Lo acompañó Martín Guzmán como parte de la Comitiva

Gira de Alberto por Europa: buscando apoyos para negociar con el FMI

En momentos en que la segunda ola de la pandemia impacta con fuerza en la Argentina, la gira de Alberto en busca de apoyos para avanzar con las negociaciones de deuda es un mal augurio: sólo pueden representar un mayor ajuste a los trabajadores y el pueblo.

Ignacio Julián

EL presidente Fernández arranco su gira por el viejo continente con el objetivo de buscar consensos para la negociación de la deuda. Portugal, España, Francia, Italia y el Vaticano.

La gira del presidente y su comitiva, (conformada por el ministro de economía Martin Guzmán; la primera dama, Fabiola Yáñez; el canciller Felipe Solá; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi) empezó el día de ayer, domingo, en su viaje a Portugal.

Su primera parada fue una reunión con el presidente Marcelo Rebelo De Sousa, en el Palacio Presidencial de Belem. Primero, fue privada, luego se amplió con la presencia de Guzmán, Sola y el embajador argentino en Lisboa, Rodolfo Gil.

«Venimos a ratificar nuestros acuerdos con Europa para que nos acompañen en el desarrollo argentino», dijo Fernández tras el encuentro. El asunto fundamental para Fernández es conseguir apoyos para la negociación de la deuda que lleva adelante el gobierno con el FMI. Lo que llaman un “acuerdo sustentable”, traducido: un ajuste progresivo y a largo plazo que ya se está empezando a aplicar.

En momentos en que la segunda ola de la pandemia impacta con fuerza en la Argentina, la gira de Alberto en busca de apoyos para avanzar con las negociaciones de deuda es un mal augurio: sólo pueden representar un mayor ajuste a los trabajadores y el pueblo.

En el día de hoy, lunes, Alberto Fernández se reunió con el primer ministro portugués, Antonio Luis Santos Da Costa. Una vez terminada, realizaron una declaración conjunta en el Palacio Sao Bento. A su vez, si bien el principal tema en agenda era la deuda, también se problematizó la escasez de vacunas contra el covid.

Mirá también:  Una oferta salarial a la medida del FMI

La agenda presidencial para buscar apoyos de sus pares europeos para la negociación con el FMI seguirá el miércoles en Francia, donde se reunirá por la mañana con empresarios en la embajada argentina en Paris, y luego en el Palacio de Los Eliseos, con el presidente Emmanuel Macron. Por la tarde viajará a Italia.

El jueves, Fernández se reunirá en el Vaticano, en audiencia privada en el Palacio Apostólico con el papa Francisco. Luego almorzara con su par italiano Sergio Mattarella en el Palacio de Quirinale. Luego se reunirá con el presidente de Consejos de Ministros Mario Draghi en el Palacio Chigi. El día viernes, la comitiva presidencial volverá a Buenos Aires en un vuelo directo desde Roma.

El acompañamiento de Guzmán a la gira es un signo político: sostener al debilitado ministro luego de la interna abierta en el FDT. Como decíamos en una nota anterior, la hoja estratégica del FDT «fernandista» era apoyarse en una relativa contención del desastre pandémico para «ajustar» la economía. Reducir el déficit fiscal, acordar con el FMI, planchar los salarios. En definitiva aumentando la «competitividad» del país en términos capitalistas, un plan que perjudica más que a nadie a la clase trabajadora al ser su salario el factor principal para abaratar los precios internacionales. El ariete principal de dicho plan era sin duda el Ministro de Economía, Martín Guzmán (prácticamente un vocero del FMI) que ahora se vio sumamente debilitado por la interna. Esta gira del gobierno marca, sin embargo, la intención de reafirmar el curso económico de ajuste pergeñado por el oficialismo.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Artículo: Monthly Review. Traducción por Delfina Castellú Entre los académicos angloparlantes, la valoración usual de los escritos filosóficos de Frederick Engels ha sido hasta hace poco casi totalmente negativa. Los críticos de Engels han tendido a juzgarlo como un fracaso filosófico: un aficionado cuyo diletantismo cargó a la izquierda marxista del siglo XX con una ontología reduccionista, una epistemología positivista y una política fatalista. De acuerdo con sus críticos, el problema nodal de su  pensamiento fue su aceptación del concepto...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre