay en el mundo capitalistas y obreros, no se ha ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre