Hacia la 16 Marcha de la Gorra: Justicia para Ezequiel Castro y para todxs lxs pibxs

Hablamos con Lorena, mamá de Ezequiel Castro, pibe de 21 años que en junio pasado se sumó a engrosar la triste lista de jóvenes víctimas de la Policía y el gobierno cordobés.

0
158

El próximo 29 de noviembre a las 18 horas desde Colón y Gral. Paz se realizará en Córdoba una nueva Marcha de la Gorra. Hace 16 años que se organiza esta movilización que denuncia que el Gobierno de Córdoba ejerce una violencia institucional sistemática hacia lxs pibxs.

Esta nueva edición de la Marcha de la Gorra se da en el marco de un Gobierno Provincial empujado hacia la crisis por una Córdoba movilizada. A modo ilustrativo, en la semana que pasó las y los trabajadores de la salud se mantuvieron movilizadxs, con asambleas y de paro en reclamo por sus salarios principalmente. Además, este jueves movilizó en una multitudinaria marcha la multisectorial antirrepresiva para repudiar los proyectos de Hacemos por Córdoba y Juntos por el Cambio presentados en la legislatura cordobesa que buscan prohibir, perseguir y criminalizar la protesta social, a lo que se sumó el absoluto repudio y pedido de Justicia por el crimen vial del cual Oscar González es responsable; y declaró el exministro de seguridad Alfonso Mosquera en el juicio por Blas Correas, lavando de responsabilidades al Gobierno y al Ministerio de Seguridad. Todo esto a pesar de los intentos de Schiaretti de lavarle la cara a su Gobierno con el cambio de gabinete y la asignación de nuevos ministros de salud y de seguridad.

Este es el marco en el que se da esta nueva movilización. En Córdoba, el Ministerio de Seguridad, con cara nueva o vieja, y su brazo armado, la Policía, persigue, detiene, golpea, tortura y mata a lxs pibxs. Los familiares de los Blas, los Joaquín, los Braian, los Ezequiel engrosan la cabecera de lo que va a ser la 16° Marcha de Gorra.

Cronología de un crimen estatal

Hablamos con Lorena, mamá de Ezequiel Castro, pibe de 21 años que en junio pasado se sumó a engrosar la triste lista de jóvenes víctimas de la Policía y el gobierno cordobés. Ella nos contó los detalles de este caso que, como muchos otros, describe completamente la violencia institucional que esconden la Policía, el Ministerio y el Gobierno. A continuación sus palabras:

8/06/2022

Mi nombre es Lorena, soy mamá de Ezequiel Castro. Él fue detenido el 8 de junio de este año a una cuadra y media de mi casa. Él había salido con un amigo a tomar una coca y lo detuvo la policía. La policía dice que lo detuvo porque había querido entrar a robar. Después dijeron que no, luego de los testimonios de los vecinos. Que él estaba con un brote psicótico. Nunca había tenido nada de eso: mi hijo trabajaba en blanco, estudiaba, estaba terminando el secundario en Villa Allende.

9/06/2022

Al otro día yo llamo a Tribunales. Pregunté por él y me dijeron que todavía no tenía traslado para ningún lado pero que lo estaba viendo un médico porque estaba muy alterado. Me dijeron que llamara después de las 13 hs. Llamé y llamé pero no me pude comunicar más. Llamo al otro día y me dicen que tiene traslado para el EP9[1] . Llamo al EP9 y me dicen que no ingresó nadie con ese nombre, que el sistema está caído, que vuelva a llamar. Me comuniqué más tarde, volví a llamar, insistí hasta que me comuniqué y me dijeron “acá no ingresó nadie con ese nombre”.

10/06/2022

Llamo de nuevo a Tribunales y les digo que me habían dicho que lo iban a trasladar al EP9 pero que ahí no estaba. Me dicen que llame al Hospital San Roque porque él “estaba muy alterado”. No me pude comunicar. No me pude comunicar con mi hijo, no supe donde estaba.

13/06/2022

Después, el lunes a la mañana vino un móvil de policía a mi casa y me avisan que mi hijo estaba internado en el Hospital Misericordia, que urgente me llamaban. Nos hicimos presentes con mi marido y nos dijo el doctor que él había ingresado con muchos golpes, deshidratado. Él ya estaba intubado, estaba en coma inducido cuando lo vi. Todo golpeado, moreteado por todos lados. Estaba irreconocible mi hijo como me lo habían dejado. Después esa misma mañana nos quedamos esperando que abran Tribunales. Fuimos y les preguntamos qué había pasado con Ezequiel y ellos nos dijeron » su hijo tenía la libertad el viernes porque no tenía causa, no tenía nada». Con mi marido le dijimos “¡¿Cómo que tenía la libertad?! ¡Está internado en coma!” Ellos no sabían nada. Y ahí empezó todo.

14 de junio 2022

El martes volvimos porque era el parte médico. La doctora nos dijo que él estaba muy golpeado, que tenía mucha fortaleza para vivir pero que no sabíamos si iba a vivir porque tenía golpes internos. Tenía una toxina en su cuerpo a raíz de los golpes que le perjudicaron sus riñones, y de ahí empezó todo a funcionar mal en su cuerpo a causa de golpes muy fuertes. Nos pidieron dadores de sangre, los conseguimos. Nos llaman a la tarde noche y nos dicen que nos acercamos al hospital y me dicen que ya no hay más nada que hacer. Mi hijo falleció el 14.

Luchar por justicia para Ezequiel y para todxs lxs pibxs

(…) Y desde ahí viene la lucha. Todos los días ir a Tribunales a pedir explicaciones. Fuimos al EP9 donde mi hijo estaba en el CPA[2] en el mismo predio. Es un lugar donde llevan a las personas que tienen problemas de salud mental, de adicciones. Ahí tenían a mi hijo. Los tienen a los chicos medicados, «cuidados» supuestamente. Dicen que mi hijo estaba con suero. Que no quiso dar información de mi casa, no quiso hablar con nosotros y esas son mentiras porque estoy segura que mi hijo hubiera querido hablar conmigo. Esto es porque los tienen golpeados, sedados, no saben ni qué día es.

Y de ahí viene nuestra lucha todos los días. Conocimos familiares de las Coordinadoras contra el Gatillo Fácil. Y empezamos a marchar, y ahí conocí mucha gente que me está apoyando mucho en esta lucha de todos los días.

Es muy difícil pero tenemos que seguir porque lo único que quiero es que se haga justicia y saber quienes golpearon a mi hijo. (…) Quiero hacer responsables a los policías que se llevaron a mi hijo, a los médicos que dieron el permiso de trasladarlo al CPA. A los del CPA que estuvieron con mi hijo ahí. ¡¿Cómo puede ser que mi hijo llegue al Misericordia deshidratado cuando lo tenían supuestamente con suero en el CPA?!

Hemos estado participando en muchas marchas. Apoyando a familias que les ha pasado lo mismo. Asique todos los días luchando. Ahora se viene la Marcha de la Gorra, también vamos a participar. participamos de la Marcha de la Salud Mental, fuimos a la Facultad de Psicología, donde estuvo María Pía Guidetti[3] y ahí nosotros le preguntamos qué pasó con mi hijo, si ella estaba al tanto. Le pedimos explicaciones de por qué no nos llamaron, no nos avisaron, no nos dijeron nada. Por qué no nos preguntaron si necesitábamos algo, ayudarnos a esta causa para que se sepa la verdad, para que se sepa quiénes le pegaron a mi hijo.

Fuimos al EP9, hicimos una marcha ahí. Tampoco nos atendió nadie. Nadie nos da explicaciones de nada. (…) Porque ellos se piensan que porque tienen autoridad pueden hacer lo que quieran con los pibes pero no es así. Ellos no tienen derecho a sacarle la vida a nadie. (…) Todos los días luchamos sin él, con su ausencia. (…) Pero yo voy a luchar hasta el fin porque quiero saber quiénes son los responsables de la muerte de mi hijo.

16° Marcha de la Gorra

El 29 de noviembre tenemos una cita de honor: hay que estallar las calles en contra de la política represiva del gobierno. Porque ser joven no es delito, marchamos contra el gatillo fácil y por justicia para las víctimas.

 


[1] Se refiere al Establecimiento Penitenciario Nº 9 Unidad de Contención del Aprehendido, conocido como UCA.

[2] El Centro Psicoasistencial de Córdoba es una institución que se inauguró en 2008, y, según el entonces Ministro de Salud, (y actual responsable del crimen vial de las Altas Cumbres), Oscar González, pretendía descomprimir la ocupación de camas del Hospital Neuropsiquiátrico, para usuarixs que están judicializados. La realidad es que funciona con las mismas lógicas que cualquier otra institución represiva: familiares denuncian maltratos, ingresos sin registro, medicación forzada, torturas.

[3] Directora de la Secretaría de Salud Mental de la Provincia de Córdoba, responsable del CPA.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí