Glasgow: Cumbre contra el cambio climático marcada por protestas y activismo ecologista

Las nuevas generaciones se ponen a la cabeza de exigir y denunciar a los políticos capitalistas que defienden este sistema responsable de la destrucción del planeta.

0
80

La 26° Cumbre mundial de las Naciones Unidas contra el Cambio Climático que se está realizando en Glasgow no sólo está reuniendo a decenas de líderes políticos de todo el mundo, sino también a miles de activistas que se acercaron a la ciudad escocesa para exigir la implementación de medidas reales y urgentes contra el calentamiento global.

Luego de denunciar a los líderes mundiales por su «bla, bla, bla», Greta Thunberg se hizo presente en el lugar y encabezó una movilización de miles de activistas ambientalistas provenientes de toda Europa, la mayoría de ellos adolescentes.

En una entrevista para la BBC, Thunberg declaró que «el cambio climático no es una verdadera prioridad» para los líderes actuales. Y volvió a denunciar que «hablan mucho, pero no hacen».

Las protestas se extenderán durante los 11 días que durará la cumbre, aunque una de las paradas más importantes será el próximo 6 de noviembre, fecha en la que se convoca una nueva Huelga Mundial por el Clima.

En la calle, diferentes agrupaciones se encargaron de denunciar a los líderes mundiales, incluido a aquellos que se llenan la boca con su «ecologismo», como Joe Biden o Boris Johnson. «Dejen de jugar juegos climáticos», decía una de las intervenciones callejeras que utilizaba la temática de la serie «El Juego del Calamar».

«Dentro de la COP sólo hay políticos y personas en el poder que fingen tomarse en serio nuestro futuro. El cambio no va a venir de ahí dentro. Eso no es liderazgo. Esto es liderazgo», aseguró Thunberg señalando a la manifestación.

Protagonismo indígena

Otro de los momentos destacados de la jornada fue la participación de activistas indígenas en la cumbre. Uno de los discursos más resonantes fue el de Txai Suruí, una joven brasileña de 24 años perteneciente a una comunidad indígena de la Amazonia.

«Los pueblos indígenas están en primera línea de la emergencia climática y necesitamos estar en el centro de las decisiones que se toman aquí», afirmó Suruí. «No es 2030 o 2050. Es ahora. Mientras ustedes cierran los ojos a la realidad, el defensor Ari Uru-eu-wau-wau, mi amigo desde niña, fue asesinado por proteger la selva».

La vehemencia de la activista contrastó con el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, quien se «comprometió» a bajar las emisiones sólo un 50% para el año 2050, mucho menos de lo necesario e incluso menos que otros países de características similares. Por su parte, el Presidente Jair Bolsonaro, confeso negacionista del cambio climático, decidió no participar.

Vestida con su atuendo tradicional, la joven indígena acusó a los líderes políticos de «cerrar los ojos ante la realidad». Además, destacó que «el clima se está calentando, los animales están desapareciendo, los ríos están muriendo y nuestras plantas ya no florecen como antes. La tierra está hablando y ella nos dice que no tenemos más tiempo». El discurso tuvo un fuerte impacto y se viralizó en las redes sociales.

La cumbre se desarrolla luego de que el hemisferio norte venga de transitar el verano más caliente desde que se tenga registro. Ante la urgencia de medidas necesarias para combatir el cambio cimático, las nuevas generaciones se ponen a la cabeza de exigir y denunciar a los políticos capitalistas que defienden este sistema responsable de la destrucción del planeta.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí