Trabajadores y trabajadoras del Garrahan

Hospital Garrahan: Hay que seguir firmes hasta ganar

Hace más de cuatro semanas la bronca explotó, y se convirtió en reclamo y en exigencia: ¡queremos un sueldo que nos permita llegar a fin de mes y no tener que endeudarnos para comprarles zapatillas a nuestros hijos!



Enfermeras con 2 o más trabajos para llegar a fin de mes, adelantos de sueldo, bonos miserables que nos niegan si estuvimos de licencia por Covid o si estuvimos de vacaciones… porque ellos nos obligaron a tomarlas; esta es la realidad de la Primera Línea del Hospital Garrahan. Es la realidad que el gobierno quiere ocultar, y que hoy la lucha de las y los trabajadores del Hospital está poniendo sobre la mesa: que mientras nos llaman héroes y heroínas, hay compañeras con sueldos de $43 mil.

Hace más de cuatro semanas la bronca explotó, y se convirtió en reclamo y en exigencia: ¡queremos un sueldo que nos permita llegar a fin de mes y no tener que endeudarnos para comprarles zapatillas a nuestros hijos! Con asambleas, paros escalonados, cortes de calle y movilizaciones, la organización comenzó a recorrer el hospital. Centro quirúrgico y las áreas Covid estuvieron a la vanguardia de la lucha que luego se extendió por el resto de los sectores. El paro se sintió fuerte en el turno franquero y el turno noche, cuya composición es mayoritariamente de enfermería.

El Consejo de Administración tomó nota de la contundencia de los paros y comenzó con los aprietes: amenaza de descuentos y sanciones para quienes pararon. Los jefes y sus aliados inundaron  los wasap de las compañeras, llenaron las salas con módulos; hicieron lo que sea para quebrar la unidad y la fuerza de la lucha, contando como siempre con la colaboración de los delegados de UPCN y SUTECBA, siempre listos para ir en contra de nuestros derechos.

El  Consejo está muy duro porque tiene el aval del gobierno nacional y del gobierno de Larreta. Porque si en el Garrahan logramos romper el techo de la paritaria miserable, atrás vienen los demás. La pandemia puso en evidencia para el conjunto de la sociedad lo que ya sabíamos hace rato; la Salud Pública está totalmente desfinanciada, y se sostiene por nuestro esfuerzo y compromiso. ¡Pero con vocación no pagamos el alquiler! Nos dijeron héroes, nos aplaudieron, hasta el propio presidente dijo que la Salud era su prioridad, ¡pero a la hora de pagarnos un sueldo digno somos totalmente descartables! Hasta nos negaron el bono de $6.500 –miserable de por sí– por haber tenido licencia por enfermarnos de Covid…

Mirá también:  Lear suspendió al 40% de los trabajadores de su planta de Escobar

La realidad que hoy vivimos en el Hospital, es la misma de muchos otros compañeros y compañeras de la Salud, y de los y las trabajadoras en general. Los sueldos que no alcanzan, las paritarias que son de miseria, empleos múltiples, condiciones de trabajo insalubres, destrato y una falta total de reconocimiento… Pero está claro que fuerza tenemos y que las amenazas no logran romper la huelga. Todos los turnos votaron el paro para esta semana “ya estamos en el baile, ¡ahora tenemos que bailar!”, dijo una compañera. Y es cierto, porque sabemos que esto no se va a resolver de un día para el otro, pero si nos mantenemos firmes podemos ganar.

Y aunque sea difícil dejar a los pacientes, más difícil es tener que atenderlos con la preocupación de no llegar a fin de mes, con el cansancio de venir de otro hospital o tener que hacer horas módulo, sabiendo que acá nadie nos va a regalar nada, y que todo lo que consigamos va a ser con la lucha.

Los medios ayudan al gobierno y al Consejo tapando lo que pasa acá, pero hay mucha solidaridad, familiares que nos dan su apoyo, organizaciones que acompañan. ¡No estamos solos y solas! Tenemos que seguir firmes con el paro, con las movilizaciones, ¡que en todo el país se enteren que en uno de los Hospitales más importantes de Pediatría nos empujan a parar para ganar un salario digno!

Por eso se hace tan necesaria la coordinación por abajo con otros sectores de salud de la Ciudad y nacionales para dar una pelea de conjunto. La burocracia de UPCN, SUTECBA Y ATE NACIONAL todos aceptaron la paritaria miserable del gobierno, que quiere resolver la pandemia rompiendo la espalda de las y los trabajadores de la salud, sin reconocer el esfuerzo, porque cada peso que entra al Estado lo usan para pagar la usuraria deuda externa.

Mirá también:  Coronavirus: la vida de los trabajadores de Ternium también vale

Reapertura de paritarias y aumento salarial del 50% en una cuota

Salario inicial de 100mil, ningún trabajadxr debajo de la canasta familiar

Plus por área cerrada y 20% de plus para el área Covid

$22.500 para todxslxstrabajadorxs del hospital, no sólo para Sistemas

Pase a planta de todxslxscontratadxs

Régimen de insalubridad

15/7 ¡Todxs al Ministerio!

¡Sigamos con fuerza que a esta lucha la podemos ganar!

Corriente Sindical 18 de Diciembre

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre