Recuperación de tierras y militancia

Guernica y el macartismo contra la juventud militante

La campaña de demonización de la juventud militante y las organizaciones de izquierda que acompañamos la lucha de Guernica. Reflexiones para reafirmar el valor político y moral de la juventud militante.

Ana Vázquez
Redacción Semanario Socialismo o Barbarie.


toma de guernica Nuevo MAS

“Trabaja y lucha; lucha y trabaja. Éste debe ser un poco el mandato para las nuevas generaciones militantes. (…)

La dinámica del capitalismo, R Sáenz, SoB 30/31

 

Dejando de lado el arco político de los ultrarreaccionarios de la derecha vernácula, los funcionarios K (y otros no funcionarios) denigraron a la izquierda y a la juventud militante que acompañó desde el primer día hasta la desocupación, a los trabajadores, las mujeres y la juventud en Guernica.

Berni lo dijo: “En ese sentido -en diálogo con América– manifestó que ‘había grupos de izquierda armados que fueron únicamente a pelearse con la policía’. ‘Ninguno de esos estaban por una necesidad habitacional’”, arremetió. (Infobae, 30/10/20)

Pero no fue el único. La juventud militante, que fue enarbolada como un orgullo dentro del progresismo K, ahora son los “infiltrados de siempre” que perturban el orden social. ¿Por qué? Porque se ponen del lado de las necesidades de los pobres, los superexplotados y los acompañan hasta el final. Con pocas palabras, pero claras y contundentes: el derecho a la vivienda, vulnerado para una mayoría social superempobrecida.

Esta demonización de la juventud que lucha pone blanco sobre negro, clarifica cualquier nebulosa que pudiera haber entre las necesidades de los explotados y oprimidos y las organizaciones independientes que los acompañan. Ponen el cuerpo, sus percepciones, su conciencia, para colaborar activamente al avance de aquéllos.

Si sos funcionario, alcahuete de los empresarios y/o especuladores inmobiliarios, buchón o botón, no hay cuestionamiento de parte del Estado. Hacés lo que tenés que hacer: engañar, reprimir, tirar propuestas incumplibles. Ese es un viejo oficio conocido entre los/as luchadores/as. Pregúntenle al ministro de Seguridad, Sergio Berni, si tienen algún recuerdo de su paso por la mina de Río Turbio…

Mirá también:  Manuela Castañeira: "Hay un espacio para renovar a la izquierda"

Personalmente, me consolidé como militante socialista apoyando conflictos obreros o alternativas clasistas en elecciones de lugares de trabajo. Las experiencias en Astilleros Río Santiago, Petroquímica Sudamericana, trabajadores de la UOCRA en la construcción de Petroquímica Mosconi, fueron mis “libros” prácticos.

También la experiencia transmitida oralmente por luchadoras y luchadores del Barrio Mosconi, de Ensenada, que habían logrado su pedazo de tierra para construir su casita con el sacrificio de más de una generación.

Las organizaciones sociales, políticas o individuos que se solidarizan con las peleas de los de abajo no somos algo “externo”. Somos carne y uña, nos une la misma pelea de nuestra clase. Sea por salario, por trabajo, por vivienda, contra la represión.

En esa conjunción de pelea, organización, discusiones abiertas y sin condicionamientos de cómo es la mejor forma de continuar por los reclamos, se forja esa unidad de clase, de la que aprendemos todos/as. Los/as compañeros/as protagonistas de sus reclamos y quienes apoyamos.

Aprendemos y avanzamos todos/as. Ese es el “susto” de quienes nos atacan desde la vereda de enfrenten. Cada paso adelante nuestro es una dificultad mayor para ellos para engañarnos, poner nuevos obstáculos, someternos a las necesidades y la política de nuestros enemigos de clase: la burguesía y sus Estados, se pinten del color que sea.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre