Incendio en un hospital de Santiago agrava la situación del sistema de salud en Chile

Alrededor de las 7 de la mañana del sábado, un grave incendio ocurrió en uno de los principales hospitales de la capital del país sur andino, el Hospital Clínico San Borja Arriarán (HCSBA).

Fernando Pérez Rojas

El incendio se originó en el tercer piso del centro asistencial, en el sector de las calderas, al parecer producto de un cortocircuito, según información preliminar dada a conocer por el fiscal Fernando Ruiz.

El hecho implicó la evacuación de todos los pacientes y funcionarios del recinto, debiendo trasladar a esos pacientes a otros hospitales de la región metropolitana que tuviesen la capacidad de continuar con los cuidados y la atención de pacientes de alta complejidad.

Con lo sobrecarga que ya se encuentra el sistema de salud público chileno debido a la pandemia de covid-19, el incendio viene a agravar la situación sanitaria del país. Desde hace un mes las cifras de contagio rondan los 4.000 casos diarios, mientras las camas críticas del país se encontraban sobre el 90% de su capacidad en la última semana.

Cabe señalar que el Hospital Clínico San Borja Arriarán no sólo es uno de los principales centros asistenciales de la capital chilena, sino también un centro de referencia nacional. De hecho, en el contexto de la actual emergencia sanitaria comenzó a recibir pacientes críticos de otras regiones del país.

En ese sentido, es importante considerar que aunque las autoridades del ministerio de salud quieran eludir su responsabilidad, el hecho es que desde hace ya varias décadas la salud pública chilena se encuentra gravemente desfinanciada. Por lo que el incendio causado por una falla del sistema eléctrico da cuenta de la desidia del gobierno de Piñera con respecto a las condiciones de mantenimiento de ese y el conjunto de los hospitales públicos del país. No solamente en términos de infraestructura, sino también de condiciones laborales denunciadas por diversos gremios desde el inicio de la pandemia de covid-19.

Mirá también:  Chile: No Más AFP

Para toda la población resulta evidente la diferencia de condiciones entre el sistema de salud público y privado. El modelo chileno se ha basado precisamente en eso, en hacer de la salud de la población, un bien de consumo, donde el que puede pagar –una alta suma de dinero- recibe una salud de calidad, mientras la mayoría de la población debe enfrentar no sólo la dificultad en el acceso sino también las precarias condiciones de infraestructura de los centros asistenciales del país.

Es así como resulta imprescindible un plan de emergencia, que dote a la salud pública de mayores recursos que permita enfrentar no sólo la pandemia de coronavirus, sino también el conjunto de los problemas de salud que afectan a la población. Para eso es necesario establecer un sistema unificado de salud, administrado por las y los trabajadores, eliminando esa odiosa diferencia de clases entre uno público y uno privado gestionado por capitalistas de la salud. El derecho a la salud parece ser también uno de los temas que se debatirá en unos meses en el proceso constituyente chileno.

Sin embargo, esto sólo puede resolverse mediante la organización de las y los trabajadores y la presión popular en las manifestaciones. A las exigencias que se plantean regularmente semana a semana en las calles de Santiago por la liberación de los presos políticos de la rebelión, hay que sumarle otras demandas sentidas del pueblo, por un acceso digno y de calidad a la salud, educación, vivienda, etc., para que incendios de este tipo, causados por la negligencia de las autoridades, que privilegian la economía capitalista sobre la salud de la población, no se vuelvan a repetir.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre