organización sindical

Impulsemos los comités de repartidores

La juventud precarizada por sus condiciones de trabajo. Nuestra salud vale más que sus ganancias.



En estos momentos de pandemia, las y los trabajadores precarizados somos un eslabón clave de la sociedad: permitimos que millones de personas accedan a alimentos y bienes indispensables. Esto es así para una enorme cantidad de rubros de productos que diariamente y en volúmenes rápidamente crecientes, se distribuyen por este medio. Los que trabajamos de repartidores, hemos visto cómo los envíos se han triplicado o cuadruplicado.

Pero este enorme negocio para las apps no va aparejado con una valorización del trabajo del repartidor. No se refleja en nuestro salario ni en nuestras condiciones de trabajo. Glovo, Rappi, PedidosYa y demás apps se llenan los bolsillos mientras los que ponemos el cuerpo día tras día en la calle somos nosotros. Todo esto en condiciones de absoluta precariedad, flexibilización y desamparo. Sólo les importa que el pedido llegue bien, lo demás los tiene sin cuidado.

Los insumos de protección, barbijos, guantes, alcohol en gel, etc., absolutamente todo corre por nuestra cuenta. De vez en cuando alguna de estas empresas reparte barbijos en una sucursal de alguna franquicia de comida, hasta agotar un stock, que es un chiste. Y para colmo, nos hacen amontonarnos en las veredas o los halls de los negocios para anunciar nuestro pedido, lo que nos pone en riesgo a nosotros, a los trabajadores de los negocios con los que operamos y a los clientes. El nivel de negligencia de las empresas es astronómico.

El acompañamiento de las empresas no va más allá de algún tutorial instructivo de cuidados necesarios (pero sin insumos). Sus oficinas cerraron o atienden con horarios reducidos. En el último mes dos compañeros repartidores han fallecido en accidentes mientras realizaban entregas, y muchos otros han sufrido accidentes. En ningún caso la empresa se hizo responsable del cuidado de las personas a las que manda de acá para allá. Para ellos somos descartables.

Mirá también:  La Chispa #1 - ¿El País de las maravillas?

En el plano salarial, la situación es directamente calamitosa: se sigue cobrando el mismo monto por kilómetro, aun cuando la inflación se disparó desde el inicio de la cuarentena, y cuando sabemos que las empresas se están enriqueciendo tremendamente con nuestro trabajo, dado que somos los únicos que estamos dándole salida a miles de negocios en todo el país. Nuestro sueldo es miserable y cada día es peor.

En resumen, estamos más solos, más expuestos y explotados que nunca y por un salario que se reduce día a día frente a la inflación. Es por ello, que desde la juventud del Nuevo MAS estamos impulsando la conformación de comités de trabajadores y trabajadoras de comidas rápidas, repartidores y de call center para poder llevar adelante nuestros reclamos en un momento en el que nadie está velando por nuestros intereses y sin embargo nos usan para aumentar sus ganancias. Ante esto, es fundamental organizarnos por nuestras condiciones de trabajo y sueldos, para que podamos trabajar cuidándonos y cuidando a los demás, sin tener que ponernos en riesgo por un sueldo miserable.

¡Ponéte en contacto con nosotros para organizarte!

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La abnegación no es una palabra menor en la vida de los revolucionarios, y en esto el Che Guevara fue un ejemplo. Su impulso revolucionario lo llevó a dejar la comodidad de las oficinas del Banco Central de Cuba, del cual era presidente, para internarse en el monte nuevamente y luchar hasta su muerte. El imperialismo y la burguesía, después de matarlo, han buscado mercantilizarlo y ubicarlo como fetiche de vidriera. Por nuestra parte, creemos que debemos partir de su reivindicación como revolucionario y de una evaluación objetiva pero tambié...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre