Guzmán viajará al G20 con miras a seguir negociando con el FMI

Guzmán se prepara para su viaje a Italia en el marco del G20, con las miras puestas en la negociación de la deuda. Mientras sigue avanzando el ajuste contra los trabajadores y los sectores populares, el gobierno sostiene su política de sometimiento a los organismos de crédito internacional.

0
13

El Ministro de Economía, Martín Guzmán, se prepara para su viaje a Italia a la cumbre del G20 con las miras puestas en la negociación con el FMI. Un nuevo paso en la política de sometimiento de nuestro país a los organismos de crédito internacional.

Luego de obtener una prórroga en los vencimientos de deuda con el Club de París, que supuso algo de alivio en los fondos del BCRA, el ministro viaja a negociar teniendo como prenda haber reducido el déficit fiscal a costa de un ajuste del gasto.

El presupuesto del 2021 representó un recorte. Se fijó estimando una inflación irrisoria del 29%. En ese marco, los presupuestos estatales quedaron muy por debajo del aumento de precios y, a coste de ajustes en salud, educación, quita de ayudas sociales como el IFE y de una pérdida de poder adquisitivo de la planta de trabajadores estatales, se redujo el gasto estatal en relación a la recaudación.

El próximo 9 de julio, el gobierno deberá pagar 164 millones de dólares por intereses a tenedores de bonos Global, GE y Global. Es la deuda reestructurada por Guzmán hace un año, reestructuración que cerró 17 mil millones arriba de la oferta inicial. Además, según la Oficina de Presupuesto del Congreso, este año también hay vencimientos por 4.589 millones de dólares, con pagos importantes cerca de fin de año, pago que absorbería los propios giros pautados por el FMI hacia nuestro país.

Las consecuencias de esta política de sometimiento a los organismos de crédito internacional son ya conocidas. Implican un control por parte de los mismos de las políticas fiscales del país, exigiendo mayores ajustes y una injerencia que vulnera la autonomía política de los países.

Mientras la inflación sigue pulverizando el salario y la pobreza ya alcanza al 42% de la población, la única solución viable para mejorar el nivel de vida de los trabajadores y los sectores populares es establecer el no pago de la deuda, con el objetivo de volcar esos recursos en función de los intereses y las necesidades de los de abajo.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí