El proyecto oficialista se tratará este sábado en el congreso en una sesión especial

Impuesto a las ganancias: La letra chica del proyecto de Massa

La iniciativa que busca fortalecer al oficialismo de cara a las elecciones tiene dos aspectos centrales en “su letra chica” que explicaremos desde Izquierda Web.

Rafael Ramírez

Este sábado se tratará el proyecto del presidente de la cámara de diputados, Sergio Massa, que eleva el mínimo no imponible del “impuesto a las ganancias” a 150 mil pesos.

El proyecto no elimina el impuesto al salario, ni cambia la estructura impositiva de nuestro país que en resumidas cuentas es la siguiente: El que menos tiene, más paga.

La iniciativa que busca fortalecer al oficialismo de cara a las elecciones tiene dos aspectos centrales en “su letra chica” que explicaremos desde izquierda WEB.

1) La modificación no elimina la cuarta categoría: Es decir, el impuesto a los asalariados no se elimina, solo sube el piso de quienes pagan. Eso quiere decir, que de acá a un tiempo, inflación y aumentos mediante, todos los que lo pagaban lo seguirán pagando.

Así ha sido a lo largo de las últimas décadas. La «reforma» lo único que hace es «actualizar» lo que ya es. La cantidad de trabajadores que pagarán este impuesto, de hecho, volverá a ser prácticamente la misma que en 2015: 1,2 millones.

2) El aguinaldo, las horas extras, bonos por producción y viáticos NO dejan de pagan ganancia: Incluso los meses de aguinaldo podes volver a pagar ganancias.

Nada nuevo bajo el sol

Ni el llamado “impuesto a las grandes fortunas” ni esta iniciativa cambian un ápice el sistema tributario argentino. El primero, es un pago por única vez, que no queda claro quien finalmente lo pagará debido a la resistencia de los grandes empresarios. El segundo, como ya lo explicamos es solo una excepción temporal.

A los trabajadores que menos ganan, nunca los exceptúan de pagar el más doloroso de todos los impuestos: El IVA a los alimentos. A los trabajadores que más ganan los exceptúen algunos meses del impuesto al salario y a los grandes empresarios solo les cobren una sola vez, si quieren y no hacen demasiados juicios, el llamado “impuesto patriótico”.

Mirá también:  Mendoza: Uno por uno, los legisladores que votaron envenenar el agua

Es así, detrás de las poses combativas y los discursos beligerantes, la estructura impositiva argentina sigue siendo la misma: El que menos tiene, más paga y el que tiene más, paga menos y cuando quiere.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Llegamos al final de esta hermenéutica del Prefacio de la Fenomenología del Espíritu, al que, recordamos, Marcuse había calificado como una de las más grandes realizaciones filosóficas de todos los tiempos. Como veníamos haciendo respetamos el propio ordenamiento del texto El recorrido (“la odisea”) fue ardua y por momentos escabrosa. No olvidemos que el “fin” propuesto: elevar a la filosofía como ciencia, implicaba ir desmenuzando e incorporando otros intentos para ese objetivo y requería de “medios” en donde el  esfuerzo para penetrar en e...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre