Gran paso adelante de los trabajadores de Télam: La justicia ordena reincorporar a 160 despedidos

0
24

Luego de más de cien días de lucha, los trabajadores de la Agencia Nacional de Noticias estatal han logrado un primer e importante triunfo: acaban de dictaminar que las autoridades deben reincorporar a 160 de los 357 despedidos. Han pasado largos meses y los jueces, rápidos en carpetazos macristas, venían dilatando toda resolución respecto a un conflicto de trascendencia nacional por tratarse de la única agencia de noticias del Estado, independiente de los multimedios como La Nación y Clarín. Es evidente que no han tenido otra opción que escuchar los reclamos debido a la tenacidad con la que los compañeros han peleado por sus puestos de trabajo.

La experiencia de estos trabajadores ha sido muy rica en pocos meses: han impulsado grandes movilizaciones, ocuparon pacíficamente la propia agencia y el CCK, han coordinado con otros sectores de trabajadores y hecho pública su lucha en todos lados. Mientras tanto, la intervención macrista integrada por Rodolfo Pousá, Ricardo Carpena y Pablo Ciarliero intentó montar una Télam “paralela” sin sus periodistas incapaz de cumplir el rol que tuvo históricamente de ser una de las fuentes de información más importantes del país, sino la más importante. Recurrieron incluso a patotas para amedrentar a los compañeros.

Se trata esta de una pelea que es mucho más que sindical, en la que estén en juego no sólo los puestos de trabajo. Está en cuestión el problema del propio sistema de medios del país y su funcionamiento. Los únicos con el dinero y el aparato para reemplazar una agencia de noticias de la magnitud de Télam son los grandes multimedios privados. Con particular descaro, cuando comenzaba el conflicto uno de los interventores justificó los despidos por el “sesgo ideológico” de quienes habrían perdido sus puestos de trabajo. Pocas veces se ha visto en nuestra historia reciente que un funcionario justifique la persecución ideológica con semejante soltura.

La resolución de Ricardo Tatarsky del juzgado 22 es un gran paso adelante, justificadamente festejado por los trabajadores, pero no pone fin al conflicto. Ya ha habido otras resoluciones judiciales contra el gobierno en esta misma lucha y en otras peleas de los trabajadores y el macrismo las ha pasado por alto con la descarada impunidad del poder. Los compañeros lo tienen muy claro: solamente con sus fuerzas es que lograrán definitivamente torcerle el brazo a la intervención macrista.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí